Cada vez más estadounidenses pagan sus facturas médicas con tarjetas de crédito

Informe señala que el aumento de los costos y los recortes en el seguro médico conducen a la gente al debacle financiero

MARTES 16 de enero (HealthDay News/HispaniCare) -- Cada vez más familias estadounidenses, con o sin seguro médico, se hunden en el océano de la deuda médica, y recurren a sus tarjetas de crédito como último recurso vital para pagar sus facturas, según plantea un nuevo informe.

"La red de la atención médica es de plástico", aseguró Mark Rukavina, coautor del informe y director ejecutivo de The Access Project en Boston. "Las personas usan las tarjetas de crédito de alto interés para cubrir su atención médica".

El informe, Borrowing to Stay Healthy: How Credit Card Debt Is Related to Medical Expenses (Endeudarse para mantener la salud: Cómo la deuda de la tarjeta de crédito se relaciona con los gastos médicos), fue elaborado por The Access Project y Demos, dos organizaciones sin fines de lucro, y publicado el martes.

Los costos de la atención médica han estado subiendo durante décadas, pero se han incrementado de forma dramática en los últimos años. Y el costo del seguro médico continúa superando los salarios y la inflación. Como resultado, los empleadores buscan formas de reducir sus costos de salud, por lo que los individuos y las familias se ven forzados a asumir una gran parte de la carga.

Tanto las personas que tienen seguro médico como las que no lo tienen se esfuerzan por pagar sus facturas médicas. De acuerdo con una encuesta, una cuarta parte de los estadounidenses tiene problemas para pagar sus facturas médicas y dos terceras partes de estas personas cuenta con seguro médico.

"El problema de la deuda médica está ampliamente generalizado", destacó Rukavina. "Cerca de 60 millones de adultos en EE.UU. están en riesgo de facturas médicas recurrentes que no serán capaces de costear. Muchos están tan sólo a un paso de convertirse en deudores por la cura de una enfermedad, y la deuda médica puede tener un efecto perjudicial sobre el acceso a la atención médica".

"Me levantaba cada mañana y en lo primero que pensaba era: 'Tengo cáncer', y lo segundo '¿Cómo voy a pagar por mi enfermedad?' ", recontó Peggie Sherry, 50 años, superviviente del cáncer y fundadora de Faces of Courage Foundation, un grupo de apoyo sin fines de lucro para los pacientes del cáncer con sede en Tampa, Florida.

Sherry se sometió a seis cirugías en dos años para el cáncer de mama y sólo fue capaz de pagar las cuentas de $40,000 por facturas médicas de sus tarjetas de crédito cuando sus padres fallecieron y le dejaron dinero.

Para evaluar cómo las familias estadounidenses hacen frente a la deuda médica, The Access Project y Demos encargaron una encuesta a nivel nacional de 1,150 familias de medianos y bajos ingresos. Para ser incluidas en la encuesta, llevada a cabo en 2005, las familias debían tener deudas con la tarjeta de crédito de tres meses o más al momento de la encuesta.

Las personas que tenían gastos médicos en los balances de su tarjeta de crédito tenían deudas mucho más altas en la tarjeta de crédito que los que no los tenían. De hecho, el 29 por ciento de las familias reportó que los gastos médicos formaban una buena parte de sus balances en la tarjeta de crédito. Dentro de ese grupo, el 60 por ciento reportó un gasto médico importante en los últimos tres años.

"Los costos médicos eran factores claves en los balances más altos de la tarjeta de crédito de las familias", aseguró Tamara Draut, directora del Programa de oportunidad económica de Demos.

Otros hallazgos del informe:

  • Las familias con deuda médica tenían niveles más elevados de deuda en la tarjeta de crédito que las que no tenían deuda médica, en promedio, 46 por ciento más alto o $11,623 frente a $7,964.
  • La distribución de la deuda era mayor entre las familias endeudadas por gastos médicos: el 44 por ciento tenía tarjeta de crédito que excedía los $10,000, mientras que sólo el 26 por ciento de las familias que no estaban endeudadas por gastos médicos tenían deudas en la tarjeta de crédito por encima de los $10,000.
  • Entre los que tenían deudas médicas, los adultos jóvenes de 18 a 34 años tenían en promedio el nivel más alto de endeudamiento en la tarjeta de crédito que cualquier otro grupo de edad, $13,303 frente a $7,450 para los adultos jóvenes endeudados sin gastos médicos.
  • Las familias endeudadas médicamente eran más propensas a ser llamadas por los cobradores de facturas que las que no tenían deudas médicas, 62 por ciento versus 38 por ciento.
  • La deuda en la tarjeta de crédito era alta tanto para las familias aseguradas como no aseguradas con endeudamiento médico, $10,973 y $14,512, respectivamente. "Lo que indica que aún los que tienen seguro médico no están siempre protegidos", señaló Cindy Zeldin, coautora del informe y coordinadora de asuntos federales del Programa de oportunidad económica de Demos.

El informe subraya varias áreas que deben ser reformadas, que incluyen la diferenciación de la deuda médica de la deuda del consumidor y limitar el acceso de los proveedores de atención médica a los servicios financieros.

Más información

Para ver el informe completo, vaya a The Access Project.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Jan. 16, 2007, teleconference with Mark Rukavina, executive director, The Access Project, Boston; Tamara Draug, director, economic opportunity program, Demos, New York City; Cindy Zeldin, federal affairs coordinator, Economic Opportunity Program, Demos; Peggie Sherry, president, Faces of Courage Foundation, Tampa, Fla.
Consumer News in Spanish