See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Campañas educativas reducen el uso de antibióticos

Una mayor conciencia de la gente podría detener la resistencia a los medicamentos

MARTES 23 de noviembre (HealthDayNews/HispaniCare) -- Un reciente estudio señala que los anuncios de educación pública hacen que la gente utilice antibióticos con menor frecuencia, algo que los expertos esperan que detenga la resistencia a los medicamentos.

Investigadores belgas hallaron que el uso de antibióticos se redujo en cerca del 12 por ciento durante un brote parecido a la gripe que tuvo lugar luego de una campaña de concienciación pública que recalcaba el uso correcto de antibióticos.

Los investigadores informan acerca de sus hallazgos en una carta de investigación que aparece publicada en la edición del 24 de noviembre de Journal of the American Medical Association.

"Estamos consumiendo demasiados antibióticos, principalmente porque lo hacemos en situaciones en las que podría no haber necesidad [como en infecciones virales como la de la influenza]", aseguró el Dr. Paul Tulkens, profesor de farmacología de la Universidad Católica Francesa de Lovaina en Bruselas.

Pero, agregó, "las campañas públicas ayudan a controlar las ventas de antibióticos en la comunidad".

Lo que todavía no se sabe, sin embargo, es qué tan rápido una reducción en las ventas de antibióticos podría afectar el creciente problema de la resistencia a los antibióticos.

"Aunque una resistencia a los antibióticos está relacionada indudablemente con su consumo, un cambio en la resistencia tiende a ser retardado, a veces durante años. Para poner las cosas en perspectiva, tomó alrededor de veinte años de uso de la penicilina para ver cómo comenzaba a emerger una resistencia de los neumococos a este tipo de antibióticos. A veces, sin embargo, el cambio puede ocurrir mucho más rápido", aclaró Tulkens.

Para este estudio, los investigadores organizaron dos campañas de concienciación pública, que tuvieron lugar entre 2000 y 2001, y entre 2001 y 2002.

Entre los mensajes se encontraban "Save antibiotics, they may save your life", (cuide los antibióticos porque cuidan su vida) "Use antibiotics less frequently but better", (use antibióticos menos frecuentemente pero mejor) y "Talk to your doctor; talk to your pharmacist" (hable con su médico, hable con su farmaceuta).

La población de Bélgica alcanza los diez millones de habitantes y, según Tulkens, el país es muy parecido en clima, educación y condición económica a los estados de la costa este de los Estados Unidos.

Luego de la primera campaña, los investigadores realizaron una encuesta para determinar si la gente había estado poniendo atención. Encontraron que el 79 por ciento de aquellos encuestados aseguró que recordaba la campaña.

Los investigadores también le hicieron seguimiento a la cantidad de recetas de antibióticos vendidas, así como la gravedad de los brotes de gripe y enfermedades parecidas a ella cada año.

"Muchos pacientes creen que necesitan un antibiótico en caso de gripe, por lo que observamos un gran incremento en las ventas de antibióticos durante los periodos de influenza", relató Tulkens. "Si las campañas tienen algún efecto en refrenar la prescripción y ventas inadecuadas de antibióticos, esta es la época en la que se espera el mayor cambio".

De diciembre a marzo en la primera campaña, las ventas de antibióticos se redujeron en un 11.7 por ciento, según el estudio, y durante el mismo período en la segunda campaña, en 9.6 por ciento. En general, Tulkens aseguró que la campaña causó una reducción del 13 por ciento en la venta de antibióticos durante los dos años de duración del estudio.

"El mensaje que hay que tomar de ese estudio es que sólo se deben tomar antibióticos para infecciones bacterianas, porque sólo son efectivos contra las bacterias, no contra los virus", recalcó Barbara Robinson-Dunn, directora técnica de los laboratorios de microbiología del Hospital William Beaumont de Royal Oak, Michigan, Robinson. Dunn también está involucrada con la Michigan Antibiotic Resistance Coalition, un grupo que también realizó campañas exitosas de educación pública que redujeron el uso innecesario de antibióticos.

"El sólo hecho de tener fiebre no significa que un virus sea la causa de la enfermedad. El consumidor necesita aprender a no pedir o esperar antibióticos para todas las enfermedades, especialmente para las infecciones de las vías respiratorias superiores", aseguró Robinson-Dunn.

Agregó que muchas personas pasan por alto una manera efectiva de prevenir las enfermedades antes de que sobrevengan, lavarse las manos.

"Lavarse las manos puede reducir las enfermedades de manera muy eficaz", aseguró.

Más información

Para saber más acerca de la resistencia a los antibióticos y sobre su uso adecuado, visite el sitio Web de los U.S. Centers for Disease Control and Prevention.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Paul M. Tulkens, M.D., Ph.D., professor of pharmacology, French Catholic University of Louvain, Brussels, Belgium; Barbara Robinson-Dunn, Ph.D., technical director, microbiology laboratories, William Beaumont Hospital, Royal Oak, Mich.; Nov. 24, 2004, Journal of the American Medical Association
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined