El suministro adecuado de vacuna contra la gripe aún es incierto

Los EE. UU. tienen capacidad suficiente para una temporada típica, pero los expertos no están seguros acerca del panorama mundial

LUNES, 18 de mayo (HealthDay News/Dr. Tango) -- El brote actual de gripe porcina está suscitando preguntas típicas acerca del mejor momento para traer una nueva vacuna al mercado y la logística de llevarla a quienes la necesitan.

Según los expertos, si los fabricantes de la vacuna se apresuran, esto podría reducir la producción de la vacuna estacional contra la gripe de este otoño. Si esperan demasiado tiempo, el virus de la influenza H1N1 (gripe porcina) podría hacerse más virulento.

Los expertos en vacunas del mundo, como parte de una serie de reuniones convocadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), se reunieron el jueves para sopesar la evidencia que conducirá a una recomendación para los fabricantes.

"Estas preguntas son sumamente complicadas y no se trata de algo sobre lo que nadie pueda [tomar decisiones] en una sola reunión", señaló durante una conferencia de prensa el jueves el Dr. Keiji Fukuda, director general asistente encargado de seguridad en la salud y ambiente de la OMS.

La Associated Press informó que se espera que la OMS emita consejos para los fabricantes de las vacunas y la Asamblea Mundial de la Salud la semana entrante.

Seis fabricantes apoyan actualmente el suministro de vacunas para el mercado estadounidense, según información de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Según los expertos, esas mismas plantas serían las que producirían la vacuna contra la gripe aviar.

En este momento, la mayor parte de la vacuna contra la gripe se produce en Europa, anotó el Dr. Holger Rovini, analista líder de enfermedades infecciosas de Datamonitor, una empresa de investigación de mercados con sede en Londres.

Sin embargo, la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos autorizó recientemente la planta de fabricación de Sanofi Pasteur en Swiftwater, Pensilvania, lo que expande la capacidad de ese laboratorio para producir la vacuna estacional contra la gripe en los EE. UU. de 50 a 150 millones de dosis anuales.

"Eso es suficiente para proveer al mercado estadounidense completo con la demanda actual", señaló Rovini. Por supuesto, si el H1N1 se vuelve más peligroso, la demanda superaría la de una temporada habitual de gripe.

Ravi S. Harapanhalli, consultor principal de PAREXEL Consulting, que atiende clientes del sector biofarmacéutico, estuvo de acuerdo en que los EE. UU. debería ser capaz de producir suficiente vacuna H1N1 para todo el país.

"El gobierno estadounidense regula las vacunas de manera rutinaria, así como en casos de pandemia, como la de la cepa de gripe H1N1", dijo. "La FDA cuenta con varias herramientas de regulación que puede usar en caso de pandemia para ayudar a incrementar la producción y el almacenamiento".

En una pandemia, sin embargo, obtener la vacuna para los que la necesitan alrededor del mundo podría ser un verdadero reto, según un análisis reciente de Datamonitor.

La distribución de vacunas exige "una cadena de frío continua", explicó Rovini. "Eso significa que necesitamos muchos camiones enfriadores y camiones refrigeradores", dijo. "Luego, si realmente queremos vacuna a toda la población de países como los EE. UU. en corto tiempo, digamos un par de semanas, eso suscita varios problemas diferentes"; agregó, desde quién puede aplicar las vacunas hasta si hay suficiente capacidad de transporte y almacenamiento en frío.

"Luego", agregó, "si hay escasez de la vacuna, ¿creará esto un mercado negro? ¿Necesitamos proteger la vacuna en los expendios de los robos? Podría ser necesario tomar decisiones difíciles sobre dónde y a quién distribuir las vacunas".

En una declaración, la Healthcare Distribution Management Association, cuyas empresas asociadas suministran vacuna estacional contra la gripe a hospitales, clínicas, consultorio médicos y otros centros de atención de la salud, aseguró que los EE. UU. cuentan con una cadena de suministro muy eficiente. Como evidencia, la asociación citó la respuesta de los distribuidores al aumento repentino reciente en la demanda de medicamentos antivirales.

"En cualquier brote de una pandemia en los EE. UU, la cadena de distribución farmacéutica principal, en conjunto con los fabricantes de medicamentos antivirales y vacunas, y los CDC, será la manera más rápida y efectiva de suministrar el producto donde sea que se necesite", agregó el grupo.

Christine M. Layton, científica de salud pública de RTI International, un instituto de investigación con sede en Research Triangle Park, Carolina del Norte, señaló que la respuesta al brote de gripe porcina de 1976 ilustra lo que los EE. UU. es capaz de hacer para vacunar a una gran cantidad de personas en corto tiempo.

Además, aunque cree que EE. UU. están mejor preparado hoy día que hace 33 años, un nuevo programa de vacunación no funciona de un día para otro.

"Si todo el mundo comienza a hacer fila mañana, va a estar esperando muchísimo tiempo", puntualizó Layton.

Más información

Para más información sobre la gripe porcina, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTES: May 14, 2009, press briefing with Keiji Fukuda, M.D., M.P.H., interim assistant director-general, health security and environment, World Health Organization, Geneva, Switzerland; Holger Rovini, M.D., lead analyst, infectious diseases, Datamonitor, London; Ravi S. Harapanhalli, Ph.D., principal consultant, late-stage services lead, PAREXEL Consulting, Lowell, Mass; Christine M. Layton, Ph.D., M.P.H., public health scientist, RTI International, Research Triangle Park, N.C.; Healthcare Distribution Management Association, Arlington, Va.; May 11, 2009, Datamonitor news release; May 7, 2009, Sanofi Pasteur news release
Consumer News in Spanish