See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Un nuevo medicamento reduce los síntomas de EM

Sin embargo, los expertos advierten que los hallazgos son preliminares

MIÉRCOLES 13 de septiembre (HealthDay News/HispaniCare) -- Investigadores suizos informan que un medicamento oral llamado fingolimod resultó eficaz para prevenir las recaídas en los pacientes de esclerosis múltiple.

"Si el [ensayo clínico] de fase III resulta exitoso, podría hacerse disponible un medicamento oral nuevo de una vez al día en aproximadamente tres a cuatro años", aseguró el Dr. Ludwig Kappos, investigador líder y jefe de la clínica ambulatoria de neurología y neurocirugía del Grupo de investigación de la EM en el Hospital Universitario de Basel.

Los resultados del estudio aparecen en la edición del 14 de septiembre del New England Journal of Medicine.

Sin embargo, Kappos, así como los autores de un editorial acompañante en la publicación, advirtieron que este estudio es de tamaño reducido y de corta duración. Se desconocen los efectos a largo plazo y, al igual que con otros medicamentos utilizados para tratar la EM que suprimen la actividad del sistema inmunológico, podría ser potencialmente grave.

"Estos son hallazgos preliminares muy emocionantes para un medicamento experimental", afirmó la Dr. Patricia O'Looney, directora de programas de investigación biomédica de la National Multiple Sclerosis Society. "No es una cura, pero los resultados fueron muy dramáticos. El índice de reincidencia se redujo en casi 50 por ciento en ambos grupos de tratamiento. Sin embargo, también hubo efectos secundarios, como algunas infecciones del tracto respiratorio superior, enzimas hepáticas elevadas y algo de preocupación sobre cambios en el ritmo cardiaco. Esa es la razón por la que hacen falta estudios de larga duración".

La esclerosis múltiple es una enfermedad que afecta el sistema nervioso central, sobre todo el tejido graso (llamado mielina) que rodea las neuronas. Se considera que este trastorno es autoinmune, aunque su causa exacta sigue siendo desconocida. Cerca de 400,000 estadounidenses tienen esclerosis múltiple, según la National Multiple Sclerosis Society. Muchos pacientes de la enfermedad tienen periodos en los que los síntomas desaparecen, seguido por recaídas y exacerbaciones.

Actualmente existen tratamientos para ayudar a mantener los síntomas a raya, aunque no existe una cura para la enfermedad. El medicamento aprobado más recientemente para el tratamiento de la EM, que se consigue como infusión, es Tysabri (natalizumab). El medicamento fue aprobado en noviembre de 2004, pero luego retirado del mercado meses después debido a que varios pacientes desarrollaron una infección cerebral inusual pero fatal conocida como leucoencefalopatía multifocal progresiva (LMP). En junio de 2006, la U.S. Food and Drug Administration permitió que Tysabri regresara al mercado, con directrices muy estrictas para recetarla, porque para algunas personas, los beneficios del medicamento superan el riesgo potencial.

No se informó acerca de ningún caso de LMP en el ensayo de seis meses de fingolimod oral.

En este nuevo ensayo participaron 255 pacientes. Se asignaron aleatoriamente en uno de tres grupos: Un grupo tomó un placebo a diario, mientras que los otros dos grupos tomaron fingolimod oral en dosis de 1.25 miligramos o de 5 miligramos.

Mediante imágenes por resonancia magnéticas para evaluar la actividad de la enfermedad, los investigadores hallaron que el índice de recaída fue más de 50 por ciento inferior para ambos grupos que tomaron fingolimod, en comparación con el grupo del placebo, según Kappos.

Los dos grupos que usaron fingolimod experimentaron más efectos secundarios que los del placebo y el grupo que usó la dosis más alta experimentó más efectos adversos que los de la dosis más bajas, según el estudio. Las quejas más frecuentes fueron falta de aliento, infecciones respiratorias superiores, dolor de cabeza y problemas gastrointestinales.

En un editorial acompañante, investigadores de Harvard escribieron que "los resultados de este estudio de prueba de concepto de Kappos y sus colaboradores son ciertamente prometedores y deberían constituir un incentivo muy poderoso para ensayos de seguimiento prolongados a gran escala.

"Los resultados de este estudio a corto plazo son muy prometedores y el fingolimod necesita ser examinado más a fondo", aseguró O'Looney. "La mejor noticia para los pacientes de EM es que hay varios ensayos clínicos en realización actualmente para encontrar mejores terapias y algunas, como el fingolimod, son orales. Afortunadamente, algunas de estas terapias reducirán aún más la actividad de la enfermedad que las terapias aprobadas actualmente".

Más información

La National Multiple Sclerosis Society tiene más información sobre la esclerosis múltiple.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Ludwig Kappos, M.D., head, outpatient clinic for neurology-neurosurgery, and professor, neurology/clinical neuroimmunology, University Hospital, Basel, Switzerland; Patricia O'Looney, M.D., director, biomedical research programs, National Multiple Sclerosis Society, New York City; Sept. 14, 2006, New England Journal of Medicine
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined