¿Una fuente oculta de 'súper gérmenes' en los hospitales?

waiting room

MARTES, 6 de febrero de 2018 (HealthDay News) -- Los sistemas de aguas residuales de los hospitales podrían tener un rol en la resistencia a los antibióticos, sugiere un nuevo estudio.

Investigadores de los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU. recolectaron muestras de las tuberías ubicadas debajo de la unidad de cuidados intensivos y de las tapas de las alcantarillas que cubrían a las cloacas en que se eliminaban las aguas residuales del hospital.

La mayoría de muestras arrojaron resultados positivos de plásmidos bacterianos (trozos de ADN con forma de anillo) que pueden hacer que las bacterias sean resistentes a los carbapenemas, que son los antibióticos de "último recurso" que se administran a los pacientes que desarrollan infecciones resistentes a múltiples medicamentos.

Los hallazgos amplían las evidencias en aumento de que los sistemas de aguas residuales de los hospitales podrían ser un depósito significativo de plásmidos que pueden hacer que las bacterias sean resistentes a los antibióticos, según los investigadores.

Algunos expertos creen que esos plásmidos prosperan en los sistemas de aguas residuales de los hospitales debido al uso regular de antibióticos potentes en los hospitales.

Los investigadores también evaluaron los organismos resistentes a los carbapenemas en los lavamanos y otras áreas de alto contacto (como las encimeras, los manubrios de las puertas y las computadoras) de los hospitales, pero encontraron pocas evidencias de éstos. De las 217 muestras de superficies de alto contacto, apenas tres (un 1.4 por ciento) tuvieron resultados positivos de organismos resistentes a los carbapenemas.

Y solo 11 de las 340 muestras recolectadas de los desagües arrojaron resultados positivos (un 3.2 por ciento), mostraron los hallazgos.

Esos hallazgos sugieren que los esfuerzos por controlar los organismos resistentes a los antibióticos en las superficies de los hospitales tienen éxito al reducir el riesgo de infecciones de los pacientes, aseguró en un comunicado de prensa de la Sociedad Americana de Microbiología (American Society of Microbiology) la autora colíder del estudio, la microbióloga Karen Frank.

Frank dijo que esos hallazgos también plantean una pregunta: "¿Qué tanto debería importarnos que hayan muchos plásmidos en el sistema de aguas residuales, si no están infectando a los pacientes?".

Explicó que es importante que los investigadores aprendan todo lo que puedan sobre los plásmidos que hacen que las bacterias sean resistentes a los antibióticos, porque esto podría reducir la cantidad de pacientes con infecciones resistentes a los antibióticos.

Los hallazgos aparecen en la edición del 6 de febrero de la revista mBio.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. ofrecen más información sobre la resistencia a los antibióticos.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

logo
FUENTE: American Society for Microbiology, news release, Feb. 6, 2018
Consumer News in Spanish