Navegando hacia el sobrepeso

Un estudio demuestra que las niñas adolescentes son propensas al sobrepeso si pasan mucho tiempo en Internet

Un estudio demuestra que las niñas adolescentes son propensas al sobrepeso si pasan mucho tiempo en Internet

MIÉRCOLES, 9 de julio (HealthDay News/Dr. Tango) -- Las niñas adolescentes que pasan mucho tiempo en Internet son más propensas a ver cómo su peso aumenta lentamente que las adolescentes que pasan menos tiempo frente a su computadora, muestra una investigación reciente.

Y la asociación entre el uso de la computadora y el peso se sostuvo cuando los investigadores tomaron en cuenta la cantidad de ejercicio que las niñas hacían. Los investigadores de la Harvard también encontraron que una falta de sueño y el consumo de alcohol se asociaban a un aumento en el peso.

"Encontramos un mayor aumento de peso, tras ajustar el crecimiento en estatura y otros factores que incluían la actividad física, para las niñas que pasaban más tiempo recreativo en la Internet, las que dormían menos y las que bebían la mayor cantidad de alcohol", apuntó la autora del estudio Catherine Berkey, bioestadista del Hospital Brigham and Women's y de la Facultad de medicina de la Harvard.

Los resultados del estudio fueron publicados en la edición de julio de la revista The Journal of Pediatrics.

El estudio de Berkey incluyó datos sobre más de 5,000 niñas adolescentes de todo Estados Unidos. Las niñas tenían entre los 14 y 21 años de edad. En 2001, completaron encuestas que detallaban su uso de Internet, hábitos de sueño, consumo de café, consumo de alcohol y actividad física. En 2000 se midió el peso y la estatura de las niñas, y una vez más en 2001.

Los investigadores pidieron a las niñas que reportaran sólo su uso recreativo de Internet, no el uso para escuela o trabajo.

Las niñas adolescentes que pasaban más de 16 horas a la semana en la Internet tenían casi el doble de probabilidades de experimentar un cambio en su índice de masa corporal, incluso después de que los investigadores controlaron el sueño, el café y el uso de alcohol. Una vez los investigadores tomaron en cuenta la actividad física y el uso de TV y videojuegos, las niñas que usaban más la Internet seguían teniendo 57 por ciento más probabilidades de haber aumentado de peso.

Las chicas mayores de 18 años que dormían menos de cinco horas por noche en promedio, que consumían dos o más bebidas alcohólicas a la semana, y que pasaban más tiempo en la Internet promediaron un aumento de peso de cuatro libras (casi dos kilos) durante el año.

Berkey señaló que una variedad de factores pueden causar aumento de peso. Una falta de sueño puede llevar a cambios metabólicos que podrían predisponer a las niñas a aumentar de peso, y obviamente las bebidas alcohólicas contienen calorías extras que pueden llevar al exceso de peso. Si uno pasa tiempo frente a la computadora, podría haber menos tiempo para el ejercicio, pero como la asociación se sostuvo tras ajustar por el ejercicio, los hallazgos no pueden explicarse completamente por la falta de actividad física, apuntó.

Aunque los investigadores controlaron el ejercicio, Madelyn Fernstrom, directora fundadora del Centro de gestión del peso del Centro médico de la Universidad de Pittsburgh, señaló que "la gente que pasa más tiempo en la Internet tendrá mucho menos actividad general en la vida diaria que alguien que no está frente a la computadora". Incluso estar de pie usa más calorías que sentarse frente a la computadora, dijo.

Los investigadores se sorprendieron de que el consumo de café no parecía tener un efecto, pero el estudio se llevó a cabo antes del gran aumento en la popularidad de las bebidas de café ricas en calorías, de manera que los resultados del estudio podrían diferir si se hiciera actualmente, dijo Berkey.

Berkey dijo que los padres deben saber que "animar a los adolescentes a dormir más, pasar menos tiempo en Internet y evitar el alcohol podría tener el beneficio añadido de ayudar a mantener un peso corporal sano".

"Cuatro libras podrían no parecer gran cosa, pero en esos años es importante tener un peso estable. Un cambio positivo resultará en una cascada de otros cambios positivos", apuntó Fernstrom. Por ejemplo, si un adolescente deja de beber café, puede dormir mejor, y entonces no recurrir a alimentos azucarados ricos en carbohidratos para mantenerse despiertos al día siguiente.

Fernstrom, que considera que probablemente estos hallazgos se puedan aplicar a los adolescentes de ambos sexos, aconsejó que idealmente los padres deben comenzar a limitar el uso de la computadora y otras conductas potencialmente negativas cuando los niños son pequeños, de manera que no se resistan tanto a las reglas cuando tengan más edad.

Más información

Para más información sobre el peso correcto para la estatura de un adolescente, visite Nemours Foundation TeensHealth.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTES: Catherine Berkey, Sc.D., biostatistician, Brigham and Women's Hospital, and Harvard Medical School, Boston; Madelyn Fernstrom, Ph.D., founding director, University of Pittsburgh Medical Center's Weight Management Center; July 2008, The Journal of Pediatrics
Consumer News in Spanish