Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

La FDA afirma que los alimentos procedentes de animales clonados son seguros

Los críticos no concuerdan, y el público tiene 90 días para hacer comentarios

JUEVES 28 de diciembre (HealthDay News/HispaniCare) -- Los reguladores de los EE.UU. publicaron un proyecto de documento el jueves que podría facilitar que los alimentos de animales clonados lleguen a las mesas de los estadounidenses.

El personal de la U.S. Food and Drug Administration subrayó su confianza en la seguridad de los alimentos, sin embargo enfatizó que sigue en efecto una moratoria voluntaria para estos productos.

"Nuestro borrador de evaluación de riesgo concluye que los alimentos y leche de [los animales clonados y su descendencia] son tan seguros de comer como los otros alimentos que comemos a diario", afirmó el jueves en una conferencia de prensa el Dr. Stephen Sundlof, director del Centro de medicina veterinaria de la FDA. "La clonación no representa ningún riesgo añadido para los animales que no se haya visto ya con otras tecnologías de reproducción asistida actualmente usadas con amplitud en la agricultura, e incluso en el apareamiento natural".

Si la carne y la leche de ganado, cerdos y cabras adultos clonados y su descendencia, fueran finalmente permitidas en los Estados Unidos, sería el primer país que lo haría. Debido a la limitación en los datos sobre las ovejas clonadas, la FDA no está recomendando que las ovejas clonadas sean usadas para alimento humano.

El periodo público de comentarios sobre el documento de evaluación de riesgo de la FDA durará 90 días, hasta el 2 de abril de 2007. Después de ese periodo, la FDA revisará y evaluará los comentarios. "No es inconcebible que se tome una decisión antes del final del [próximo] año, pero en este momento aún no hay promesas", apuntó Sundlof.

Los críticos adujeron de inmediato que el razonamiento de la FDA era erróneo.

"La FDA está diciendo que debido a que hay tan pocos animales clonados y tan pocos datos, su propia confianza en que los alimentos sean seguros es baja", apuntó Andrew Kimbrell, director ejecutivo del Center for Food Safety. "Si no se tiene la ciencia ni los datos, no se ha hecho el trabajo. Es un juicio apresurado, y realmente no es en el mejor interés de los consumidores".

Lo que es más, la capacidad de la FDA de vigilar el campo es como "Katrina en un plato", añadió Kimbrell. "Tenemos una agencia federal con poco personal y poca financiación. Realmente, la agencia no nos inspira a confiar en que pueda hacer el trabajo".

Sin embargo, no espere ver carne ni leche de animales clonados en su tienda en breve.

"La publicación de este borrador no levanta la moratoria sobre los alimentos de clones o su descendencia", afirmó Sundlof. "La publicación no termina la revisión de la agencia respecto a la clonación. En vez de ello, vemos esto como el inicio de una interacción con el público sobre este tema".

Durante varios años, se ha respetado una moratoria voluntaria sobre la venta de estos productos.

Los proponentes de la tecnología de la clonación afirman que se usaría principalmente para fines reproductivos. La clonación permite a los granjeros y rancheros hacer copias de animales excepcionales.

Incluso si la FDA decide sobre los alimentos clonados en un año, tardaría mucho más para que lleguen a las tiendas de alimentos y a los comedores. La mayoría de alimentos de animales clonados provendría en realidad de la descendencia (reproducida de manera normal) de los animales clonados originales. La mayoría de animales clonados sería usado para propósitos reproductivos hasta su vejez, cuanto también podrían convertirse en alimento.

Actualmente, sólo hay un pequeño número de animales de granja clonados en los Estados Unidos. Según el Washington Post, hay 150 vacas clonadas frente a un total de 9 millones de vacas de leche en los Estados Unidos, y producir cada clon cuesta unos $20,000. Esa cifra por sí sola debería mantener el número de animales clonados bajo.

El borrador de evaluación de riesgo concluyó una revisión de cinco años sobre la ciencia disponible respecto a la carne y leche de los clones de ganado, cerdos y cabras adultos, además de su descendencia.

Aunque no se han llevado a cabo pruebas en humanos, la evidencia hasta ahora mostró que los animales clonados y sus descendientes no podían ser distinguidos de los animales criados de forma convencional, aseguró Sundlof. Los análisis se extendieron hasta el nivel celular y molecular.

"Hicimos observaciones muy exhaustivas sobre cualquier peligro potencial, y no hemos encontrado nada que fuera dañino al público", señaló Sundlof. "Sentimos mucha confianza respecto a los resultados de este informe alimentario".

Todavía no se ha tomado ninguna decisión sobre cómo se etiquetaría los alimentos procedentes de animales clonados para los consumidores, y tal vez no se requiera ningún etiquetado, apuntó Sundlof.

"A menos que haya alguna razón de peso para requerir etiquetado, algo que sea diferente en los alimentos, o algo que se haya extraído o añadido, la FDA no tendría la autoridad para requerir etiquetado", explicó. "Si opináramos que los alimentos contienen alguna sustancia añadida que fuera dañina, el etiquetado sería requerido, pero el borrador no encuentra que ese sea el caso".

Más información

Para más información sobre la clonación de animales, visite la FDA.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Andrew Kimbrell, executive director, Center for Food Safety, Washington, D.C.; Dec. 28, 2006, press conference with Stephen F. Sundlof, D.V.M., Ph.D., director, Center for Veterinary Medicine, U.S. Food and Drug Administration
Consumer News in Spanish