See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

El contenido sexual en la televisión anima a los adolescentes a la acción

Los que lo ven tienen más probabilidades de hacerlo en un periodo de un año

MARTES 7 de septiembre (HealthDayNews/HispaniCare) -- Los adolescentes que ven contenido sexual en la televisión, aún si se trata de personajes hablando sobre el sexo, tienen el doble de posibilidades de empezar a tener sexo durante el próximo año que los que no ven tal contenido.

También fue más probable que el contenido sexual en la televisión apresurara el movimiento de los adolescentes de una "base" a otra. En otras palabras, de besarse a acariciar los senos a tocar los genitales y al sexo oral, según encontró una nueva investigación.

"Independientemente de en qué nivel se encontraran los chicos al principio de este estudio, ver más sexo en la televisión se asoció con una mayor probabilidad de avanzar más en el continuo", afirmó Rebecca Collins, principal autora del estudio, el cual aparece en la edición de septiembre de Pediatrics.

"El efecto fue más fuerte para los chicos que avanzaban hacia la categoría genital [lo que las generaciones anteriores llamaban "caricias fuertes"]. Tuvieron el doble de posibilidades de dar el salto si veían mucho sexo en la televisión, en comparación con sus compañeros de la misma edad. El efecto fue más débil para los niños que apenas empezaban la primera etapa", añadió Collins, científica principal de la conducta de Rand Corp. El único efecto que fue más fuerte se observó en los que estaban realizando el coito en sí, añadió Collins.

Dijo que se sorprendió por la magnitud del efecto. "Simplemente realizar pequeñas reducciones en lo que los niños ven podría crear una diferencia significativa en qué tan rápido se desarrollan sexualmente", apuntó.

Según el informe en el boletín, el 46 por ciento de todos los estudiantes de secundaria de los Estados Unidos ha tenido relaciones sexuales. Por cada cuatro adolescentes sexualmente activos, se diagnostica un caso de una enfermedad de transmisión sexual (ETS). La tasa de embarazos adolescentes en los Estados Unidos está entre las más altas de todos los países industrializados. Tanto los embarazos no planeados como las ETS son comunes entre individuos que inician su actividad sexual precozmente. La autora también afirmó que la mayoría de los adolescentes sexualmente activos dicen desear haber esperado más tiempo antes de tener sexo.

Y si bien cerca de dos tercios de los programas actuales de televisión tienen contenido sexual, desde hablar sobre ello hasta escenas de sexo, hay poca investigación sobre el tema.

Collins y sus colegas entrevistaron a 1,792 adolescentes entre los 12 y los 17 años de edad en todo el país acerca de sus hábitos televisivos y su experiencia sexual. Los participantes fueron entrevistados dos veces, con una intervalo de alrededor de un año.

Si bien se asociaron factores como la edad, tener amigos de mayor edad, las calificaciones bajas y la falta de respeto a las reglas con el inicio del sexo, la televisión tuvo el efecto más apreciable.

Los adolescentes que vieron los programas de televisión con mayor orientación sexual al inicio del estudio tenían más probabilidades de iniciar la actividad sexual durante el siguiente año. También tenían más probabilidades de avanzar en sus etapas de "besuqueo".

Sin embargo, los investigadores también encontraron que los jóvenes negros que vieron más escenas de riesgos sexuales o medidas de seguridad tenían menos probabilidades de iniciar relaciones sexuales durante el siguiente año.

Un experto en conducta infantil percibió los resultados del estudio como una oportunidad para lo que afirmó era un "momento didáctico".

"Para los padres, esto no es necesariamente un mensaje negativo, ya que otras investigaciones muestran que los programas con contenido sexual proveen buenas oportunidades para que los padres inicien una conversación con sus niños sobre este tema", afirmó Suzanne Ryan, una investigadora asociada de Child Trends en Washington, D.C.

"Este es un estudio importante porque llena una brecha muy importante en nuestro conocimiento", añadió Bill Albert, vocero de la National Campaign to Prevent Teen Pregnancy (Campaña nacional para prevenir el embarazo adolescente) en Washington, D.C.

El problema podría ser atacado desde una cantidad de direcciones distintas, como que los niños vean menos televisión y convencer al sector televisivo de mostrar menos sexo, o por lo menos, de mostrar las consecuencias potenciales del sexo.

"Si bien los medios de comunicación son una poderoza fuerza en dar forma al libreto social de los adolescentes, también es verdad que los medios de comunicación pueden ser una fuerza para el bien", apuntó Albert. "Pienso que algunos importantes medios de comunicación están realizando acciones para atacar el problema y están tratando el asunto sexual de manera más responsable".

"Cuando realizamos la encuesta el año pasado, fue muy claro que un inmenso porcentaje de adolescentes y adultos dicen que desean que los medios muestren o hablen más sobre las consecuencias del sexo, así que hay un gran apoyo para este tipo de mensaje responsable", añadió.

Más Información

Para mayor información sobre la televisión y los niños, visite la American Academy of Pediatrics.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Rebecca Collins, Ph.D., senior behavioral scientist, Rand Corp., Santa Monica, Calif.; Bill Albert, spokesman, National Campaign to Prevent Teen Pregnancy, Washington, D.C.; Suzanne Ryan, Ph.D., research associate, Child Trends, Washington, D.C.; September 2004 Pediatrics
Consumer News in Spanish

HealthDay

HealthDay is the world’s largest syndicator of health news and content, and providers of custom health/medical content.

Consumer Health News

A health news feed, reviewing the latest and most topical health stories.

Professional News

A news feed for Health Care Professionals (HCPs), reviewing latest medical research and approvals.