See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

¿Infección en el oído? Los antibióticos quizá no sean la mejor opción

Según nuevas directrices, controlar el dolor puede ser el curso preferido con algunos niños

MARTES 28 de diciembre (HealthDayNews/HispaniCare) -- Su pequeño hijo ha estado despierto toda la noche llorando y jalándose la oreja. Usted ya sabe lo que debe hacer. Llame al médico, consiga una receta para un antibiótico, corra a la farmacia y lleve a su hijo o hija por el camino de la recuperación de la infección en el oído.

¿Será que sí? Hasta hace poco, este escenario era muy común. Quizá su pediatra prescribiera un antibiótico lo más pronto posible. Pero según las nuevas directrices, su médico podría sugerir esperar un poco e incluso no usar antibióticos del todo.

El uso creciente de antibióticos está llevando a los gérmenes que causan infecciones del oído medio a hacerse más fuertes. Debido a la preocupación que esto conlleva, se han emitido nuevas directrices para desalentar el uso de antibióticos.

La infección del oído medio, llamada otitis media aguda, es la enfermedad bacteriana más común en los niños y una de las que más comúnmente se trata con antibióticos. Según la American Academy of Pediatrics, anualmente hay más de cinco millones de casos de infecciones agudas del oído medio en los Estados Unidos. También cada año se escriben más de 10 millones de recetas para antibióticos para manejar esas infecciones.

Pero se espera esa cantidad se reduzca sin efectos negativos sobre la salud de los niños, de acuerdo con nuevas directrices, las cuales fueron dadas a conocer hace algunos meses por la American Academy of Pediatrics y la American Academy of Family Physicians.

Aunque el objetivo es reducir el consumo de antibióticos innecesario, "la recomendación no es dejar de administrar antibióticos", aclaró el Dr. Allan Lieberthal, pediatra del Kaiser Permanente de Panorama City en California, autor líder de las nuevas directrices.

En cambio, el objetivo es posponer o llegar a eliminar en algunos casos el uso de antibióticos. Los padres también deben entender que las directrices cubren básicamente sólo la salud infantil. "El punto es que es para algunos niños", explicó Lieberthal.

Las directrices están dirigidas principalmente a los niños de dos años de edad o mayores que no están gravemente enfermos ni tienen alguna afección subyacente, anotó Lieberthal. Las directrices no son para niños con afecciones crónicas que involucren los oídos. Algunos de éstos serían, por ejemplo, los que nacieron con el paladar hendido, que los predispone a infecciones crónicas del oído medio. También están excluidos los niños con afecciones de orden genético, como el síndrome de Down o los trastornos del sistema inmunológico, así como los niños con problemas de audición que tengan implantes cocleares, dijo.

Las nuevas directrices tienen tres componentes clave, según Lieberthal. "El primero es un diagnóstico preciso. El segundo es el tratamiento de dolor", continuó.

Luego, el médico debe decidir si hacen falta o no los antibióticos. "Algunos niños que tengan infecciones en el oído podrían no necesitar antibióticos", aseguró Lieberthal. "Más del 80 por ciento de los niños que caben dentro de la definición de las directrices [de no necesitar probablemente antibióticos] se mejoran sin antibióticos".

Esto es lo que recomiendan las nuevas directrices:

  • Diagnóstico preciso de otitis media aguda y diferenciación del diagnóstico de otitis media con efusión (fluido del oído medio), el cual requiere otro tipo de manejo
  • Alivio del dolor, especialmente durante las primeras 24 horas, con ibuprofeno o acetaminofén
  • Darle la opción a los padres de niños sanos de luchar contra la infección por sí mismos por entre 48 y 82 horas, y luego comenzar con antibióticos si no mejoran.
  • Estimular a las familias para que eviten la otitis media aguda tomando medidas para reducir los factores de riesgo. Para bebés, esto incluye amamantamiento durante al menos seis meses y eliminar la exposición al humo de segunda mano.
  • Si se acuerda un tratamiento con antibióticos, el médico deberá prescribir amoxicilina para la mayoría de los niños.

También es crucial, según Lieberthal, que los padres observen muy de cerca a su hijo y mantengan al médico informado sobre el estado de salud del niño para que pueda prescribir antibióticos si es necesario.

Otro experto, el Dr. Dennis Woo, presidente de la junta de pediatría del Centro Médico Santa Mónica de la UCLA en California, aseguró que las nuevas directrices "le otorgan credibilidad a lo que muchos ya estábamos haciendo".

Los antibióticos deberían ser recetados de todos modos en ciertas circunstancias, según las directrices. Por ejemplo, los niños de 6 meses o menos deberían recibir los medicamentos si se les ha diagnosticado o se sospecha infección del oído medio.

Para niños entre 6 meses y dos años de edad, los antibióticos deberían ser recetados de todos modos si el diagnóstico es definitivamente una infección del oído medio, o si se sospecha, y tiene síntomas severos. Si los síntomas no son severos y el diagnóstico es infección del oído medio incierta o sospechada, la observación es una opción.

Para los niños entres 2 y 12 años, se recomienda el tratamiento con antibióticos para ciertas infecciones del oído medio con síntomas severos, mientras que la observación es una opción para infección sospechada o no severa del oído medio sin síntomas severos.

La aplicaciones de estas directrices podría resultar mejor en un ambiente en el que el médico conozca a las familias y los padres entiendan la importancia de mantener al médico informado sobre el estado del niño, anotó Woo.

Tanto Woo como Lieberthal estuvieron de acuerdo en que no existe ningún peligro en posponer el uso de antibióticos en niños sanos si se les observa de cerca.

Más información

Para saber más acerca de las nuevas directrices, visite la American Academy of Pediatrics.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Allan Lieberthal, M.D., pediatrician, Kaiser Permanente, Panorama City, Calif., and co-chair of the American Academy of Pediatrics and American Academy of Family Physicians' subcommittee on the management of acute otitis media; Dennis Woo, M.D., pediatrician and chair of pediatrics at Santa Monica-UCLA Medical Center, Santa Monica, Calif., and assistant clinical professor of pediatrics at the David Geffen School of Medicine, University of California, Los Angeles
Consumer News in Spanish