Si sus hermanos tienen enfermedad cardiaca, es posible que usted también

Expertos aseguran que el hallazgo de un estudio debería estimular a la gente a controlar sus factores de riesgo

MARTES 27 de diciembre (HealthDay News/HispaniCare) -- Un reciente estudio señala que los adultos de edad madura que tienen un hermano o hermana que tenga enfermedad cardiaca tienen un riesgo 45 por ciento superior de tener la misma afección.

Los investigadores anotaron que el riesgo es superior al que existe si los padres tienen enfermedad cardiaca.

Entre los riesgos de enfermedad cardiaca se encuentran una historia familiar de la afección, edad, hipertensión arterial, colesterol alto, exceso de peso, tabaquismo actual o anterior, inactividad física y diabetes. Por mucho tiempo, se ha sabido que tener un padre o un hermano que tenga enfermedad cardiaca aumenta el riesgo.

Sin embargo, este nuevo estudio, publicado en la edición del 28 de diciembre del Journal of the American Medical Association, muestra que tener un hermano o hermana que tenga enfermedad cardiaca es un factor de riesgo independiente significativo.

"Estudiamos a 2,475 participantes del Framingham Offspring Study", aseguró la Dra. Joanne M. Murabito, líder del estudio y directora clínica del Framingham Heart Study.

Durante ocho años, el equipo de Murabito comparó la aparición de la enfermedad cardiaca en pacientes que tenían y que no tenían hermanos.

"Hallamos que aquellos participantes que tenían un hermano o hermana que tuviera enfermedad cardiaca tenían mayores niveles de factores de riesgo comparados con aquéllos que tenían alguno que no tuviera la enfermedad", aseguró Murabito. "Además, los participantes que tenían un hermano o hermana que tuviera enfermedad cardiaca tenían un riesgo 45 por ciento superior de la enfermedad".

El estudio determinó que parece que el aumento en el riesgo se puede atribuir a una combinación de genética y de exposición al ambiente durante la infancia.

"Ciertamente, los factores genéticos que pasan de padres a hijos tienen que ver", aseguró el Dr. Christopher O'Donnell, coautor del estudio, director asociado del Framingham Heart Study y copresidente del comité de manejo genético del estudio de Framingham.

"Además, la exposición durante la infancia podría tener que ver", aseguró O'Donnell. "Hay algo que los hermanos comparten que es único para conferir el riesgo".

Teniendo en cuenta estos hallazgos, Murabito considera que la gente debería saber si sus hermanos tienen enfermedad cardiaca y ser concientes de que su propio riesgo podría verse aumentado. "Es importante para los médicos reunir la información médica de la historia familiar", aseguró. "Es importante tener en cuenta la historia de enfermedad cardiovascular de los hermanos al examinar personas que tengan niveles elevados de factores de riesgo".

Aunque la familia no se puede cambiar, se pueden modificar muchos factores de riesgo para enfermedad cardiaca relacionados con el estilo de vida, sostuvo Murabito. "Se puede mantener bajo control la presión arterial, el colesterol y el azúcar en la sangre. Se puede mantener un peso saludable, se puede hacer ejercicio regular y los fumadores pueden dejar de hacerlo".

El Dr. Roger S. Blumenthal, director del Centro para la prevención de la enfermedad cardiaca Johns Hopkins Ciccarone, aseguró que "este estudio confirma lo que hemos mostrado en estudios en la Johns Hopkins. "La principal razón por la que esto ocurre es porque los hermanos comparten rasgos del comportamiento mientras crecen".

Esta investigación resalta la importancia de que los médicos conformen una historia médica completa, recalcó Blumenthal. "Si usted tiene un hermano o hermana o un padre con enfermedad cardiaca temprana y usted es de edad madura, debe recordarle a su médico su historia familiar y quizá pensar en otras pruebas, como una de esfuerzo, una de proteína C reactiva en la sangre o una escanografía de calcio coronario", recomendó.

Otro experto considera que, si bien el hallazgo es importante, el riesgo real de desarrollar enfermedad cardiaca si su hermano o hermana la tienen sigue siendo reducido.

"Durante ocho años, apenas hubo una diferencia del 2 por ciento entre la enfermedad cardiaca en los hermanos que tenían y los que no tenían enfermedad cardiaca", aseguró el Dr. Harlan M. Krumholz, profesor de cardiología de la facultad de medicina de la Universidad de Yale. "Eso significa que por cada cincuenta personas que tienen un hermano que tenga enfermedad cardiaca comparadas con otras 50 que no, durante ocho años, hay un evento adicional".

Hay algo de riesgo adicional, reconoció Krumholz. "Pero eso no quiere decir que simplemente porque su hermano tenga enfermedad cardiaca usted también", advirtió. "Sin embargo, saber que su hermano tiene enfermedad cardiaca puede servirle de alerta para prestar atención cuidadosa a sus propios factores de riego".

Más información

La American Heart Association puede darle más información sobre la prevención de la enfermedad cardiaca.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Joanne M. Murabito, M.D., Sc.M., clinic director, Framingham Heart Study, and associate director, Preventive Medicine Residency, Boston University School of Medicine; Christopher O'Donnell, M.D., associate director, Framingham Heart Study, and co-chairman, Genetic Steering Committee; Roger S. Blumenthal, M.D., associate professor, medicine, and director, Johns Hopkins Ciccarone Center for the Prevention of Heart Disease, Baltimore; Harlan M. Krumholz, M.D., professor, cardiology, Yale University Medical School, New Haven, Conn.; Dec. 28, 2005, Journal of the American Medical Association
Consumer News in Spanish