See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Estudio encuentra que cuando llega la muerte, los hogares de cuido se quedan cortos

Los pacientes no obtienen la atención que desean en los últimos días de su vida

Lunes, 2 de diciembre (HealthDayNews) -- La mayoría de los hogares de cuido no pueden hacer la transición de rehabilitar pacientes de edad avanzada para prepararlos para la muerte, según indica un reciente estudio.

La dificultad estriba en parte por el exceso de regulación de los hogares de cuido, en parte por la falta de recursos y fondos, y en parte por la renuencia estadounidense a aceptar la muerte, de acuerdo con un informe en una reciente edición de la "Journal of Palliative Care".

"Somos una cultura que niega la muerte. Es algo que nos va a pasar a cada uno de nosotros y aún así nadie quiere hablar de ello", expresó la autora del estudio Debra Parker-Oliver, profesora auxiliar de trabajo social en la Universidad de Missouri.

Como resultado, los doctores y las enfermeras a menudo fracasan en hacer el cambio integral en el cuidado de tratar de poner en mejor estado de salud a las personas para proveerles comodidad y apoyo en los últimos meses de sus vidas. Esto ocurre incluso luego de que una serie de estudios recientes han concluido que los estadounidenses desean morir en casa, rodeados por familiares y amigos, y sin dolor, sostuvo Parker-Oliver.

"La filosofía y las metas de rehabilitación con frecuencia entran en conflicto directo con las necesidades de morir de las personas", afirmó Parker-Oliver. "Los hogares de cuido no piensan cambiar sus metas de cuidado cuando los pacientes llegan a ese umbral".

Tales preocupaciones acerca del cuidado final se están tornando cada vez más importantes a medida que cada vez más personas mueren en hogares de cuido. Una cuarta parte de los estadounidenses muere en hogares de cuido, una cuarta parte en su hogar y la mitad en hospitales. Sin embargo, 40 por ciento de las muertes ocurrirán en hogares de cuido para el año 2020, según un estudio realizado hace dos años por investigadores de Brown University.

Aunque un tercio de los pacientes admitidos a los hogares de cuido murió en su primer año de estadía allí, menos del 5 por ciento recibió cuidado de hospicio al morir, explicó Parker-Oliver.

Contrario a la mayoría de los hogares de cuido, los hospicios abordan el final de la vida del paciente con equipos de enfermeras, trabajadores sociales y capellanes para resolver asuntos comunes en la etapa postrera del individuo, tales como conflictos familiares, soledad, apoyo a los cuidadores en duelo y preguntas espirituales. Los hospicios también están más abiertos que los hogares de cuido a dar a los pacientes suficientes medicamentos contra el dolor para hacer sus últimos días, semanas y meses indoloros, comentó Parker-Oliver.

En su estudio, Parker-Oliver entrevistó 69 profesionales del cuidado de la salud en 24 programas de hospicio en Missouri. En áreas críticas, tales como la evaluación y el manejo del dolor del paciente al final de sus días y la comunicación acerca de cambiar las metas del cuidado, los trabajadores del hospicio dijeron que los hogares de cuido no pudieron satisfacer las necesidades de los pacientes.

En su encuesta anterior, sin embargo, los empleados de los hogares de cuido culparon a los doctores del problema, argumentó Parker.

"Los doctores están orientados hacia las curas", manifestó. "Tienen miedo de dar malas noticias. Y hablando francamente, creo que los doctores pueden tener problemas identificando cuando una persona está muriendo".

Otros argumentan que no es falta de conocimiento acerca de la clase de cuidado que una persona debe recibir al final de sus días, sino si los hogares de cuido con escasos fondos tienen los recursos para cambiar de estrategias en el momento apropiado.

"El problema con los hogares de cuido es que no tienen suficientes recursos y destrezas para salir a flote. Sólo pueden hacer lo que pueden, y realizar los cambios necesarios para el final de la vida es muy difícil", expuso el doctor Michael Preodor, presidente del Horizon Hospice en Chicago.

Un principal responsable es el conjunto rígido de regulaciones impartidas en los hogares de cuido. Tales reglas estaban inicialmente establecidas para proteger al anciano del cuidado pobre, pero las leyes han inutilizado la industria, comentó Preodor.

Tan reciente como hace una década, los hogares de cuido, temerosos de demandas, envían a los pacientes a morir a los hospitales. Se han realizado desde entonces destacados avances médicos, indicó Preodor, pero la industria de los hogares de cuido y los reguladores tienen un largo camino que recorrer en cuanto a aceptar que los pacientes necesitan un cuidado diferente antes de morir.

"En estos instantes las regulaciones son abrumadoras. Los hogares de cuido temen que una agencia reguladora los censure si no realizan el esfuerzo posible para rehabilitar a los pacientes", indicó Preodor.

Parker-Oliver concordó con él.

"Los hogares de cuido son la industria más regulada en el país, sobrepasando recientemente la regulación del poder nuclear, y por lo tanto son un terrible lugar para morir", manifestó. "Las regulaciones se concentran en rehabilitar estas personas de edad avanzada, e ignorando el hecho de que mucha de esta gente va a morir".

Bruce Rosenthal es un portavoz para la Asociación Americana de Hogares y Servicios para el Envejeciente, que representa 1,700 hogares de cuido en los Estados Unidos.

Rosenthal señaló que las organizaciones en los hogares de cuido no están renegando su responsabilidad para con aquellos próximos a morir. "Existe definitivamente un rol para el cuidado de hospicio en los hogares de cuido", recalcó.

Comentando sobre el estudio de Parker-Oliver, Rosenthal concuerda con que mejorar el cuidado final es la responsabilidad primordial de los hogares de cuido. Con este fin, la asociación recientemente se ha concentrado en mejorar la evaluación y el manejo del dolor, utilizando nuevos estándares federales y su propia guía en la cual lo primero es la calidad.

"Creo que es estupendo tener este diálogo nacional acerca del cuidado para el moribundo. Es importante", indicó Rosenthal.

Qué hacer

Para conocer cómo cada estado maneja el cuidado de los últimos días de la vida, puedes leer esta tarjeta de informe realizada por la Fundación Robert Wood Johnson. O para más fuentes sobre el envejecimiento, visita la Administración sobre el Envejecimiento de EE.UU.

Fuentes: Debra Parker-Oliver, Ph.D., profesora auxiliar, trabajo social, Universidad de Missouri; Michael Preodor, M.D., presidente y director médico fundador, Horizon Hospice, Chicago; Bruce Rosenthal, director de relaciones de los medios para la Asociación Americana de Hogares y Servicios para el Envejecimiento, Washington, D.C.; noviembre de 2002, "Journal of Palliative Care"
Consumer News in Spanish

HealthDay

HealthDay is the world’s largest syndicator of health news and content, and providers of custom health/medical content.

Consumer Health News

A health news feed, reviewing the latest and most topical health stories.

Professional News

A news feed for Health Care Professionals (HCPs), reviewing latest medical research and approvals.