See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Medicamentos cardiacos podrían prevenir los ataques de corazón relacionados a la cirugía

Los bloqueadores beta parecen proteger a los pacientes de alto riesgo, aunque es necesario realizar más estudios

MIÉRCOLES 27 de julio (HealthDay News/HispaniCare) -- Los medicamentos cardiacos ampliamente usados conocidos como bloqueadores beta pueden convertirse en salvadores de vidas potenciales en ciertos pacientes que se someten a cirugías no cardiacas, reportan los investigadores.

Concluyen que en pacientes de alto riesgo, el uso de bloqueadores beta puede ayudar a proteger contra un ataque cardiaco durante la cirugía. El estudio fue menos concluyente cuando se trató de pacientes de menor riesgo para este tipo de complicación.

"Es muy difícil sacar conclusiones de nuestros estudios que nos permitan afirmar de forma contundente que los pacientes de bajo riesgo no sufrirán daño alguno por el uso de bloqueadores beta", dijo el investigador principal, el Dr. Evan M. Benjamin. "Por otra parte, estamos mucho más confiados por el beneficio que hemos observado en pacientes de alto riesgo".

Los hallazgos aparecen publicados en la edición del 28 de julio del New England Journal of Medicine.

Más de 20 millones de estadounidenses cada año se someten a una cirugía que no está relacionada con el corazón, y cerca de 50,000 de ellos sufrirán ataques cardiacos como complicación de la cirugía, enfatizaron los investigadores.

Aunque varias organizaciones importantes, incluido el American College of Cardiology, han estado recomendando el uso de los bloqueadores beta para prevenir ataques cardiacos, la evidencia del efecto beneficioso de los medicamentos está basada en "estudios que han incorporado a un pequeño número de pacientes", de acuerdo con Benjamin, quien es vicepresidente de control de calidad en el Centro Médico Baystate, un hospital escuela de la Facultad de Medicina de la Universidad de Tufts, en Springfield, Mass.

"Nuestro estudio intentó responder a dos preguntas", destacó. "¿Están los médicos siguiendo las directrices para el uso de los bloqueadores beta en cirugía no cardiaca? ¿Son los bloqueadores beta realmente efectivos?".

El estudio observó los registros de casi 783,000 pacientes adultos que se sometieron a cirugías no cardiacas en 329 hospitales en los EE.UU. en 2001 y 2002. De esos, a más de 122,000 se les administró bloqueadores beta durante sus primeros dos días en el hospital. Benjamin y sus colegas estudiaron la incidencia de ataques cardiacos entre estos pacientes.

Hallaron que el tratamiento con bloqueadores beta benefició a los pacientes en alto riesgo de un ataque cardiaco, pacientes con dos o más factores de riesgo cardiovasculares tales como enfermedad cardiaca preexistente, diabetes, alta presión arterial o altos niveles de colesterol. En estos pacientes, el uso de bloqueadores beta redujo la tasa de mortalidad quirúrgica entre 12 por ciento y 42 por ciento, según el número de factores de riesgo.

Sin embargo, no observaron beneficio alguno (pero si daños potenciales) en personas más saludables y con menos de dos factores de riesgo cardiovascular, anotaron los investigadores.

El estudio sí tiene algunas fallas, destacó el Dr. Philip J. Devereux, cardiólogo de la Universidad McMaster en Hamilton, Ontario. Anotó, por ejemplo, que no hubo información sobre si los pacientes estaban tomando bloqueadores beta para una dolencia cardiaca al momento de la cirugía.

"No sabemos por qué a las personas se le administraron o no bloqueadores beta", explicó Devereux. "Por lo tanto, es difícil de saber si los bloqueadores beta fueron responsables del resultado".

Devereux apuntó que ha realizado un meta análisis de estudios sobre el uso de los bloqueadores beta en cirugías que actualmente está pendiente de publicación. "La evidencia es estimulante, aunque muy débil", insistió. "Lo que necesitamos es la evidencia rigurosa de un ensayo controlado de gran escala".

Benjamin estuvo de acuerdo. "La evidencia real procederá de un ensayo controlado [y planificado], en el que ahora se están registrando 10,000 pacientes", manifestó.

El ensayo ya cuenta con 4,500 pacientes en ocho países, dijo Devereux, quien está ayudando en su ejecución. Un estudio de este tipo es necesario porque existen riesgos potenciales en el uso de bloqueadores beta, incluyendo un ritmo cardiaco reducido y presión arterial elevada, sostuvo.

Más información

La American Academy of Family Physicians explica los fundamentos básicos de los bloqueadores beta.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Evan M. Benjamin, M.D., vice president, quality control, Baystate Medical Center, Springfield, Mass; Philip J. Devereux, M.D, cardiologist, McMaster University, Hamilton, Ontario; July 28, 2005, New England Journal of Medicine
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined