Mircoles, 28 de enero(HealthDayNews) -- Algunos son cortos, sinfónicos y pegajosos. Otros tienen una cacofonía de sílabas impronunciables.

Estamos hablando acerca de las píldoras en tu botiquín.

¿Alguna vez te has preguntado cómo la pequeña píldora azul llamada Viagra obtuvo su nombre? ¿Por qué los genéricos tienen nombres que son trabalenguas? Jeannette Y. Wick, una farmacéutica en investigación clínica que labora con el Instituto Nacional del Cáncer, explicó las complejidades de nombrar drogas recetadas en un artículo en la edición de enero/febrero de la Journal of the American Pharmacists Association.

Existen más de 9,000 nombres de drogas genéricas y 33,000 nombres de drogas de marca en uso en los Estados Unidos, señaló Wick. Nombres patentados promedian 10.4 letras y 3.53. sílabas. Los genéricos son más largos, un promedio de 14.4 letras y cinco sílabas.

Los nombres de medicamentos genéricos son elegidos por el Concilio de Nombres Adoptados de los Estados Unidos (USAN, por sus siglas en inglés), una organización patrocinada por la Asociación Médica Americana, la Convención de Farmacopedia de los Estados Unidos y la Asociación de Farmacéuticos de América. El Comité Internacional de Nombres No Patentados de la Organización Mundial de la Salud también debe aprobar el nombre seleccionado.

El USAN tiende a elegir nombres simples, informativos y únicos. Las primeras letras están diseñadas para ser únicas, para distinguir una droga en una clase particular de medicamentos de otro. El sonido inicial es seguido de una raíz, o secuencia de letras, que es común a la clase de medicamento.

Esta es la razón por la cual populares medicamentos contra la artritis Celebrex (celecoxib), Bextra (valdecoxib) y Vioxx de Merck & Co. (rofecoxib) tienen nombres genéricos que contienen la raíz -coxib. Cada una pertenece a una clase de medicamentos conocidos como inhibidores cox 2.

El criptograma alfabético resultante podría parecer desconcertante para una persona corriente. Pero para un farmacéutico o doctor, el nombre debe contener pistas importantes acerca de las propiedades de la droga y las acciones o la composición química.

De manera similar, el USAN asigna el sufijo -mab a los anticuerpos monoclonales, una clase de droga que va enfocada a un antígeno especifico en el cuerpo; por ejemplo, las células cancerosas. Esa regla en la nomenclatura de medicamentos ha producido nombres como infliximab, adalimumab, rituximab y trastuzumab.

Desafortunadamente, muchos profesionales de la salud, incluyendo farmacéuticos, no están al tanto de las reglas lingüísticas que encierra la denominación de los medicamentos genéricos, explicó Wick.

En cierto modo los farmacéuticos reciben el mensaje por inmersión. Comienzan a determinar que las drogas que terminan en -mab son anticuerpos monoclonales, observó. Pero, ¿no sería mejor entenderlo sin tener que estar inmerso en el tema?.

Los nombres de marca por el contrario, son mucho más enérgicos, elegidos por el fabricante, sujetos a la aprobación de la Administración Federal de Drogas y Alimentos (FDA, por sus siglas e inglés), más atractivo a los pacientes. La FDA rechaza un tercio de los cientos de nombres propuestos cada año, obligando a los fabricantes a regresar a la mesa de diseño.

La FDA prohíbe a los fabricantes usar nombres que impliquen eficacia, explicó Wick. De manera que la farmacia de hoy día está repleta de píldoras con nombres que sutil e indirectamente comunican una idea.

El tratamiento para la disfunción eréctil de Pfizer Inc., Viagra, por ejemplo, sugiere vitalidad, y rima con Niagara, que connota fuerza y duración, sostuvo Wick.

El nombre Levitra, un producto desarrollado en conjunto por Bayer AG y GlaxoSmithKline, por el contrario, tiene una connotación europea. Le es el francés de el o la y vitra sugiere vie, que es la palabra francesa para vida. Levitra también suena similar a la palabra libido.

Otros rasgos de denominación incluyen el uso de consonantes de sonido fuerte como P, T, D, K, Q, y la C fuerte, así como sonidos rápidos como X y Z. Prozac, el antidepresivo más recetado en el mundo, incorpora ambas de estas características lingüísticas.

Expertos en seguridad están preocupados de que las cadenas farmacéuticas produzcan nombres peligrosamente similares, argumentó Wick.

Un número de esfuerzos está en camino para reducir la incidencia de errores médicos que provienen de nombres que lucen o suenan similares, expresó Michael R. Cohen, presidente del Instituto para Prácticas de Medicación Segura, un grupo sin fines de lucro que monitorea los errores en medicación.

Algunos de los grandes fabricantes de medicamentos están contratando compañías que examinarán sus nombres propuestos con farmacéuticos reales, expresó Cohen. La FDA también está desempeñado este tipo de prueba interna. Desean apresurarse de que no están aprobando un nombre que es un problema, manifestó.

Para evitar tornarse una víctima de un error médico resultante de una confusión del nombre de un medicamento, Cohen alienta a los consumidores a conocer el nombre del medicamento que su doctor ha recetado, sus características y el propósito para el que fue creado.

Cohen es conciente de varios errores que involucran la mezcla de la droga oral para la diabetes Avandia y el anticoagulante Coumadin. Aunque legibles cuando están impresos, los nombres pueden parecer similares en cursivo. Si no se forma completamente la primera A de Avandia, se puede leer como una C. La a final podría parecer una n.

Los pacientes pueden ayudar a evitar esa clase de confusión, sostuvo Cohen: Deben insistir a sus doctores que escriban el propósito del medicamento en la receta.

Más información

El Instituto de Prácticas de Medicación Segura y la Administración de Drogas y Alimentos tiene una página dedicada a los errores, incluyendo aquellos causados por nombres que suenen similares.

Read this Next
About UsOur ProductsCustom SolutionsHow it’s SoldOur ResultsDeliveryContact UsBlogPrivacy PolicyFAQ