Los antibióticos durante la infancia podrían aumentar el riesgo de obesidad en la niñez

baby

JUEVES, 1 de noviembre de 2018 (HealthDay News) -- Los bebés a los cuales les recetan antibióticos antes de los 2 años de edad son más propensos a convertirse en niños obesos, sugiere una investigación reciente.

Los medicamentos para el reflujo ácido también podrían aumentar el riesgo, pero la conexión no fue igual de firme.

Los hallazgos provienen de un seguimiento de los historiales infantiles de medicación y de la incidencia de obesidad en la niñez entre cientos de miles de niños hasta los 8 años de edad. Todos habían recibido atención en el sistema de atención de la salud militar de EE. UU.

En cuanto al motivo de que se haya observado el vínculo, los investigadores teorizaron que podría tener algo que ver con el impacto que esos medicamentos tienen en el delicado ambiente microbiano (el microbioma) que se encuentra en los intestinos de los niños en crecimiento.

"No evaluamos el estado del microbioma de esos niños", enfatizó el autor del estudio, el Dr. Cade Nylund, teniente coronel del Cuerpo Médico de la Fuerza Aérea de EE. UU. "Se trató de un estudio observacional, así que solo podemos demostrar los hallazgos de una asociación, no una causa específica".

"Así que suponemos que tiene que ver con cambios en el microbioma de un niño, provocados por esos medicamentos", añadió. "Pero también podría ser tan solo el resultado de sufrir una infección. O de tener fiebre, quizá con o sin tomar antibióticos. O tal vez tenga algo que ver con la dinámica psicosocial de la familia. Aún no lo sabemos".

En cuanto a cómo deben los padres interpretar estos hallazgos, Nylund dijo que lo más importante es garantizar que los niños tomen los medicamentos que necesitan, pero no si no está justificado.

Por ejemplo, Nylund anotó que los medicamentos para el reflujo ácido (como los bloqueadores de la histamina y los inhibidores de la bomba de protones) "con frecuencia se recetan a bebés cuando no están indicados. El reflujo ácido es normal en los bebés, y en realidad no hay un buen motivo para administrarles medicamentos para el reflujo. Y la mayoría de bebés han superado el problema a los 12 meses".

Por otro lado, Nylund reconoció que "los antibióticos tienen un rol importante en el tratamiento de las infecciones, y siempre lo tendrán".

"Y sin duda detestaría que un padre no trate a un niño con antibióticos por una infección debido a una preocupación sobre la obesidad", añadió.

En el estudio, que aparece en la edición del 1 de noviembre de la revista Gut, los investigadores dieron seguimiento a unos 333,000 niños nacidos entre 2006 y 2013.

A más de 241,000 les habían recetado antibióticos antes de los 2 años de edad. A casi 40,000 les habían recetado bloqueadores de la histamina, mientras que a más de 11,000 les habían recetado inhibidores de la bomba de protones. A casi 6,000 niños les habían recetado los tres fármacos.

Basándose en un promedio de cuatro visitas al pediatra después de los 2 años y hasta los 8 años de edad, los investigadores determinaron que casi 47,000 niños (un 14 por ciento) se habían hecho obesos. De éstos, a unos 9,600 nunca les habían recetado un antibiótico o un medicamento para el reflujo ácido durante la infancia, y a los demás sí.

Tras comparar los historiales de medicación con la incidencia de la obesidad, el equipo de la investigación concluyó que los bebés a quienes se habían recetado antibióticos tenían un riesgo un 26 por ciento más alto de obesidad infantil cuando tenían 3 años de edad. Ese riesgo aumentó junto con el periodo durante el cual un bebé había tomado antibióticos, y entre los bebés que habían tomado medicamentos de varias clases de antibióticos.

Los medicamentos para el reflujo ácido también parecieron aumentaron el riesgo de obesidad en la niñez, aunque la conexión se describió como "débil".

La Dra. Ruchi Gupta, científica sénior de investigación en salud infantil de la Facultad de Medicina Feinberg de la Universidad del Noroeste, en Chicago, dijo que los hallazgos son interesantes porque plantean "preguntas sobre factores como los antibióticos y los medicamentos que alteran el microbioma y que pueden potencialmente influir en otras afecciones de la salud". Gupta no participó en el estudio.

Pero advirtió que por ahora los hallazgos solo se deben considera como una "asociación importante". Se necesitará más investigación "para de verdad comprender la causa y el efecto, dado que se trata de una afección compleja en la que influyen muchos factores ambientales, conductuales y genéticos", subrayó.

Más información

Para más información sobre la obesidad y los factores de riesgo de la obesidad, visite el Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

logo
FUENTES: Cade Nylund, M.D., M.S., lieutenant colonel, U.S. Air Force, Medical Corps, and associate professor, pediatrics, Uniformed Services University, University of the Health Sciences, Bethesda, Md.; Ruchi Gupta, M.D., M.P.H., senior scientist, child health research, and professor, pediatrics and medicine, Northwestern University Feinberg School of Medicine, Chicago; Nov. 1, 2018, Gut, online
Consumer News in Spanish