Un antibiótico resulta prometedor como tratamiento para el accidente cerebrovascular

Un estudio halla que la minociclina mejora los resultados clínicos del paciente si se administra dentro de las 24 horas

Jeffrey Perkel

Jeffrey Perkel

Updated on October 28, 2008

LUNES 1 de octubre (HealthDay News/Dr. Tango) -- Un antibiótico usado para tratar el acné severo y las infecciones del tracto urinario también parece ser un arma potente contra el accidente cerebrovascular isquémico agudo, según sugiere un informe reciente de investigadores israelíes.

Quizá la mejor noticia en torno a este descubrimiento es que amplía la ventana de tratamiento para el accidente cerebrovascular de unas cuantas horas a 24 horas.

Aunque aún es demasiado pronto para cambiar la atención del paciente y los resultados deben confirmarse en ensayos clínicos más grandes, de doble ciego y controlados por placebo, "este medicamento podría convertirse en uno de los tratamientos más usados y efectivos contra el accidente cerebrovascular isquémico con el que contamos", dijo la Dra. Argye Hillis, profesora de neurología en la Facultad de medicina de la Universidad Johns Hopkins en Baltimore.

El medicamento en cuestión es la minociclina, un derivado de la tetraciclina que ha sido usado durante años para combatir las infecciones bacterianas. En la última década, el medicamento también ha demostrado ser efectivo en modelos de animales contra varias afecciones neurológicas, incluidas las enfermedades de Parkinson, Huntington y Lou Gehrig.

El Dr. Yair Lampl, de la Universidad de Tel Aviv y sus colegas dividieron de manera aleatoria a 152 pacientes con accidente cerebrovascular isquémico agudo en dos grupos, uno que recibió 200 miligramos de minociclina al día durante cinco días, y el otro un placebo. El tratamiento se inició entre las seis y 24 horas después de la manifestación del accidente cerebrovascular.

A la semana, al mes y a los tres meses después del accidente cerebrovascular, la recuperación de los pacientes mejoró considerablemente en el grupo del antibiótico en comparación con el grupo de control en cada uno de las tres pruebas que evaluaron de forma colectiva el daño neurológico causado por el accidente cerebrovascular y la capacidad de los pacientes para realizar tareas diarias como asearse, vestirse o ir al baño.

"Estadísticamente, hubo una diferencia bastante marcada entre ambos grupos", dijo el Dr. Eric Smith, director asociado de Servicios agudos de accidente cerebrovascular del Hospital General de Massachusetts en Boston. "Clínicamente, es la diferencia entre alguien que aparenta estar casi normal en comparación con alguien que tiene más daños leves o moderados debido al accidente cerebrovascular".

Los hallazgos aparecen en la edición del 2 de octubre de Nature.

Este estudio se centró específicamente en el accidente cerebrovascular isquémico, el tipo que es inducido por coágulos que obstruyen el flujo sanguíneo a partes del cerebro. De acuerdo con Smith, la minociclina parece actuar como un neuroprotector, o sea, como un compuesto que protege al cerebro contra la falta de oxígeno y de glucosa resultante, lo que hace que sobreviva más tejido cerebral.

Aún no está del todo claro cómo la minociclina hace este trabajo, aunque han sido propuestos varios mecanismos posibles. Lampl sugirió que el efecto "al menos depende parcialmente" de la capacidad de la minociclina para limitar la inflamación y la apoptosis, o muerte celular.

Hillis calificó los resultados como "potencialmente muy emocionantes", debido a la magnitud del efecto, y porque fue observado como un tratamiento que podría administrarse hasta un día después de un ataque cerebral.

"En el estudio también se incluyó a pacientes que habían tenido un accidente cerebrovascular entre ocho y 24 horas antes, siendo el promedio 12 horas", anotó. "Este hallazgo es emocionante, porque es justo el tiempo que la mayoría de los pacientes tarda en llegar al hospital".

La mayoría de los tratamientos para el accidente cerebrovascular son sólo efectivos dentro de las primeras horas desde la ocurrencia del ataque, explicó Hillis. Esta ventana terapéutica es demasiado corta para ser efectiva en muchos pacientes.

Aún así, Hillis declaró que no estaba preparada para cambiar la forma en que trata a sus propios pacientes.

"Creo que este hallazgo es bastante prometedor y muy emocionante como estudio piloto, pero no es suficiente para empezar a tratar a la gente con minociclina", apuntó.

Smith estuvo de acuerdo al señalar, "creo que este medicamento parece un tratamiento prometedor con diferencias muy marcadas en cuanto al resultado entre el grupo tratado con minociclina y el de control. Sin embargo, es un estudio de fase inicial, y por tanto los resultados deben considerarse como preliminares. Se necesitan estudios más grandes y de doble ciego para confirmar estos hallazgos".

En un estudio de doble ciego, ni el médico tratante ni el paciente está al tanto del tratamiento que recibe el paciente.

De acuerdo con Lampl, se está planeando un estudio más grande para abordar esta preocupación.

Más información

Para más información sobre la minociclina, visite MedlinePlus.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
Read this Next
About UsOur ProductsCustom SolutionsHow it’s SoldOur ResultsDeliveryContact UsBlogPrivacy PolicyFAQ