See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Infecciones por estafilococos aparecen fuera de los hospitales

Una reciente investigación revela que empiezan a aparecer cepas en comunidades

MIÉRCOLES 6 de abril (HealthDay News/HispaniCare) -- Infecciones por estafilococos resistentes a antibióticos comunes están saliendo de los hospitales y entrando en las comunidades.

No sólo están apareciendo estas infecciones en la comunidad, también se originan allí, según dos estudios que aparecen en la edición del 7 de abril del New England Journal of Medicine.

"Ahora parece que estas cepas que están en la comunidad surgieron allí. No se trata de que estén simplemente saliendo de los hospitales", declaró el Dr. Henry Chambers, autor de un editorial que acompaña los estudios y jefe de enfermedades infeccionas del Hospital General de San Francisco. "Anteriormente, los médicos podían suponer que serían susceptibles a los medicamentos. Ahora no se puede seguir suponiéndolo".

La staphylococcus aureus es una bacteria que se encuentra frecuentemente en la piel y nariz de personas saludables. Ocasionalmente, las bacterias causan infecciones, especialmente en la piel, con diversos grados de gravedad.

El Staphylococcus aureus resistente a la meticilina (SARM) no sólo es resistente a ésta sino a otros miembros de la clase de antibióticos beta-lactam, como la penicilina, la oxacilina y la amoxicilina.

Estas infecciones generalmente aparecen entre pacientes hospitalizados. Sin embargo, cada vez más infecciones por estafilococos, algunas incluso resistentes, están apareciendo en las comunidades.

Para entender mejor el alcance del problema, los autores del primer estudio analizaron los registros médicos de personas que entrevistaron en Baltimore, Atlanta y Minnesota, quienes habían desarrollado infecciones por estafilococos fuera del ambiente hospitalario.

"La principal hipótesis que queríamos comprobar era si la SARM aparecía en la comunidad independientemente o si había salido del sistema sanitario", relató el Dr. Scott Fridkin, autor líder del estudio y epidemiólogo médico del National Center for infectious Diseases, parte de los Centers for Disease Control and Prevention de Atlanta.

"Ahora sabemos que la SARM ha aparecido en la comunidad", agregó. "Entre el 8 y el 20 por ciento de todas las SARM en las tres comunidades estudiadas estaban asociadas con la comunidad y no asociadas con el hospital".

Los médicos necesitan ser conscientes de que cualquier infección por estafilococos que estén viendo podría ser resistente a los tratamientos de primera línea con antibióticos, afirmaron los autores.

"En realidad se trata de una llamada de atención para los médicos para que piensen en la SARM", sostuvo Fridkin. "Generalmente sólo pensaban en ella cuando se trataba de pacientes hospitalizados".

El segundo estudio examinó la fascitis necrotizante o "bacteria carnívora", una afección mortal. Aunque esto no es causado por esta bacteria en particular generalmente, los expertos notaron recientemente un aumento en la cantidad de infecciones causadas por SARM.

Los autores del estudio revisaron los registros de 843 pacientes con SARM en el Centro Médico Harbor-UCLA entre el 15 de enero de 2003 y el 15 de abril de 2004. Catorce de los del grupo habían estado en una comunidad cuando sus infecciones se desarrollaron.

Aunque ninguno de los pacientes murió, todos tuvieron complicaciones serias y tuvieron que ser hospitalizados.

La baja tasa de mortalidad fue sorprendente, aseguraron los autores, considerando que los índices clásicos de fascitis necrotizante son del 33 por ciento. Es posible que la fascitis necrotizante causada por SARM relacionada con la comunidad puedan ser menos agresivas que otros patógenos.

Por otro lado, anotaron los autores, la infección se propagó muy rápidamente y es difícil de delimitar.

"Estas cepas representan un tipo resistente a los antibióticos, la cual se sabe que ha estado ocurriendo en hospitales durante más de 40 años. Se pensó que su capacidad para tener éxito en la comunidad estaba comprometida por el hecho de que eran resistentes a los medicamentos y necesitaban mucha presión de los antibióticos para favorecer la persistencia", explicó Chambers.

"De alguna manera, han adquirido cualquier capacidad necesaria para no necesitar presión selectiva constante de los antibióticos y ahora son patógenos eficaces también en la comunidad", agregó.

"Hay que tener eso en cuenta", dijo.

Hay cosas que una persona promedio también puede hacer, aseguró el Dr. Philip Tierno, director de microbiología crónica e inmunología del Centro Médico de la Universidad de Nueva York y autor de The Secret Life of Germs (la vida secreta de los gérmenes) y Protect Yourself Against Bioterrorism (protéjase contra el bioterrorismo).

"Siempre que hay una herida, abrasión, cortada o lesión en la piel, utilice un antiséptico y una venda para tratarlo", instruyó. "No la deje así no más. Puede estar preparando todo para que la infección crezca progresiva y rápidamente".

Además, lavarse las manos es fundamental, especialmente si se practican deportes de contacto como fútbol americano y cualquier actividad en la que sea necesario estar en lugares cerrados con otras personas. "Si no hay agua disponible, los geles de alcohol pueden ser útiles", anotó Tierno. "Un lavado efectivo se hace con cerca de una cucharadita, y déjelo en su piel mientras canta 'Feliz Cumpleaños' dos veces". Y tenga en cuenta que la SARM adquirida en comunidad muchas veces se desarrolla en los jóvenes.

Finalmente, evite compartir elementos de uso personal, incluido el equipo deportivo. Finalmente, si desarrolla una infección, acuda al médico inmediatamente.

Más información

Para mayor información sobre la SARM relacionada con la comunidad, visite los CDC.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Scott K. Fridkin, M.D., medical epidemiologist, National Center for Infectious Diseases, U.S. Centers for Disease Control and Prevention, Atlanta; Henry F. Chambers, M.D., chief of infectious diseases, San Francisco General Hospital, and professor of medicine, University of California, San Francisco; Philip Tierno, M.D., Ph.D., director, clinical microbiology and immunology, New York University Medical Center, New York City, and author, The Secret Life of Germs and Protect Yourself Against Bioterrorism; April 7, 2005, New England Journal of Medicine
Consumer News in Spanish