See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

El virus de la pandemia de gripe de 1918 agobiaba los pulmones, según plantea un estudio

Según los científicos, el descubrimiento podría ayudar a minimizar las muertes potenciales de la gripe aviar

MIÉRCOLES 17 de enero (HealthDay News/HispaniCare) -- Un equipo internacional de científicos afirma haber descubierto una importante pista sobre por qué el virus de la pandemia de gripe española de 1918 fue tan letal y acabó con las vidas de más de 50 millones de personas en todo el mundo.

En un informe en la edición de esta semana de Nature, los científicos afirman que el virus causaba una respuesta inmunológica que destruía los pulmones en unos cuantos días. Parece trastornar la reacción típica del cuerpo a la infección viral, causando que el sistema inmunitario ataque al sistema respiratorio. Debido a esto, los pulmones de las víctimas se llenan de líquido y prácticamente se ahogan.

El virus de 1918 fue la cepa de influenza más mortal de la historia moderna.

Se ha observado una reacción excesiva similar del sistema inmunológico en los pacientes con el virus de la gripe aviar H5N1, que ha matado a unas 150 personas en todo el mundo. Hasta ahora, el virus H5N1 no ha desarrollado la capacidad de propagarse fácilmente entre los humanos.

Los hallazgos del estudio sobre el virus de 1918 podrían conducir a maneras nuevas de combatir la influenza y sugieren que una intervención oportuna podría ayudar a prevenir grandes cantidades de muertes en brotes futuros de gripe altamente patogénica.

Para este estudio, llevado a cabo en un laboratorio gubernamental de Canadá, los científicos infectaron a siete monos con un virus de 1918 reconstruido. Se reconstruyó usando genes recolectados de los tejidos de las víctimas de la pandemia. Dentro de las 24 horas siguientes a la infección con el virus, los monos mostraron señales clínicas de influenza. En cuestión de ocho días, los monos estaban tan enfermos que hubo que hacerles eutanasia.

La rápida progresión de la enfermedad en los monos fue similar a la observada en víctimas humanas en el brote de 1918.

El crecimiento rápido del virus en los monos después de haber sido infectados sugiere que el virus de alguna manera prepara el terreno para una infección virulenta, anotó el miembro del equipo de investigación Yoshihiro Kawaoka, virólogo de la Universidad de Wisconsin-Madison.

"De alguna manera, al comienzo de la infección, el virus le hace algo al huésped que le permite desarrollarse muy bien. Pero no sabemos lo que es", afirmó Kawaoka en una declaración preparada.

Al aprender más sobre lo que sucede al comienzo de la infección, los científicos podrían ser capaces de desarrollar nuevas maneras para detener el proceso, señalaron los investigadores.

Más información

El Departamento de servicios de salud y humanos de los EE.UU. tiene más información sobre la influenza pandémica.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTE: University of Wisconsin-Madison, news release, Jan. 17, 2007
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined