Chequea tu tiroides

Un simple examen podría detectar problemas mortales

(HealthDayNews) -- A continuación un autoexamen indoloro que podría salvar vidas. Se conoce como chequeo de cuello y está diseñado para detectar problemas de la tiroides antes que se vuelvan serios.

Sólo inclina tu cabeza hacia atrás y enfoca un espejo en el área entre el centro del cuello y la clavícula. Observa mientras tragas un sorbo de agua. Chequea cualquier protuberancia en la parte baja del cuello sobre la clavícula. Haz esto varias veces. Si ves cualquier prominencia (otra distinta a la manzana de Adán), llama a un especialista.

Los nódulos en la tiroides son señal de poca o demasiada actividad en la tiroides. Un examen de sangre (el THS) puede verificarlo.

Los síntomas de trastornos de la tiroides pueden incluir depresión y pérdida de memoria, con frecuencia tratados como "achaques de vejez". Pero la mayoría de las condiciones de la tiroides pueden controlarse fácilmente. Aun el cáncer de tiroides es altamente tratable; si se detecta a tiempo, más de nueve de cada diez casos son curables.

Consumer News in Spanish