See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Pruebas médicas pueden activar las alarmas de radiación en aeropuertos

Informe señala que los radioisótopos pueden ser detectados por hasta 3 meses

VIERNES 22 de julio (HealthDay News/HispaniCare) -- Hacer un recorrido por los sistemas de seguridad de los aeropuertos puede llegar a ser fastidioso, particularmente para los pacientes que se someten a ciertos tratamientos médicos o pruebas de diagnóstico que tengan que ver con los isótopos radiactivos que pueden activar alarmas de radiación.

En algunos de los aeropuertos alrededor del mundo, han sido detenidos y retenidos pasajeros cuando las pequeñas cantidades de radiación utilizadas en pruebas médicas, como la prueba de esfuerzo cardiaco, activaron una alarma de radiación, de acuerdo con un informe en la edición del 23 de julio de The Lancet.

Esto no debería constituir un problema para los viajeros en los Estados Unidos porque no existen detectores de radiación en los puntos de chequeos de los aeropuertos, de acuerdo a Consumer Reports y una fuente gubernamental de EE.UU. Existen, no obstante, detectores en algunos túneles, trenes y estaciones de metro así como en algunos edificios públicos, tales como la Casa Blanca. De hecho, hace 20 años una persona fue detenida en la Casa Blanca cuando la radiación de una prueba médica hizo sonar un detector.

En el nuevo informe, el autor principal S. Richard Underwood, profesor de imagen cardiaca en el Imperial College de Londres, Inglaterra, y sus colegas, relataron la historia de un piloto de una línea aérea comercial de 55 años que fue detenido, retenido e interrogado cuando el talio activó una alarma de radiación en el aeropuerto de Moscú.

El piloto fue detenido tanto al entrar como al salir de Rusia, y fue interrogado por cinco y tres horas, respectivamente, de acuerdo con Underwood. "Ésta no es la primera vez que sucede con las medidas de seguridad recientes. Es algo recurrente", apuntó.

Underwood anotó que la activación de los detectores ocurre porque los detectores de radiación, programados para detectar radiación que pueda revelar la presencia de una "bomba radiactiva", están programados a altos niveles de sensibilidad. Señaló que "la cantidad de radiación involucrada en la realización de escanografías médicas es muy diminuta". "En términos de una radiación, esto no es un problema".

Depende de qué isótopos radiactivos sean usados para los procedimientos médicos tales como la escanografía de tiroides o de los huesos o para una terapia de yodo, que puedan permanecer en el organismo y ser detectados por los detectores de radiación, por unos cuantos días o hasta tres meses, anotó Underwood.

Para tratar con el problema, Underwood afirmó que ahora pregunta a los pacientes que reciben una escanografía nuclear si van a viajar por avión en el mes siguiente. "Si la respuesta es afirmativa, les suministramos un pequeño certificado en el que declaramos a lo que se han sometido, por qué y durante cuánto tiempo, para aliviar su travesía por las autoridades de seguridad".

Para evitar demoras, la vocera de la U.S. Transportation Security Administration, Deirdre O'Sullivan, recomendó que si padece alguna condición médica oculta, debe avisarle al vigilante antes de pasar a través del punto de chequeo.

Los vigilantes de los aeropuertos están entrenados para tratar a las personas con condiciones médicas ocultas, como los marcapasos, declaró O'Sullivan. "Las personas pueden solicitar una revisión física", anotó. "No tienen porque pasar por el detector de metales. También existe la posibilidad de controles privados".

David S. Stempler, presidente de la Air Travelers Association, sugiere obtener una carta del médico que diga que acaba de someterse a un procedimiento radiológico. "Algunas personas han hecho eso con implantes metálicos en la cadera o la rodilla", destacó.

El Dr. Lionel S. Zuckier es director de medicina nuclear y TEP en la Universidad de Medicina y Odontología de Nueva Jersey. Zuckier ha examinado a una variedad de detectores de radiación usados por el U.S. Department of Homeland Security para medir qué tan sensibles pueden llegar a ser.

También ha creado un sitio Web para que los médicos puedan calcular la probabilidad de que un paciente active un detector de radiación, tomando como base la dosis de un isótopo y la sensibilidad de los detectores.

"Para los practicantes, el sitio Web tiene la opción de imprimir una carta para el paciente con un número de teléfono verificable", señaló Zuckier. La carta también puede decir al paciente por cuánto tiempo el isótopo particular seguirá siendo detectable.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: S. Richard Underwood, professor of cardiac imaging, Imperial College, London, England; Deirdre O'Sullivan, spokeswoman, Transportation Security Administration, Washington, D.C.; David S. Stempler, president, Air Travelers Association, Potomac, Md.; Lionel S. Zuckier, M.D., director of nuclear medicine and PET, New Jersey Medical School, University of Medicine and Dentistry of New Jersey, Newark; July 23, 2005, The Lancet
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined