See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Antiguos esqueletos humanoides son los primeros fuera de África

Los pies y piernas mejorados pueden haber fomentado la diseminación del Homo, según los expertos

Antiguos esqueletos humanoides son los primeros fuera de África

MIÉRCOLES 19 de septiembre (HealthDay News/Dr. Tango) -- Los ancestros iniciales de la humanidad podrían haber comenzado con buen pie en su viaje de propagación por el globo.

Esa es la conclusión de paleontólogos que examinaron los esqueletos parciales de un grupo de cuatro individuos que murieron en lo que es hoy la República de Georgia hace casi 1.8 millones de años.

Sus restos, los miembros más antiguos del género Homo encontrados fuera de África hasta la fecha, están suministrando mucha información sobre cómo algunos cambios corporales clave impulsaron la diseminación de este grupo por el planeta.

"Sus extremidades inferiores evolucionan más rápidamente que sus cerebros y extremidades superiores. Ese parece ser el elemento necesario para sacarlos de África en su largo viaje a otras partes del mundo", explicó el antropólogo Jeffrey Laitman, director de anatomía de la Escuela de medicina Mount Sinai de la ciudad de Nueva York.

No participó en la investigación, que aparece en la edición del 20 de septiembre de Nature.

Según los registros fósiles, los ancestros de la humanidad surgieron de los primeros verdaderos bípedos, llamados australopitecos, de quienes "Lucy", con 3 millones de años de edad, es un miembro inicial. Luego, desarrollaron la mayor capacidad cerebral y el andar más erguido que caracterizan al género Homo, al que pertenecen los humanos modernos.

En África, el género Homo primero incluyó al Homo habilis y más adelante al Homo erectus, que contaba con un cerebro de mayor tamaño. Ambos se sentían cada vez más cómodos al caminar erguidos a grandes distancias sobre la tierra.

A principios de los 90, científicos que excavaban en Dmanisi, en la República de Georgia (entre Turquía y Rusia) encontraron algo sorprendente, especímenes de cráneos de individuos Homo iniciales con una antigüedad de 1.77 millones de años. "Cuando fueron descritos por primera vez, fue realmente revolucionario ver material [como éste] fuera de África", aseguró Laitman.

Pero aunque los paleontólogos pueden aprender mucho a partir de cráneos, se necesitan esqueletos completos o al menos parciales para obtener información más completa. Los expertos señalan que ahí radica la importancia de los nuevos hallazgos en Georgia.

El periodo de tiempo en que vivieron los cuatro individuos de Dmanisi (tres adultos y un adolescente) se conoce como plio-pleistoceno. "Es justo cerca de ese periodo cuando se experimenta el surgimiento y diseminación de los miembros más tempranos del género Homo", apuntó Erik Trinkaus, profesor de antropología física de la Universidad de Washington en San Luis.

Los miembros del género Homo gradualmente se expandieron al norte y oriente de África a partir de hace unos 1.8 millones de años, hasta donde pueden afirmar los científicos. Trinkaus anotó que se propagaron de manera relativamente rápida y alcanzaron el sureste de Asia e Indonesia hace 1.5 millones de años.

Además, según los restos de Dmanisi, sus piernas y pies más humanoides podría haberlos ayudado a llegar allí.

"La longitud absoluta de las extremidades inferiores de los homínidos de Dmanisi es mayor que la de los australopitecos y cerca a la de los más recientes Homo, incluso los humanos modernos", escribió el equipo de Georgia, que fue liderado por David Lordkipanidze, del Museo nacional de Georgia en Tiblisi. "Esto podría reflejar una selección de eficiencia energética locomotora mejorada", explicaron.

Laitman estuvo de acuerdo en que no es una coincidencia que la propagación de Homo se relacionara con la mejora en el andar bípedo. Los especímenes "también muestran características del arco transverso del pie, el arco longitudinal del pie y un [movimiento] particular del dedo gordo del pie" que no se había visto antes, apuntó.

Aún así, otras partes de los esqueletos de los especímenes se quedaron atrás en términos de aproximarse a los humanos modernos. Por ejemplo, sus extremidades superiores concuerdan con el género Homo, pero retuvieron algunas características de los australopitecos, anotaron los investigadores. El grupo de Dmanisi también tenía una estatura relativamente corta, de unos 5 pies (1.5 metros) de estatura y unas 100 libras (45 kilos) de peso, en promedio.

Lo más significativo es que su cerebro tenía un volumen de apenas entre 600 y 775 centímetros cúbicos, menos de la mitad que el Homo sapiens moderno.

Para Laitman, todo esto significa que "si se trataba de hacer un largo viaje, no había que se un genio, pero sí se necesitaban buenos pies".

Este "mosaico" de características, algunas más parecidas a la humanidad que otras, indica que los investigadores de Georgia han sido cuidadosos de no dar a sus esqueletos una etiqueta taxonómica específica, como Homo habilis o erectus. "Nadie anda diciendo en qué cajón del museo hay que guardar estos huesos", anotó Laitman.

Y existe cierta controversia sobre las conclusiones de los investigadores.

Trinkaus disputa la idea de que el brazo superior altamente flexible de los especímenes los aleja de Homo y los acerca a los australopitecos. "Se trata de algo que es en realidad extremadamente variable, incluso entre los humanos modernos", señaló. "Se relaciona al desarrollo y depende de los patrones de actividad".

Se sabe aún menos sobre cómo vivían los individuos de Dmanisi. Los investigadores especulan que obtenían alimentos de la caza y la recolección de carroña, y también se han encontrado herramientas de piedra en el área. Pero aún hay mucho que no se sabe.

Aún así, todo el mundo está de acuerdo en que tener incluso esqueletos parciales ayuda a completar el registro histórico.

"Se pueden hacer muchas más cosas cuando se tiene un esqueleto, incluso si está incompleto", añadió Trinkaus.

Más información

Para más información sobre la evolución humana, visite la Universidad estatal de Minnesota.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTES: Jeffrey Laitman, Ph.D., professor and director, anatomy, Mount Sinai School of Medicine, New York City; Erik Trinkaus, Ph.D., Mary Tileston Hemenway Professor in Arts & Sciences, Physical Anthropology, Washington University, St. Louis; Sept. 20, 2007, Nature
Consumer News in Spanish

HealthDay

HealthDay is the world’s largest syndicator of health news and content, and providers of custom health/medical content.

Consumer Health News

A health news feed, reviewing the latest and most topical health stories.

Professional News

A news feed for Health Care Professionals (HCPs), reviewing latest medical research and approvals.