Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

Progreso genético en cuanto a la Malaria

Los científicos diseñan un mapa del genoma del parásito y del mosquito que porta lo porta

Miércoles, 2 de octubre, (HealthDayNews) -- En un avance contra uno de los principales asesinos infecciosos del mundo, los científicos han diseñado un mapa de las características genéticas de tanto el principal parásito de la malaria como del mosquito que más frecuentemente lo transporta a las personas.

Conocer el genoma de Plasmodium Falciparum, uno de los cuatro microbios que causan la malaria, y Anopheles gambiae, el principal mosquito que transmite el microbio en Africa, podría ayudar a los doctores a encontrar mejores tratamientos y vacunas para la infección.

El Dr. Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, que ayudó a financiar la investigación, llama al parásito secuenciado y la especie del mosquito "socios parejos en este acto criminal contra la salud" que reclama la vida de casi 3 millones de personas al año a nivel mundial. Un tercio de las víctimas de malaria son niños e infantes en Africa. Casi la mitad de mil millones de personas contraen la infección, que ocasiona fiebre alta, escalofríos, jaquecas, coma y otros síntomas.

"Los números son sorprendentes", manifestó Robert Holt, de Celera Genomics y autor del equipo que diseñó el mapa del mosquito.

Los científicos ahora tienen unos esquemas genéticos completos o virtualmente completos de los tres integrantes en el triángulos de la malaria el parásito que ocasiona la enfermedad, el mosquito que la transmite, y los huéspedes humanos que forman una combinación mortal.

Los medicamentos pueden tratar la malaria, pero los tres medicamentos más comúnmente utilizados tienen de 50 a 2,000 años. La resistencia a estos medicamentos es un problema que está en crecimiento. Los investigadores también señalaron un aumento alarmante en los mosquitos resistentes a insecticidas.

Según revela la más reciente investigación, A.gambiae -- uno de los siete mosquitos que se relacionan con la transmisión de malaria tiene unos 14,000 genes. Los humanos, su principal fuente de alimentación sanguínea, tienen más de 30,000.

Comparada con el perfil genético de las moscas fruteras, las cuales se dividieron hace 250 millones de años, el mosquito de malaria tiene aparentemente muchos más genes que se encargan de la inmunidad, que refleja probablemente sus "íntimas" relaciones con los parásitos y sus animales huéspedes, indicaron los investigadores. También contiene muchos genes que se aceleran durante la alimentación sanguínea.

Holt opinó que un foco principal de investigación futura será analizar los genes que permiten que A.gambiae eluda pesticidas. Otra ruta prometedora involucra estudiar genes que ayudan a los mosquitos a reconocer y reaccionar a olores en el ambiente y usar ese sistema de navegación para matar los insectos. También puede ser posible reemplazarlas poblaciones del mosquito nativo con cepas que son resistentes a parásitos de plasmodium, aunque Holt dijo que no aboga por dicho método en estos momentos.

Frank Collins, un experto en malaria de la Universidad de Notre Dame quien participó en la esquematización genética, sostuvo que a los científicos también les gustaría saber por qué A.gambiae tiene un gusto exclusivo por la sangre humana.

Un informe sobre el esfuerzo de la secuencia genética del mosquito aparece en una próxima edición de "Science".

En un artículo por separado, publicado en la edición mañana de "Nature", un equipo internacional de científicos reveló el diseño genético del principal parásito de la malaria. Plasmodium falciparum consta de aproximadamente 5,300 genes, una producción un poco tímida, en 14 cromosomas. Muchos envían un código para que las proteínas ayuden a eludir sistemas inmunológicos y sobrevivir en su huéspedes.

Malcom J. Gardner del Instituto para la Investigación Genómica, quien condujo el esfuerzo de delinear el mapa del parásito al cual llamó uno de los más difíciles que se haya realizado dijo que 60 por ciento de las proteínas de los patógenos no tienen parentesco cercano con otros organismos conocidos. "No sabemos realmente tanto sobre el parásito", indicó Gardner. Sin embargo, el equipo identificó cientos de objetivos de proteína potenciales para futuras vacunas.

A través de todas su vida, el parásito pasa por cambios radicales, cada fase requiere estrategias de tratamiento diferentes. Saber la organización total de genes y proteínas del parásito deberá ayudar a combatirlo, indicó Stephen Hoffman, de Sanaria, un grupo de investigación que participó en el proyecto de secuencia de plamodium. "Lo que realmente deseamos es nuevos y mejores medicamentos y, lo más importante, las vacunas".

La Dra. Regina Rabinovich, directora de la Iniciativa de la Vacuna de Malaria, afirmó que los mapas genéticos podrían algún día beneficiarse de la investigación para las inmunizaciones contra la infección; pero no necesariamente acelerarán el proceso. "Probablemente existe una línea más corta entre los datos genómicos y los medicamentos que la de las vacunas", indicó Rabinovich.

El problema para los inmunologistas que combaten la malaria no han tenido escasez de objetivos, añadió Rabinovich. Más bien, la dificultad ha sido producir proteínas que ataquen de manera eficaz dichos objetivos, y luego probarlas en los grupos apropiados de personas. "La secuencia completa de fabricar una vacuna y probarla siguen siendo intimidante", dijo.

El Dr. Lee Hall, quien conduce el desarrollo de la vacuna contra la malaria en el Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas, fue en alguna forma más optimista. "Creo que el genoma nos da el conjunto completo de genes y los productos de dichos genes, que podemos examinar desde la perspectiva de: ¿son viables?".

Los científicos todavía deben seleccionar y agrupar tales proteínas, sostuvo Hall, y cubrir estas moléculas en una vacuna eficaz será un reto. Pero "éste nos va a dar mucha más información con la que podemos trabajar".

Los Estados Unidos presencia hasta 2,000 casos de malaria importada cada año, traídos a este país por viajeros a áreas donde la enfermedad es endémica. Sin embargo, funcionarios de salud en Loudoun County,Va., donde dos adolescentes desarrollaron la enfermedad este verano, han capturado mosquitos que portan parásitos de plasmodium. El descubrimiento indicó por primera vez en 20 años que los parásitos han sido vinculados con un caso humano de malaria, indicaron los oficiales.

Qué hacer

Para más sobre la amenaza global de malaria, visita la Organización de Salud Mundial sobre la Iniciativa de Vacuna de Malaria. Para saber acerca de cómo evitar la malaria al viajar a áreas endémicas de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EU.

Fuentes: Anthony Fauci, M.D., director, Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, Bethesda, Md.; Stephen Hoffman, M.D., Ph.D., D.Sc., Sanaria, Gaithersburg, Md.; Malcom J. Gardner, Ph.D., investigador asociado, Instituto para la Investigación Genómica, Rockville, Md.; Frank Collins, Ph.D., Departamento de Ciencias Biológicas, Universidad de Notre Dame, Sur Bend, Ind.; Robert Holt, Ph.D., Celera Genomics, Rockville, Md.; Regina Rabinovich, M.D., directora, Iniciativa de la Vacuna de Malaria, Washington, D.C.,; Lee Hall, M.D., Ph.D., jefe, sección de desarrollo de la vacuna de malaria, Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, Bethesda, Md.; 3 de octubre de 2002, "Nature"; 4 de octubre de 2002, "Science"
Consumer News in Spanish