See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Apenas uno de cada cuatro estadounidenses se vacunó contra la gripe H1N1

Los CDC informan que se utilizaron menos de la mitad de las dosis disponibles

JUEVES, 1 de abril (HealthDay News/DrTango) -- Un número de estadounidenses inferior al que las autoridades esperaban se vacunó contra la gripe porcina H1N1, a pesar de la disponibilidad generalizada de la vacuna, según informaron las autoridades federales el jueves.

Poco menos del 25 por ciento de la población general se había vacunado para finales de enero, cerca del 37 por ciento de los niños y 20 por ciento de los adultos, de acuerdo con la encuesta de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.

Los CDC también apuntaron que apenas un tercio de las personas en alto riesgo por gripe porcina, tales como mujeres embarazadas, niños y adultos jóvenes, así como las personas que tenían algunas afecciones médicas, se puso la vacuna.

En términos generales, se calcula que entre 72 y 88 millones de estadounidenses se habían vacunado contra la gripe H1N1 para mediados de febrero, y se habían administrado entre 81 y 91 millones de dosis de la vacuna.

"En general, esta encuesta describe el gran éxito que se obtuvo entre la población infantil y entre la población objetivo de ACIP [Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización] en lugar de la población general", señaló la Dra. Anne Schuchat, directora del Centro Nacional de Inmunización y Enfermedades Respiratorias de los CDC, durante una conferencia de prensa el jueves. "Hubo una gran variación entre estados".

Rhode Island tuvo la mayor tasa de vacunación con 39 por ciento, mientras que Misisipi tuvo la menor con 13 por ciento.

"En general, el país realizó un trabajo extraordinario para responder ante esta nueva cepa de influenza, pero aún hay espacio de mejora", apuntó Schuchat. "Si hubiéramos tenido más vacunas antes, habría sido mejor".

Aún así, el Dr. Len Horovitz, especialista pulmonar del Hospital Lenox Hill de la ciudad de Nueva York, dijo que "las tasas están muy por debajo de lo que deberían ser".

"Tan importante es recibir esta vacuna como la de la gripe estacional porque el virus H1N1 es la cepa dominante que circula este año. "Ha superado a la gripe estacional", aseguró Horovitz, que tiene un cartel en el área de revisión médica que describe la importancia de ponerse la vacuna contra la gripe H1N1.

A principios de esta semana, las autoridades de los CDC observaron un aumento preocupante en el número de casos de H1N1 en varios estados del sur, sobre todo en Georgia.

La vacuna contra la gripe H1N1 se puso a disposición de la población estadounidense por primera vez el 5 de octubre de 2009, según señala la nueva encuesta de los CDC que aparece en la edición del 2 de abril de Morbidity and Mortality Weekly Report.

En la mayoría de los estados, la tasa de vacunación contra la gripe H1N1 entre los niños fue más alta que la de temporadas anteriores, señalaron los investigadores.

Sin embargo, sólo el 31 por ciento de los trabajadores de salud informó haberse vacunado contra la gripe H1N1 durante el mismo periodo. Esto contrasta con el 62 por ciento de los trabajadores de salud que se vacunaron contra la gripe estacional regular durante la temporada 2009-10.

Los expertos en salud recomiendan que todos los profesionales de atención de la salud se vacunen cada año contra la gripe.

De acuerdo con la Directora General de Salud Pública de Estados Unidos, la Dra. Regina Benjamin, cerca de 60 millones de estadounidenses han contraído la gripe H1N1 y 256,000 personas han sido hospitalizadas desde que apareció por primera vez en la primavera pasada. Ha habido cerca de 12,000 muertes por el virus que, aunque son notorias, son muchas menos que las 36,000 sobre las que usualmente se informa por gripe estacional cada año.

EE. UU. tiene ahora 126 millones de dosis de la vacuna contra la H1N1, así que no habrá lista de espera.

"La mayoría de las vacunas aún no han expirado", señaló Schuchat. "Algunas lo harán a finales de junio y otras en 2011. Sugerimos a los proveedores, farmacias y departamentos de salud que conserven las vacunas siempre y cuando no hayan expirado y que la sigan ofreciendo. Es posible que veamos situaciones similares a la de Georgia, donde las vacunaciones continuas podrían ser muy beneficiosas.

"Cuando recibamos la nueva vacuna contra la gripe estacional [que incluirá la cepa H1N1] el próximo otoño, es muy probable que podamos retirar parte de la vacuna [contra la gripe H1N1], pero no sabemos con exactitud cuándo llegará ni en qué cantidad. Sin embargo, no nos gustaría ver más casos de estos en agosto y haber tirado la vacuna contra la gripe H1N1", agregó.

Schuchat apuntó que no espera que todas las dosis disponibles se utilicen, pero las autoridades de salud "tomaron la sabia decisión de tener vacunas más que suficientes y no lo contrario".

El jueves, el periódico Washington Post informó que no se habían usado ni siquiera la mitad de las 229 millones de dosis que había comprado el gobierno de EE. UU., lo que significa que se podrían descartar 72 millones de dosis. El programa de vacunación contra la gripe H1N1 le costó al gobierno $1.6 mil millones, informó el periódico.

Más información

Para más información sobre la gripe H1N1, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por DrTango
FUENTES: Len Horovitz, M.D., pulmonary specialist, Lenox Hill Hospital, New York City; April 2, 2010, Morbidity and Mortality Weekly Report; April 1, 2010, news conference, Anne Schuchat, M.D., director of the U.S. Centers for Disease Control and Prevention's National Center for Immunization and Respiratory Diseases; April 1, 2010, Washington Post
Consumer News in Spanish