See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

¿Eres suficientemente hombre para ser un enfermero?

A medida que aumentan en número, disminuyen los estereotipos

Sábado 31 de enero (HealthDayNews) -- Lo primero que impacta acerca de los nueve hombres en un afiche es su diversidad, no sólo por sus edades y trasfondo éticos y raciales, sino por su vestimenta.

Un hombre está vestido con una chaqueta deportiva y corbata. Otro está ataviado con ropa de artes marciales. Uno tiene ropa de jugador designado, otro una bata blanca. Otro sujeta una tabla para esquiar en la nieve.

En la fotografía, en letras grandes se puede leer "¿Eres suficientemente hombre para ser un enfermero?"

El afiche es parte de una campaña agresiva realizada por el Centro para Enfermería de Oregon, una organización sin fines de lucro dedicada a revertir la escasez severa de enfermeras certificadas.

Parte de la estrategia incluye reclutar más hombres en el campo que tradicionalmente ha sido dominada por mujeres. Otros grupos, en nivel nacional, así cómo escuelas de enfermería, están siguiendo senderos similares.

A pesar de estos esfuerzos, los índices de enfermeros siguen siendo leves. Sólo 5.4 por ciento de los 2.7 millones de enfermeros registrados son hombres, según la March 2000 National Sample Survey of Registered Nurses. Y los varones representan aproximadamente 8 por ciento de los estudiantes enlistados en programas de enfermería en la universidad de cuatro años.

Mientras tanto, la escasez de enfermeras en los Estados Unidos se aproxima a proporciones de crisis.

En el 2000, 30 estados reportaron escasez de enfermeras certificadas, indicó la Asociación Americana de Colegios de Enfermeras, citando un informe federal. Y el suministro se espera que empeore por las próximas dos décadas, afectando a 44 estados y el Distrito de Columbia para el año 2020.

Proyecciones federales también declaran que habrán más de 1 millón de posiciones vacantes para enfermeras certificadas para el 2010, debido a un crecimiento en la demanda del cuidado de pacientes en la medida en que la población envejece y se anticipan los retiros.

Esa es la razón por la cual la campaña de "¿eres hombre suficiente?" se hace con urgencia.

"Todavía no he descubierto que es lo femenino acerca de cuidar pacientes", expresó Terry Misener, decano de la Escuela de Enfermería en la Universidad de Pórtland en Oregon. "Es acerca de cuidar, y cuidar con conocimiento".

Aún así el estereotipo de que cuidar no es para hombres persiste, indicó Misener, enfermero durante 40 años y uno de los nueve hombres en el afiche. "Cuando tienes una profesión que es predominantemente de mujeres, tienes hombres jóvenes que están pensado acerca de ésta, las personas dicen: '¿Qué vas a ser qué?'.

"En grupos focales con hombres [quienes desean ser enfermeros], nos dijeron que el más grande desaliento fue cuando escucharon a sus familias decir "¿Por qué no continúas y te conviertes en doctor?".

Parte del problema, expuso Misener, es que la mayoría de los estadounidenses no saben ni entienden completamente lo que un enfermero certificado hace. "Vemos esta [falta de conciencia] incluso en consejeros de escuela superior quienes evalúan enfermeros por un día", dijo.

El trabajo requiere una gama de destrezas y métodos. Por ejemplo, indicó Misener, que un enfermero puede cuidar de un paciente moribundo en un momento, utilizando toda la compasión y el cuidado que puede acumular. Luego en el día, un enfermero podría también animar a un paciente con neumonía para que se levante y camine, para que se sienta mejor. Este reto por lo general demanda una posición más fuerte.

Cuidar pacientes también ofrece a los hombres y mujeres una gama de oportunidades de empleo desde consultorios médicos, hospitales e instalaciones de asistencia las pacientes hasta la industria privada, escuelas, universidades y departamentos de salud estatal.

"Existe un mito de que muchos enfermeros están en administración. "Esto no es cierto", expresó Misener, añadiendo que muchos hombres están en el cuidado directo del paciente.

Para muchos hombres, la enfermería representa un cambio de carrera, manifestó. "Si se examina al grueso de los enfermeros, no vienen directamente de la escuela. Esa no es la mayoría. Algunos han tenido otras vidas, tales como militares, o técnico de emergencias médicas, policías o bomberos".

Otros han entrado en enfermería luego de haber sido despedidos, añadió Misener, y ven esto como una profesión estable con un ingreso decente. "Es gratificante escuchar a estos hombres", expresó. "Lo escucho de hombres quienes realmente aman ser enfermeros".

Los pacientes están aceptando cada vez más que los hombres sean enfermeros. Pregunten a Roland Jemerson.

"Veo muchos más hombres en enfermería. Los días en los que yo era el único en uniforme han pasado", comentó Jemerson, refiriéndose a sus 22 años como enfermero certificado.

Hoy día, administra el cuarto de recuperación en el Portland Veterans Administration Medical Center..

Misener, ahora con 60 años, trabajó por un tiempo en la división de pacientes ancianas antes de llegar a ser decano. "De momento el lápiz labial desapareció. Y eso fue algo bueno", comentó.

También pasó tiempo trabajando en partos. "Sólo tuve una mujer que me dijo que preferiría que no fuera yo", indicó Misener. "Cambio de parecer cuando las demás mujeres le dijeron lo bueno que era".

Más información

Para más información sobre la escasez de enfermeras, visita la Asociación Americana de Colegios de Enfermería. Para más sobre la enfermería, visita la Liga Nacional de Enfermería.

Fuentes: Terry Misenger, R.N, Ph.D., decano, Escuela de Enfermería, Universidad de Pórtland, Pórtland, Ore.; Roland Jemerson, R.N. personal, Portland VA Medical Center, Pórtland, Ore.
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined