Maneje su cuenta de ahorros de salud

Expertos ofrecen consejos sobre como sacar el mejor provecho del dinero

JUEVES 25 de agosto (HealthDayNews/HispaniCare) -- En un informe, Forrester Research calcula que se abrirán unas 6 millones de cuentas de ahorros de salud para 2008.

Entonces, si usted es de los primeros que abre una, seguramente se está preguntando cuál es la mejor manera para manejar ese dinero.

Las cuentas de ahorro de salud (en inglés HSA) son un medio libre de impuestos a fin de ahorrar dinero para gastos médicos, pero únicamente si usted cuenta con un plan de seguros con deducible alto. Usted puede sacar de su HSA para pagar el deducible anual y otros costos desembolsables antes de que la cobertura de su seguro entre en vigor.

Pero nada impide que los cuentahabientes dejen que el dinero se acumule año a año para costear gastos médicos futuros.

Eso plantea algunas preguntas difíciles de responder. ¿Deberá pagar por su próxima cita médica con los fondos de la HSA? O, ¿será mejor dejar que el dinero se acumule y obtenga intereses?

"Depende de su situación", explicó Fan Perrin, presidente de la HSA Coalition de Washington D.C. y editor del HSA Insider, fuente de información sobre las HSA.

Si no necesita sacar el dinero, Perrin recomienda que sería mejor dejarlo en su HSA hasta que llegue a la edad en la que puede hacerse beneficiario de Medicare. Considera que el programa de seguros del gobierno para los estadounidenses mayores y discapacitados seguramente se verá abocado a reducciones en los beneficios en el futuro. Cuando eso sucede, los beneficiarios van a necesitar más dinero para pagar por los gastos médicos que no están cubiertos, explicó.

"Pero si necesita el dinero (ahora), gástelo", recomendó.

Tim Elenz, presidente de Benefits Age, corredor de seguros de Palatine, Illinois, recomienda con vehemencia el concepto de permitir que las personas controlen su propio dinero para el cuidado de la salud a través de las HSA. Pero también es recomienda a la gente con vehemencia que vayan al médico cuando les haga falta.

Aunque los críticos arguyen que las HSA no ayudarán a los enfermos que típicamente gastan su cantidad deducible cada año, Elenz insiste en que quienes viven con enfermedades crónicas podrían estar en la mejor posición para decidir qué cuidado deben recibir.

Por ejemplo, en lugar de que un plan de cuidado administrado les impida hacerse un examen en particular u obtener una remisión a un especialista, pueden hacer un retiro de su cuenta para pagar por esos servicios por sí mismos, aseguró.

"Yo creo que las HSA le dan a la gente más oportunidades para acceder al sistema de cuidado de la salud", aseguró.

Para los consumidores que se ven en dificultades para descifrar los seguros de salud de deducibles altos y las HSA, Perrin tiene algunos consejos:

  • Comience con un plan de seguro de salud de precio apropiado. Busque uno que ofrezca el 100 por ciento de cobertura por encima del deducible. De esa manera, no caerá por entre las rendijas de la cobertura.
  • La prima que paga por un plan de deducible alto le debe ahorrar entre el 30 y el 35 por ciento, en comparación con la cobertura tradicional. Si no percibe esos ahorros o algo parecido, "siga buscando", recomendó Perrin.
  • Algunos aseguradores, por un pago único, ofrecen una "cláusula de hospitalización". Eso podría ser bueno para alguien que está comenzando a hacer depósitos en una HSA. Si esa persona termina en el hospital, recibirá la cuenta por el deducible menos la cantidad depositada en la cuenta de ahorros de salud. Al final, pocas personas van a necesitar esa cláusula porque sus posibilidades de terminar en el hospital son mínimas, aseguró. "De todos modos, eso da cierto nivel de comodidad, por lo menos psicológica", agregó.
  • Busque un banco, corredor o fondo de inversión que organice y gestione su HSA por una tarifa baja o una que no cobre. Con el tiempo, las tarifas altas pueden acabar con los intereses que se obtienen con la cuenta.

Más información

Para saber más sobre las HSA, visite el U.S. Treasury Department. Para leer el tercer artículo de esta serie, haga clic aquí; para leer el segundo artículo de esta serie, haga clic aquí; para leer el primer artículo, haga clic aquí.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
Read this Next
About UsOur ProductsCustom SolutionsHow it’s SoldOur ResultsDeliveryContact UsBlogPrivacy PolicyFAQ