Investigadores en busca de una vacuna para tratar las infecciones del oído

La otitis media es la causa número uno de pérdida de la audición en la infancia

MARTES 26 de septiembre (HealthDay News/HispaniCare) -- Los investigadores están tratando de determinar por qué una infección bacteriana llamada otitis media aguda causa dolor, acumulación de fluidos y pérdida de la audición en algunos niños pero no en otros.

Los hallazgos podrían resultar ser un paso importante en el desarrollo de una vacuna para la otitis media, la causa principal de pérdida de la audición en la infancia.

Los investigadores, del Centro Médico de la Universidad de Rochester de Nueva York, examinarán los sistemas inmunológicos de 400 niños de dos meses divididos en tres grupos con distintos historiales médicos, ninguna otitis media, pocas infecciones y muchas infecciones.

Comparar las respuestas inmunológicas de estos tres grupos de niños podría ofrecer respuestas acerca de cómo algunos de estos niños están protegidos naturalmente contra la otitis media y cómo crear una vacuna que pueda replicar esta protección natural.

"La otitis media es la razón número uno por la que los niños reciben tratamiento con antibióticos luego de una consulta médica y nos parece que se puede prevenir con vacunas", aseguró en una declaración preparada el Dr. Michael Pichichero, líder del proyecto y profesor de microbiología, inmunología, pediatría y medicina.

"Esperamos explicar cómo algunos niños se protegen naturalmente a sí mismos y empacar esa protección para los que no", aseguró.

Para cuando cumplen los 3 años, cerca del 83 por ciento de los niños de los EE.UU. tuvo una o más infecciones en los oídos. En algunos casos, la otitis media causa pérdida permanente de la audición. Incluso la pérdida temporal de la audición causada por la otitis media puede tener consecuencias graves porque puede causar retrasos en el desarrollo normal de la infancia.

Más información

La Nemours Foundation tiene más información sobre la otitis media.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTE: University of Rochester Medical Center, news release, Sept. 26, 2006
Consumer News in Spanish