See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Medicamentos ya existentes podrían detener las infecciones relacionadas con el SIDA

Antipsicóticos genéricos bloquean el virus, reporta el estudio

JUEVES 18 de noviembre (HealthDayNews/HispaniCare) -- Medicamentos genéricos usados para tratar otros trastornos también podrían detener las infecciones virales fatales que son casi intratables actualmente y que se han convertido cada vez más comunes entre los pacientes con SIDA.

Los investigadores de la Universidad Brown encontraron que algunos medicamentos antipsicóticos, y posiblemente hasta un antihistamínico, pueden bloquear un receptor llamado 5HT2A, que permite la entrada a un virus conocido como JCV al sistema nervioso. Una vez el virus entra al sistema nervioso, progresa en el trastorno que se conoce como leucoencefalopatía multifocal progresiva (PML, siglas en inglés), la cual causa demencia, pérdida de la visión, deterioro del movimiento y del habla e incluso la muerte.

El virus es muy común, es portado hasta por un 80 por ciento de los adultos estadounidenses. Afortunadamente, la PML aparece raras veces relativamente, afectando solo a una de cada 200,000 personas. Sin embargo, en personas con SIDA el número es mucho mayor. Casi el 4 por ciento de las personas con sida desarrolla el trastorno. Las personas que han recibido transplantes o tratamiento contra el cáncer, o que han comprometido su sistema inmunológico por alguna otra razón, también son susceptibles al trastorno. La incidencia de PML ha incrementado en mitades desde 1979, en gran parte debido al aumento del número de personas con SIDA, de acuerdo al estudio.

"Estos resultados abren la posibilidad de que los medicamentos para tratar al receptor 5HT2A puedan ser útiles en la prevención del desarrollo del PML en pacientes con SIDA al proporcionarles dichos medicamentos de forma profiláctica, o que puedan prevenir la progresión de la enfermedad en pacientes que ya hayan sido diagnosticados con la enfermedad", dijo el autor del estudio Walter Atwood, un profesor asociado de ciencias médicas de la Universidad Brown en Rhode Island.

Atwood y sus colegas informaron sobre sus hallazgos en la edición del 19 de noviembre de Science.

Debido a que muchas personas son portadoras del virus JVC y que tan sólo unas cuantas desarrollan PML, los investigadores querían descubrir cómo el virus ingresaba a las células en el sistema nervioso.

Probaron el medicamento clorprozamina, que es utilizado normalmente para el control de síntomas sicóticos, y encontraron que podía detener al JVC de ingresar a las células. Pero la clorprozamina conlleva muchos efectos secundarios problemáticos, como la baja presión sanguínea y temblores, por lo que buscaron otros medicamentos que podrían tener el mismo efecto.

Tras probar otros siete medicamentos, los investigadores encontraron otras 3 medicinas que podían prevenir la entrada del virus a las células del sistema nervioso. Los medicamentos tenían una cosa en común: todos bloqueaban al receptor de serotonina 5HT2A.

Eso hizo que Atwood y sus colegas se preguntaran si habían descubierto cómo el JCV ingresaba a las células. Evaluaron células especiales que no manifestaban el 5HT2A y encontraron que esas células no podían ser infectadas por el JCV. Luego, alteraron estas células para que manifestaran el receptor, y el JCV pudo entrar a las células, demostrando que el receptor 5HT2A sirve de conducto para el virus.

"Queríamos saber cómo el virus ingresaba y hemos encontrado la puerta", dijo el Dr. Charles González, un especialista de enfermedades infecciosas e inmunología en el Centro Médico de la Universidad de Nueva York. "No sólo encontraron la puerta, sino que descubrieron cómo detener al virus de usar la llave que abre la cerradura".

Lo que nos entusiasma aún más, señaló, es que los medicamentos que bloquean al receptor ya han sido aprobados para su uso en otros trastornos por la U.S. Food and Drug Administration.

"Para los pacientes y médicos, esto es como anotar el gol de la victoria", declaró González.

Atwood advirtió que su trabajo había sido realizado solamente en células de laboratorio; los medicamentos aún no habían sido usados para tratar a alguien con PML.

Sin embargo, señaló que el antihistamínico ciproheptadina, a veces recetado como estimulante para el apetito en personas con SIDA, también bloquea el 5HT2A. Debido a que este medicamento es relativamente benigno, opinó que los médicos pueden usarlo para otros fines que los originales, para tratar e intentar prevenir el PML. Atwood trabaja con centros neurológicos para tratar de preparar ensayos clínicos a menor escala para ver si la ciproheptadina puede, de hecho, prevenir el PML.

"La investigación básica a veces arroja resultados simples, rápidos e inesperados", apuntó González. "El hecho de que esto no demorará mucho es magnífico en términos de prevención".

Más información

Para obtener más información sobre la leucoencefalopatía multifocal progresiva, visite el sitio del National Institute of Neurological Diseases and Stroke.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Walter Atwood, Ph.D., associate professor, medical science, Brown University, Providence, R.I.; Charles Gonzalez, M.D., infectious disease and immunology specialist, New York University Medical Center, and assistant professor, New York University School of Medicine, New York City; Nov. 19, 2004, Science
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined