Hay áreas urbanas de EE. UU. donde los hombres tienen más riesgo de morir con armas de fuego que en la guerra

Dennis ThompsonHola Doctor

Dennis ThompsonHola Doctor

Published on December 27, 2022

gun
Adobe Stock

Key Takeaways

Young men in some U.S. cities would be safer if they’d been sent off to war, when it comes to gun violence

Young men were more likely to be shot dead in the most violent ZIP codes in Chicago and Philadelphia than if they’d served in the Afghanistan war

On the other hand, Los Angeles and New York were less dangerous than wartime service

JUEVES, 22 de diciembre de 2022 (HealthDay News) -- En algunas partes de Estados Unidos, los hombres jóvenes se enfrentan a un riesgo más alto de morir por violencia con las armas de fuego que si hubieran ido a la guerra en Afganistán e Irak, informa un estudio reciente.

Los hombres jóvenes que viven en ciertos códigos postales con mucha violencia en Chicago y Filadelfia tienen un riesgo más alto de muerte con armas de fuego que el personal militar que sirvió en las guerras recientes de EE. UU., según los hallazgos, que se publicaron en la edición en línea del 22 de diciembre de la revista JAMA Network Open.

Los hombres jóvenes del código postal más violento de Chicago tenían más de tres veces más probabilidades de experimentar una muerte relacionada con las armas de fuego que los soldados enviados a Afganistán, encontraron los investigadores, mientras que los del área más violenta de Filadelfia tenían casi el doble de probabilidades de que los mataran a tiros.

En todos los códigos postales estudiados, los hombres jóvenes de las minorías se enfrentan de manera abrumadora al riesgo de muerte relacionada con las armas de fuego, mostraron los hallazgos.

"Estos resultados son una urgente llamada de alarma para comprender, valorar y responder a los riesgos y traumas relacionados a los que se enfrenta este grupo demográfico de hombres jóvenes", comentó el líder del estudio, Brandon del Pozo, profesor asistente de medicina de la Facultad de Medicina Warren Alpert de la Universidad de Brown, en Providence, Rhode Island.

Su equipo examinó los datos sobre los tiroteos de 2020 y 2021 en cuatro grandes ciudades de EE. UU.: Chicago, Los Ángeles, Nueva York y Filadelfia.

Los investigadores se enfocaron en los tiroteos en que estuvieron implicados casi 130,000 hombres de 18 a 29 años. Los agruparon según los códigos postales, de forma que se pudieran utilizar los datos del Censo de EE. UU. para examinar los factores demográficos en esos vecindarios.

Los investigadores también compararon los datos sobre la violencia con armas de fuego de las ciudades con las muertes relacionadas con el combate en Irak y Afganistán, de 2001 a 2014 en Afganistán y de 2003 a 2009 en Irak.

Aunque los hombres jóvenes en Chicago y Filadelfia tenían un riesgo mucho más alto de muerte con armas de fuego, los de las partes más violentas de Los Ángeles y Nueva York tenían un riesgo entre un 70 y un 91 por ciento más bajo que los soldados de EE. UU. en Afganistán, apuntaron los investigadores.

"Con frecuencia escuchamos afirmaciones contradictorias, que se corresponden con las simpatías partisanas: una es que las grandes ciudades son zonas de guerra que requieren mano dura contra el crimen, y la otra es que nuestros miedos sobre los homicidios son muy exagerados y no requieren medidas drásticas", comentó del Pozo en un comunicado de prensa de la universidad.

"Deseábamos usar los datos para explorar estas afirmaciones, y resulta que ambas están equivocadas", continuó. "Aunque la mayoría de los residentes de las ciudades están relativamente seguros de la violencia con las armas de fuego, los riesgos son más intensos que en la guerra para algunos grupos demográficos".

Los hombres negros e hispanos representaban un 96 por ciento de los que murieron por tiroteos, y un 97 por ciento de los lesionados en un tiroteo, según el informe.

Los autores del estudio anotaron que la exposición al combate se ha asociado con el trastorno por estrés postraumático, y con unas tasas más altas de carecer de techo, de consumo de alcohol, de enfermedad mental y de uso de sustancias.

"Nuestros hallazgos, que muestran que los hombres jóvenes en algunas de las comunidades que estudiamos presentaban unas tasas anuales de homicidio con armas de fuego y lesiones violentas que superaban un 3.0 por ciento, y de hasta un 5.8 por ciento, respaldan la hipótesis de que más allá de las muertes y lesiones por las armas de fuego, la exposición continua a estos eventos violentos y a sus riesgos son un factor contribuyente significativo a otros problemas de salud y a conductas de riesgo en muchas comunidades de EE. UU.", concluyó el equipo de la investigación.

Es probable que los riesgos sean incluso más altos para los habitantes de las ciudades, porque tienen un "servicio" de por vida, en lugar del despliegue típico de un año en una zona de guerra, añadió del Pozo.

"Los hallazgos sugieren que las estrategias de salud urbana deben priorizar la reducción de la violencia, y adoptar un método orientado por el trauma para resolver las necesidades de salud de estas comunidades", planteó.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre la prevención de la violencia con las armas de fuego.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Brown University, news release, Dec. 22, 2022

What This Means for You

The gun violence young men face in some U.S. cities could leave them vulnerable to the types of health and mental problems suffered by returning veterans, researchers suggest.

Read this Next
About UsOur ProductsCustom SolutionsHow it’s SoldOur ResultsDeliveryContact UsBlogPrivacy PolicyFAQ