See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Nueva campaña para aumentar la conciencia de la enfermedad de la tiroides

13 millones de estadounidenses afectados por la enfermedad

Jueves, 17 de enero (HealthDayNews) Más de tres cuartas partes de la población estadounidense no sabe que la enfermedad de la tiroides corre en la familia, de acuerdo con un nuevo estudio.

Y más de la mitad (56 por ciento) de los encuestados tampoco se han examinado nunca para enfermedades de la tiroides.

La Sociedad Americana de Endocrinólogos Clínicos (AACE, por sus siglas en inglés) reveló los hallazgos esta semana según lanzaba una nueva campaña educativa llamada "La Generación del Cuello: Genealogía Tiroidea". "La campaña está diseñada a motivar a los estadounidenses a discutir la enfermedad con sus familiares y hacerse la prueba, y eso también coincide con el Mes de Alerta de la Tiroides, que es en enero".

La enfermedad de la tiroides es común 13 millones de estadounidenses se ven afectados, aproximadamente la mitad de ellos no están diagnosticados y existe un poderoso argumento en apoyo de la prueba, indicaron los expertos.

"La buena noticia sobre la enfermedad de la tiroides es que ésta se puede diagnosticar fácilmente y también se puede tratar de una manera fácil y efectiva", indicó el Dr. Hossein Gharib, presidente electo de la AACE y un profesor de medicina en la Clínica Mayo en Rochester, Minnesota.

La tiroides es una glándula pequeña en forma de mariposa localizada justo debajo de la manzana de Adán. Produce hormonas que afectan virtualmente cada órgano, tejido y célula en el cuerpo. Si la enfermedad de la tiroides se deja sin tratamiento, puede conducir niveles elevados de colesterol, osteoporosis, infertilidad, depresión, y, en casos extremos, coma o la muerte, informó la AACE.

Y las mujeres tienen de cinco a ocho veces mayor probabilidad que los hombres de sufrir de alguna condición en la tiroides.

Los tipos más comunes de enfermedad de la tiroides son hipotiroidismo (baja actividad de la glándula tiroides), hipertiroidismo (alta actividad de la glándula), y cáncer de tiroides.

El diagnóstico se realiza normalmente con una prueba sanguínea que mide la TSH (hormona estimuladora de tiroides).

El tratamiento para la mayoría de los trastornos de tiroides consiste en tomar sodio levotiroxina o píldoras de tiroxina. La tiroxina es el nombre genérico para un medicamento que viene con una cantidad de diferentes nombres comerciales. Estos medicamentos son esencialmente versiones sintéticas de lo que un cuerpo saludable podría producir normalmente, una clase de sustituto.

La encuesta de la AACE encontró que muchos estadounidenses también ignoran otros aspectos de las enfermedad de tiroides. Por ejemplo, 79 por ciento no sabía del vínculo entre la diabetes y la tiroides, 90 por ciento no estaban al tanto de que las personas con artritis pueden tener un riesgo incrementado de enfermedad de la tiroides, y 85 por ciento no sabía que existe un vínculo entre la anemia y la enfermedad de la tiroides.

Por otro lado, la mayoría de los encuestados no pareció estar relacionados con los síntomas de las enfermedades de la tiroides, 70 por ciento identificó correctamente ganar peso o perderlo y 62 por ciento identificó correctamente la fatiga. Sólo 40 por ciento, sin embargo, sabía que los cambios en el pelo, la piel y las uñas estaban asociados con trastornos de tiroides y únicamente 37 por ciento sabía que estaba vinculada con la depresión.

Qué hacer

Visita la Asociación Americana para Endocrinólogos Clínicos para más información sobre la tiroides, incluyendo instrucciones paso por paso sobre cómo ejecutar el autoexamen del Chequeo del Cuello. O visita la Sociedad de la Tiroides.

Fuentes: entrevistas con Hossein Gharib, M.D., presidente electo de la AACE y profesor de medicina, Clínica Mayo, Rochester, Minn; Wanda Rockwell, paciente de tiroides, Nueva Jersey
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined