See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Los altos costos obligan a un tercio de los estadounidenses a prescindir de la atención de salud necesaria

Un informe de AFL-CIO encontró que el 95 por ciento de los encuestados opinan que el sistema de EE.UU. necesita reforma

MARTES 25 de marzo (HealthDay News/Dr. Tango) -- Un tercio de los estadounidenses, incluso los que tienen seguro de salud, afirman que los altos costos los obligan a prescindir de atención médica necesaria, según encuentra una encuesta reciente.

Además, la cuarte parte de los encuestados afirmó que tenía problemas graves para pagar la atención que necesitaba, mientras que el 79 por ciento dijo que la atención de salud será uno de los principales temas en la elección presidencial de este año, según la encuesta, financiada por AFL-CIO.

"Los resultados de la encuesta plantean un panorama devastador de un sistema de atención de salud que cuesta demasiado, cubre demasiado poco, deja a demasiadas personas sin respaldo, y está empeorando", afirmó el martes durante una teleconferencia el presidente de AFL-CIO John Sweeney.

La sabiduría convencional plantea que la reforma de la atención de salud sólo les importa a los que no tienen seguro, apuntó Sweeney.

"Nuestros resultados contradicen esa sabiduría convencional. De las más de 26,000 personas que respondieron a la encuesta, la mayoría tiene seguro y empleo, la mayoría tiene un título universitario y la mayoría pertenece a un sindicato. Son personas que uno consideraría afortunadas, pero no es así", aseguró Sweeney.

Sweeney señaló que los encuestados son las mismas personas que está luchando por pagar sus cuentas médicas y prescindiendo de las consultas médicas y los medicamentos recetados debido al costo.

La solución a la crisis de la atención de salud es un programa nacional bajo el cual todo el mundo reciba una atención de salud asequible, apuntó Sweeney. AFL-CIO ya ha determinado que el plan ofrecido por el probable candidato presidencial republicano John McCain es inadecuado y meramente una continuación de las políticas de la administración Bush, afirmó el líder laboral.

AFL-CIO, una federación de 56 sindicatos nacionales e internacionales que representa a 10.5 millones de miembros, está poniendo sus esperanzas en las propuestas planteadas por los candidatos presidenciales demócratas Hilary Clinton o Barack Obama, dijo Sweeney. Cualquiera de las propuestas de atención de salud de los demócratas es una buena base para el desarrollo de un sistema nacional de atención de salud, afirmó.

La Encuesta de atención de salud para los EE.UU. de 2008 en línea, financiada por AFL-CIO y Working America, el programa de alcance público del gremio, encuestó a 26,419 personas entre el 14 de enero y el 3 de marzo de 2008.

Entre los encuestados, el 95 por ciento afirmó que la atención de la salud en los EE.UU. necesita un cambio fundamental o una renovación completa. El 74 por ciento de los encuestados que tenían de 18 a 29 años de edad opinó que la atención de salud era el tema electoral más importante, al igual que el 80 por ciento de las que tenían entre 50 y 64 años.

Más del 50 por ciento de los que tenían seguro de salud afirmó que su seguro no cubría la atención que necesitaban a un precio que pudieran pagar. Entre los problemas típicos se encontraban no poder costear los medicamentos recetados, la atención de seguimiento o la atención preventiva, encontró la encuesta. Esto fue particularmente cierto para las personas que compran su propio seguro de salud, en comparación con aquellas que obtienen seguro de salud a través de su trabajo.

Entre los que tienen un título universitario, la tercera parte señaló que ellos o un familiar habían tenido que prescindir de atención médica debido al costo. El 46 por ciento de los encuestados señaló que los costos individuales de la atención de salud en el año anterior iba de $1,000 a $5,000. El 17 por ciento gastó más de $5,000, según la encuesta.

Entre los beneficiarios de Medicare, el 53 por ciento dijo que los costos de sus medicamentos recetados no estaban cubiertos o no eran asequibles, aunque tenían cobertura de medicamentos recetados bajo Medicare Parte D.

Entre los no asegurados, el 76 por ciento afirmó que alguien en su familia no había acudido al médico durante el año anterior cuando estaban enfermos debido al costo. Y el 57 por ciento de los no asegurados afirmó que había tenido que elegir entre pagar sus costos médicos o su alquiler, hipoteca o servicios.

El 95 por ciento de los encuestados dijo que le preocupaba cómo pagar el seguro de salud en los próximos años. El 61 por ciento de los que tenían seguro de salud a través del trabajo afirmó que los costos habían empeorado en los últimos años.

Un crítico de la encuesta, Mike Tuffin, vicepresidente ejecutivo de America's Health Insurance Plans, un grupo de activismo político del sector de los seguros de salud, dijo que los hallazgos contradecían otras investigaciones que mostraban que el seguro de salud privado es asequible y ofrece un buen acceso a la atención.

"Hay muchos datos que sugieren que los que tienen cobertura privada de salud están muy satisfechos", afirmó Tuffin. Una encuesta encontró que "el 87 por ciento de los encuestados que tenían seguro de salud afirmó que su cobertura de atención de salud le da acceso a una buena atención médico por un costo asequible", dijo.

Pero Cathy Schoen, vicepresidenta ejecutiva de The Commonwealth Fund, dijo que cree que la encuesta representa las inquietudes reales que muchos estadounidenses tienen respecto a la atención de salud.

"Esta encuesta coincide mucho con lo que vemos en las encuestas de la población general, sobre todo con las crecientes inquietudes respecto al acceso y los costos entre los que no tienen seguro", señaló Schoen. "También vemos una falta de confianza en el sistema de atención de salud de EE.UU. en general".

Más información

Para más información sobre la atención de salud en EE.UU., visite The Commonwealth Fund.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTES: March 25, 2008, teleconference with John Sweeney, president AFL-CIO; Cathy Schoen, executive vice president, The Commonwealth Fund, New York City; Mike Tuffin, executive vice president, America's Health Insurance Plans, Washington, D.C.; 2008 Health Care for America Survey
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined