Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

Las intoxicaciones vinculadas con los productos de limpieza aumentan junto con el miedo al coronavirus

household cleaning products on shelf

MARTES, 21 de abril de 2020 (HealthDay News) -- Hubo que llevar rápidamente al hospital a una mujer que respiró los gases tóxicos del fregadero de su cocina; una niña pequeña fue tratada en emergencias tras ingerir desinfectante de manos.

A medida que la obsesión de los estadounidenses por desinfectar su casa contra el coronavirus aumenta, lo mismo ocurre con el número de emergencias por intoxicaciones como estas, encuentra un nuevo informe del gobierno.

"Las exposiciones a los limpiadores y desinfectantes que se reportaron al NPDS [por las siglas en inglés de Sistema Nacional de Datos de Intoxicaciones] aumentaron de forma sustancial a principios de marzo de 2020", anotó un equipo dirigido por el Dr. Arthur Chang, investigador de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

De hecho, ha habido un aumento de más del 20 por ciento en la cantidad de emergencias por intoxicaciones de ese tipo que se han reportado al NPDS, en comparación con el mismo periodo del año anterior, encontró el informe.

Aunque los productos de limpieza y desinfectantes pueden ser tóxicos para los gérmenes, también pueden resultar tóxicos para las personas cuando se mezclan o usan de formas inadecuadas, anotaron los expertos.

"Aunque limpiar su hogar y sus manos es importante para reducir su riesgo de COVID-19, también es importante que tome las precauciones adecuadas para reducir una exposición tóxica, que puede conducir a una visita a emergencias", señaló un médico de emergencias, el Dr. Robert Glatter, del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York.

La lejía es una de las sustancias que se usan mal más comúnmente, encontró el equipo de los CDC, y el uso inadecuado de la lejía conforma "el mayor porcentaje del aumento" en las intoxicaciones en los hogares desde que la pandemia de COVID-19 se arraigó.

En un caso, "una mujer adulta escuchó en las noticias que debía limpiar todas las compras recientes antes de consumirlas", dijo el grupo de Chang. Quizá exageró un poco cuando "llenó un fregadero con una solución de lejía al 10 por ciento, vinagre y agua caliente, y sumergió sus productos", dijeron los investigadores.

El resultado fue que los gases llenaron su cocina, la mujer comenzó a tener dificultades para respirar, y tuvo que llamar al 911. La llevaron rápidamente a emergencias, donde fue tratada con oxígeno y broncodilatadores, y luego fue dada de alta.

"La combinación de lejía con vinagre produce un gas de cloro tóxico", anotó Glatter. "La falta de ventilación adecuada puede ponerlo en riesgo de una exposición tóxica, que podría resultar letal".

Las desinfectantes de manos también son un artículo problemático, sobre todo para los niños. En otro caso descrito por el equipo de los CDC, una niña en edad preescolar tuvo que ser llevada rápidamente al hospital tras beber un desinfectante de manos con alcohol y perder el sentido. Su nivel de alcohol en la sangre alcanzó los 273 miligramos por decilitro (el límite de conducción bajo la influencia del alcohol de la mayoría de los estados es de 80 mg/dL), y requirió ser tratada toda la noche en la UCI pediátrica antes de recuperarse.

Glatter comentó que el incidente, que casi se convirtió en una tragedia, no tenía que suceder.

"Es imperativo que los padres comprendan el potencial de intoxicación con alcohol asociado con el desinfectante de manos, dado que típicamente contiene al menos de un 60 a un 70 por ciento de alcohol", advirtió. "Los niños tienen el riesgo más alto, dado que podrían pensar que consumirlo no es dañino. Los padres nunca deben dejar los frascos de desinfectante de manos cerca de los niños pequeños".

Glatter también advirtió que "los desinfectantes de manos caseros producidos con unos niveles excesivos de alcohol también pueden resultar en quemaduras en las manos. Usar guantes es esencial para evitar que ocurra". De hecho, urgió el uso de máscaras y guantes siempre que se usen productos de limpieza en casa.

El Dr. Kenneth Spaeth es jefe de medicina ocupacional y ambiental de Northwell Health en Great Neck, Nueva York. Al leer el informe de los CDC, se mostró de acuerdo en que se debe tener más cuidado con los limpiadores y desinfectantes. Y cuestionó si descontaminar estrictamente todo lo que hay en la casa es de verdad la mejor defensa contra el nuevo coronavirus.

En vez de esto, "lavarse las manos y/o desinfectarlas es vitalmente importante para reducir el riesgo de exposición a la COVID-19 y a muchos otros agentes infecciosos", añadió Spaeth. "El distanciamiento facial, el uso de una máscara facial para salir en público, y la higiene manual son las tres estrategias más importantes para reducir el riesgo de exposición".

El nuevo informe aparece en la edición del 20 de abril de la revista de los CDC, Morbidity and Mortality Weekly Report.

Más información

Para más información sobre los productos que pueden desinfectar contra el nuevo coronavirus, visite la Agencia de Protección Ambiental de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

logo
FUENTES: Kenneth Spaeth, M.D., chief, occupational and environmental medicine, Northwell Health, Great Neck, N.Y.; Robert Glatter, M.D., emergency physician, Lenox Hill Hospital, New York City; April 20, 2020, Morbidity and Mortality Weekly Report
Consumer News in Spanish