See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Pequeños errores en las dosis de anticoagulantes en la sala de emergencias podrían no tener problema

Estudio sugiere que son las características del paciente las que causan malos resultados de ataques cardiacos

MARTES 12 de abril (HealthDay News/HispaniCare) -- Un reciente estudio halla que la muerte y las complicaciones graves en pacientes de ataque cardiaco que reciben potentes anticoagulantes tienen más probabilidades de ser causados por características individuales del paciente que por errores en las dosis de los medicamentos.

Según los autores los hallazgos sugieren que los médicos de la sala de emergencias que están muy preocupados sobre la posibilidad de errores menores en las dosis cuando hacen uso de medicamentos anticoagulantes para salvar vidas. Dicha preocupación podría causar un uso insuficiente de estos fármacos, conocidos como agentes fibrinolíticos.

Cerca de uno de cada tres pacientes ingresados en los departamentos de emergencia con síntomas de ataque cardiaco no recibe estos medicamentos, anotaron investigadores del Instituto de Investigación Clínica de la Universidad de Duke en Durham, Carolina del Norte. Las preocupaciones de los médicos debido a dosis incorrectas es una de las razones citadas para justificar el reducido uso de anticoagulantes, dijeron.

En el estudio, publicado en la edición del 13 de abril del Journal of the American Medical Association, el equipo de la Duke analizó la información de un estudio realizado con cerca de 17,000 pacientes con síntomas de ataque cardíaco, quienes habían recibido un anticoagulante o un placebo.

Cerca del cinco por ciento de los pacientes recibió dosis incorrectas de anticoagulantes, según informaron los investigadores. La tasa de muerte de treinta días para pacientes que recibieron una sobredosis fue del 9.8 por ciento, y de 19.5 por ciento para quienes no recibieron una dosis adecuada. Los pacientes que recibieron la dosis correcta presentaron una tasa de muerte de 5.4 por ciento.

Sin embargo, las mismas estadísticas se mantuvieron para pacientes que recibieron un placebo inerte, según anotaron los investigadores.

Hubo una tasa de muerte del 10 por ciento entre pacientes que recibieron una "sobredosis" de placebo, mientras que quienes recibieron una "dosis inadecuada" del mismo presentaron una tasa de muerte del 23.5 por ciento. Los que recibieron la dosis "correcta" del placebo presentaron una tasa de muerte de 5.4 por ciento.

Los investigadores aseguraron que, debido a que los hallazgos son prácticamente iguales tanto con un medicamento como con un placebo, esto sugiere que hay algo en cada paciente que determina los resultados y no estos agentes.

"Estos hallazgos son contraintuitivos, pues cuando se administró una dosis incorrecta de placebo [también] hubo un resultado peor", sostuvo en una declaración preparada el Dr. Christopher Granger, cardiólogo del Centro Médico de la Universidad de Duke.

"Esto es indiscutiblemente un hallazgo extraordinario, así como una razón para hacer una pausa, pues siempre que se ve una relación entre un tratamiento y un resultado, debemos ser muy cuidadosos en atribuirle una relación causa y efecto. También puede haber otros factores involucrados y hace falta más estudios para entender mejor cuáles podrían ser estos factores", dijo Granger.

"Hemos hallado que no parece haber una relación entre causa y efecto cuando se trata de pequeños errores en las dosis y peores resultados para los pacientes. Estos hallazgos deberían tranquilizar de alguna manera a los ocupados médicos de las salas de emergencia, quienes pueden suponer que, mientras se administren cuidadosamente los medicamentos a los pacientes adecuados, los pequeños errores en las dosis no deberían causar resultados negativos", concluyó Granger.

Más información

La Cleveland Clinic Foundation tiene más información sobre el el tratamiento de los ataques cardiacos.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTE: Duke University, news release, April 12, 2005
Consumer News in Spanish