Vuelve la inflación a los servicios sanitarios

Estudio halla que las primas de los seguros aumentaron un 11 por ciento en 2004

MIÉRCOLES 24 de agosto (HealthDay News/HispaniCare) -- Luego de un período de moderación, la inflación de los servicio sanitarios regresa. Y de nuevo, los empleadores luchan por encontrar la manera de reducir la carga financiera.

Las primas de los seguros de salud financiados por los empleadores subieron un 11.2 por ciento en 2004, según un estudio de la Henry J. Kaiser Family Foundation y el Health Research and Educational Trust. Eso es menos que el 13.9 por ciento del año anterior, pero ya va el cuarto año consecutivo en el que hay un aumento de dos dígitos.

Los aumentos más recientes siguen un período de crecimiento relativamente modesto que se presentó a mediados de los 90, cuando el cuidado administrado era popular. Al instituir requisitos de preautorización y otras medidas para contener los costos, los empleadores lograron mantener los aumentos anuales de las primas en un sólo dígito, como máximo.

Desde diversos puntos de vista, el cuidado administrado era eficaz para mantener los costos bajos.

"El problema es que a los estadounidenses no les gustaba el cuidado administrado", aseguró Helen Darling, presidenta del National Business Group on Health, que representa a varios de los empleadores Fortune 500 más grandes.

La resistencia del público llevó a una reacción violenta contra los planes de cuidado administrado restrictivos, como las organizaciones para el mantenimiento de la salud (HMO), y al crecimiento de las organizaciones de proveedores preferidos (PPO), administradas de manera mucho menos estricta. Y con el surgimiento de las PPO, los costos médicos continuaron aumentando.

El enfoque más reciente para la resolución del problema de los costos descontrolados de los servicios sanitarios del país se conoce como "cuidado de la salud dirigido por el consumidor" y evita el uso del término "contención de los costos". En cambio, el énfasis está en promover la "propiedad" y el "control" individual de los beneficios en salud.

Una opción dirigida por el consumidor ya ha sembrado el interés. Combina un plan de salud de deducibles altos que cubre parte del cuidado preventivo y los gastos por catástrofes médicas a través de una cuenta de ahorros para la salud (HSA) libre de impuestos. Como sucede con una cuenta de jubilación individual, el dinero de una HSA le pertenece al empleado y puede ser usado para pagar los gastos médicos hasta alcanzar ese deducible alto. Según sus defensores, le proporciona a los consumidores un incentivo para gastar mas cuidadosamente de lo que lo harían si la empresa pagara la cuenta.

"Los ahorros de una HSA provienen de los propios bolsillos de la gente y no de los de alguien más", explicó Dan Perrin, presidente de la HSA Coalition y editor de HSA Insider, una fuente completa de información sobre las cuentas de ahorro de salud.

Los escépticos como Paul Ginsberg, presidente del Center for Studying Health System Change, una organización no partidista, no ve las cuentas de ahorros de salud como la panacea.

"Aunque hay mucho entusiasmo por parte de algunas aseguradoras en salud... sobre las HSA, me parece que muy pocas personas del sistema de cuidado de la salud ven esto como una solución a largo plazo", declaró.

En los EE.UU., alrededor del 10 por ciento de la población tiene cerca del 70 por ciento de los gastos del cuidado de la salud. Entre ese porcentaje se encuentran los pacientes crónicamente enfermos que padecen varias afecciones de salud. Desde el punto de vista de Ginsberg, pocos de estos individuos escogerán planes de salud de deducibles altos, así que el potencial de las cuentas de ahorro de salud para contener los costos es limitado.

"Las personas que utilizan el 70 por ciento del cuidado no resultarán afectadas", aseguró.

Pero los defensores de las HSA, como Perrin, insisten en que las cuentas de ahorro de salud son la herramienta más promisoria que se vislumbra para controlar la inflación médica. "Nadie sabe cómo controlar los precios del cuidado de la salud y esto es lo único que está funcionando", sentenció.

Más información

Para saber más acerca del aumento de las primas de salud, visite la Henry J. Kaiser Family Foundation.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
Read this Next
About UsOur ProductsCustom SolutionsHow it’s SoldOur ResultsDeliveryContact UsBlogPrivacy PolicyFAQ