VIERNES 14 de enero (HealthDayNews/HispaniCare) -- Los estadounidense que estiran su presupuesto comprando recetas de menor costo en Canadá podrían ver cómo se desvanecen sus ahorros.

Las autoridades sanitarias canadienses consideran medidas para restringir el comercio farmacéutico a través de la Internet de ese país en los Estados Unidos, una medida que podría forzar a 1.8 millones de estadounidenses a buscar medicamentos a menor precio en otros lugares.

Varios estados y municipalidades han establecido programas para ayudar a los ciudadanos a obtener acceso a medicamentos de prescripción más baratos de Canadá. Un programa, I-SaveRx (un programa de cuatro estados iniciado por Illinois) también incluye farmacias en Gran Bretaña e Irlanda. Algunos consideran que una prohibición de importación por parte de Canadá animaría a acuerdos similares con países de Europa occidental para suplir a los consumidores de los EE.UU.

Se espera que el Ministro de Salud canadiense Ujjal Dosanjh presente una propuesta al gabinete del Primer Ministro Paul Martin en las próximas semanas que podría recomendar la prohibición a los médicos canadienses de firmar conjuntamente recetas para pacientes de los EE.UU. También podría buscar prohibirles escribir recetas a extranjeros. Otra opción sería prohibir la exportación de medicamentos específicos.

"Todas estas tres propuestas van a ser un clavo en nuestro ataúd", afirmó David MacKay, director ejecutivo de la Canadian International Pharmacy Association (CIPA), cuyos 36 miembros farmacéuticos participan en el comercio entre fronteras. "Cada una de ellas es un obvio intento de matar el sector".

La inminente amenaza se complica con la resistencia de la administración de Bush de cambiar la ley de los EE.UU. para permitir la importación de medicamentos menos costosos. Una fuerza de trabajo de los U.S. Health and Human Services (HHS), liderada por el Cirujano General Richard Carmona, recientemente concluyó que sería extraordinariamente difícil y costoso crear un sistema legalizado para importar medicamentos para uso personal que asegure la seguridad y la efectividad de tales medicamentos.

La importación legalizada sólo ahorraría entre un 1 y un 2 por ciento del gasto total en medicamentos o aproximadamente entre 2 y 4 mil millones por año, apuntó el informe.

Un informe separado del Ministerio de Comercio estadounidense concluyó que los controles gubernamentales de precio usados en otros países suprimen efectivamente la investigación y desarrollo farmacéutico e inhiben la competencia genérica.

El comercio de medicamentos entre fronteras se ha convertido en un gran negocio en los últimos años, particularmente a medida que los estadounidenses mayores, cuyos presupuestos se ven reducidos por los precios de los medicamentos de venta bajo fórmula médica, buscan medicinas más económicas. En 2003, casi 5 millones de envíos formados por 12 millones de productos recetados por un valor de alrededor de $700 millones entraron a los Estados Unidos desde Canadá a través de ventas por Internet, según el informe de los HHS.

Hasta ahora, el gobierno de los EE.UU. ha permitido a los individuos importar medicamentos de países extranjeros, aunque técnicamente es ilegal.

Si bien relativamente pocos estadounidenses compran medicamentos de Canadá, el 73 por ciento de los adultos de los EE.UU. favorecen cambiar la ley para permitir importaciones individuales, según una encuesta posterior a las elecciones publicada esta semana por la Kaiser Family Foundation. El sesenta y nueve por ciento concuerda en que el cambio haría que las medicinas sean más asequibles sin sacrificar la seguridad o la calidad y el 70 por ciento no considera que impediría la investigación y desarrollo de los laboratorios farmacéuticos de los EE.UU. Los laboratorios farmacéuticos han argüido que los controles de precio dañarían la investigación necesaria para sacar nuevos medicamentos al mercado.

Algunos políticos arguyen que importar medicamentos desde Canadá es inseguro, pero el público estadounidense no se está tragando ese argumento, explicó Mollyann Brodie, vicepresidenta y directora de opinión pública e investigación de medios de la Kaiser Foundation. "Esos (argumentos) no resuenan en las personas".

Si Canadá detuviera las exportaciones de medicamentos a los Estados Unidos, crearía inmediatamente una crisis para casi 2 millones de individuos que no pueden pagar los medicamentos que necesitan en este país, especulan algunos proponentes de la importación.

Por otro lado, también podría presionar al Congreso a requerir que Medicare negocie con los laboratorios farmacéuticos para obtener descuentos en los medicamentos, algo que la ley actual, la que entra en acción el próximo año, prohíbe específicamente.

"Tal vez si la frontera se cierra, realmente se forzará el asunto", afirmó Sharon Treat, director ejecutivo de la National Legislative Association on Prescription Drug Prices, una coalición bipartidista de legisladores estatales.

Por ahora, las autoridades de los EE.UU. y otros críticos de la importación han aconsejado a los estadounidenses que prueben con las oportunidades de ahorrar en costos disponibles dentro de sus propias fronteras. Éstas incluyen

  • averiguar si su estado ofrece un programa para ayudar a cubrir u ofrecer descuentos en los medicamentos recetados. Típicamente, estos programas están dirigidos a ayudar a las personas de bajos ingresos que no califican para Medicaid.
  • Muchos laboratorios farmacéuticos ofrecen medicamentos gratis o con descuentos para las personas que cumplen con estrictos requerimientos de ingresos. La Pharmaceutical Research and Manufacturers of America y sus compañías miembro tienen un sitio Web (www.helpingpatients.org) para ayudar a los pacientes a identificar los programas que mejor satisfagan sus necesidades.
  • Los beneficiarios de Medicare que no tienen cobertura de medicamentos bajo Medicaid podrían calificar para descuentos bajo un programa lanzado en junio pasado. Para más detalles, vaya a www.medicare.gov o llame al 1-800-Medicare.
  • Las personas que no cumplen con los requisitos para ser beneficiarias de Medicare podrían calificar para descuentos bajo el "Together Rx Access", un nuevo programa lanzado esta semana por 10 laboratorios farmacéuticos.
  • Pida a su médico que le recete el equivalente genérico del producto de nombre de marca que está tomando. Los consumidores podrían ahorrar $17 mil millones al cambiarse a genéricos cuando sea posible, indicó el informe de los HHS.

Más información

Las personas mayores y quienes los cuidan pueden buscar descuentos de medicamentos visitando el National Council on the Aging.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
Read this Next
About UsOur ProductsCustom SolutionsHow it’s SoldOur ResultsDeliveryContact UsBlogPrivacy PolicyFAQ