EE.UU. exhorta un mayor uso de la terapia de medicamentos para la prevención del VIH

Entre los receptores potenciales se incluyen a víctimas de abusos sexuales

Randy Dotinga

Randy Dotinga

Published on January 21, 2005

JUEVES 20 de enero (HealthDayNews/HispaniCare) -- En señal de aprobación de una controversial propuesta para la prevención del SIDA, el gobierno de los EE.UU. está recomendando que una terapia anti-VIH que potencialmente puede salvar vidas, sea utilizada por un grupo más amplio de personas, incluyendo a víctimas de abusos sexuales y aquéllos expuestos al virus del SIDA a través de casuales encuentros sexuales sin protección o uso de drogas.

El tratamiento, conocido como profilaxis posterior a la exposición, "podría ofrecer una red de seguridad para prevenir la infección del VIH", dijo el Dr. Ronald Valdiserri, que supervisa la prevención contra el VIH en los U.S. Centers for Disease Control and Prevention.

Los CDC han recomendado previamente una terapia antirretroviral de un mes de duración sólo para los trabajadores de la salud expuestos al VIH en su trabajo. El régimen parece impedir el desarrollo del virus en personas con una exposición reciente.

Con la ampliación de las directrices, Valdiserri afirmó en una conferencia de prensa el jueves que el tratamiento, que es costoso y propenso a causar efectos secundarios, debería reservarse exclusivamente para personas que se mantienen regularmente alejadas de problemas.

"No estamos planteando esto de una forma ligera. Lo estamos anteponiendo para casos en donde hay un alto riesgo de exposición, pero el paciente no es alguien que se expone de forma constante a comportamientos de alto riesgo", dijo.

De acuerdo con Valdiserri, se calcula que unos 40,000 estadounidenses se infectan con el VIH cada año. Sin embargo, los índices de mortalidad han caído durante la década pasada debido a una nueva generación de medicamentos poderosos, y los investigadores piensan que esos mismos medicamentos pueden detener el proceso de infección si son tomados inmediatamente tras la exposición.

Las directrices del gobierno federal publicadas por primera vez en 1996, sugirieron que los profesionales de la salud expuestos al virus, quizás a través de un pinchazo con una inyección contaminada, podrían tratar de prevenir la infección al tomar los medicamentos del SIDA si lo hacen antes de que transcurran 72 horas. La investigación sugiere que el tratamiento previene en un 80 por ciento el desarrollo de la infección.

No obstante, debido a que las directrices no están estrictamente reguladas, algunos médicos han usado el mismo tratamiento en pacientes que reportaron haber mantenido una relación sexual sin protección, quizás por el mal uso de un condón o porque simplemente no lo utilizaron.

La Dra. Lisa Grohskopf, una epidemióloga de los CDC que se especializa en VIH, comentó en la conferencia de prensa que los CDC no tienen problema ahora en recomendar el tratamiento a un grupo más amplio de individuos.

"Entre las personas que podrían beneficiarse se incluyen a aquéllos que de forma ocasional transgreden en comportamientos sexuales poco seguros o en el uso de drogas, o se ven expuestos a través de abusos o accidentes, o que hayan experimentado una ruptura del condón con una persona VIH positiva ", explicó.

Los CDC recomiendan que en tales casos, las personas tomen una combinación de tres medicamentos contra el SIDA durante 28 días tras la exposición. Normalmente, el costo del tratamiento completo oscila entre $600 y $1000, apuntó Grohskopf.

Sin embargo, los medicamentos ocasionan efectos secundarios, como náusea, dolores de cabeza, vómitos y diarrea. Entre los efectos secundarios menos comunes se incluyen problemas hepáticos y reacciones alérgicas. Por otra parte, Grohskopf enfatizó que el tratamiento no es 100 por ciento efectivo; algunas personas se infectarán de todas formas.

También destacó que el tratamiento no es apto para todos los expuestos al VIH.

"No se recomienda para individuos cuyo riesgo de exposición al VIH sea insignificante, o para quienes buscan atención transcurridas las 72 horas tras las sospecha de exposición", indicó. "Tampoco se recomienda para personas cuyos comportamientos resulten en una frecuente exposición al VIH, como aquellos con parejas infectadas con el VIH y que raras veces usan condones, o personas que usan drogas y comparten sus instrumentos con frecuencia".

Los críticos han cuestionado el tratamiento posterior a la exposición, al debatir el por qué se deben utilizar los medicamentos anti-SIDA para prevenir una infección que puede no haber ocurrido. Argumentan que el dinero podría destinarse mejor para tratar a personas con VIH positivo alrededor del mundo que no tienen acceso a los medicamentos.

Algunos especialistas del SIDA también se preguntan si las personas se volverán menos cuidadosas respecto al sexo protegido si saben que pueden contar con el tratamiento posterior a la exposición como un respaldo.

Valdiserri advirtió contra el uso negligente de la terapia posterior a la exposición. Es un "régimen complejo que no debe ser utilizado como un sustituto para comportamientos que pueden ayudar a evitar la exposición al VIH en primer lugar", opinó.

Más información

Más información sobre el tratamiento posterior a la exposición en AIDS.org.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
Read this Next
About UsOur ProductsCustom SolutionsHow it’s SoldOur ResultsDeliveryContact UsBlogPrivacy PolicyFAQ