See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Estudios avalan la efectividad de la vacuna contra la gripe

Una investigación halla que la inmunización funciona y que la vacunación de los niños podría ayudar a todo el mundo

MIÉRCOLES 13 de diciembre (HealthDay News/HispaniCare) -- Dos nuevos estudios ofrecen noticias alentadoras sobre la vacuna antigripal.

El primero halla que aunque las cepas en circulación del virus no concuerden a la perfección con las incluidas en la inmunización de ese año, la vacuna aún ofrece protección contra la gripe.

El segundo estudio halló que un programa de inmunización escolar es una manera efectiva de hacer llegar la vacuna, y que la vacunación de los niños parece proteger a otros miembros de la familia que no están vacunados contra la gripe.

"Estos hallazgos son bastante reconfortantes y nos dicen que esta vacuna está haciendo lo que esperábamos que haría", señaló el autor principal del primer estudio, el Dr. Arnold S. Monto, profesor de epidemiología de la Facultad de salud pública de la Universidad de Michigan en Ann Arbor.

Ambos estudios aparecen en la edición del 14 de diciembre del New England Journal of Medicine.

Cada año, hasta el 20 por ciento de todos los estadounidenses se infectan con el virus de la influenza, de acuerdo con los U.S. Centers for Disease Control and Prevention. Aparte del dolor muscular, la fiebre, el dolor de cabeza y el malestar general por los que la gripe es tan famosa, el virus puede causar complicaciones serias, tales como infecciones de oído, neumonía y deshidratación. Alrededor de 200,000 personas son hospitalizadas cada año por complicaciones de la gripe, y hasta 36,000 mueren anualmente a causa de esta infección viral, informan los CDC.

Existen numerosas cepas del virus de la gripe, y estas cepas cambian constantemente. Como resultado, la vacuna cambia anualmente. Cada año, la temporada de gripe incluye lo que los expertos en salud esperan serán las tres cepas principales en circulación para ese año. Aunque a menudo es bastante precisa, la vacuna no siempre concuerda con las cepas que al final acaban en circulación en una temporada dada.

Los estimados de la eficacia de la vacuna dependen grandemente de estudios realizados con personal militar en años en que la vacuna coincide de manera estrecha con la cepa del virus que circula ese año. Para evaluar mejor lo que sucede a nivel comunitario, Monto y sus colegas empezaron un estudio de tres años en la temporada de gripe 2004-2005. El estudio actual incluye datos del primer año del estudio.

Ese año, en el estudio participaron 1,247 adultos saludables que fueron vacunados con la vacuna viva administrada por vía nasal o con la vacuna inactiva por inyección, entre octubre de 2004 y diciembre de 2004. Si alguien se enfermaba en cualquier momento tras recibir la vacuna hasta mayo de 2005, se tomaba una muestra de la garganta de forma que los investigadores pudieran confirmar la infección por influenza.

Aunque las cepas que circularon durante la temporada de gripe 2004-2005 diferían en algo de las cepas incluidas en la vacuna, la vacuna inactiva aún tuvo hasta un 77 por ciento de efectividad, informaron los investigadores, y la vacuna viva tuvo un 57 por ciento de efectividad en la prevención de la gripe.

"Hemos conseguido dos vacunas efectivas contra la gripe. En este año en particular, la vacuna inactiva resultó un poco más efectiva que la vacuna viva atenuada en adultos", señaló Monto. Agregó que, en los niños, la vacuna viva podría resultar más efectiva.

El segundo estudio comparó los niños que participaron en un programa de inmunización escolar con los niños de escuelas que no lo tenían. Los niños de 28 escuelas primarias en Maryland, Minnesota, Texas y Washington participaron en el estudio. Once escuelas de ese grupo fueron elegidas como "escuelas de intervención", y a todos los niños saludables mayores de cinco años se les ofreció la vacuna viva nasal en forma de aerosol. Las escuelas restantes no ofrecieron dichos programas y sirvieron como controles.

Con el uso de los datos de vigilancia, los investigadores predijeron cuál sería la semana pico de la influenza para esta temporada. También, los padres llenaron cuestionarios sobre qué síntomas, si alguno, experimentaban ellos y sus niños, qué medicamentos habían comprado, así como el registro de cualquier consulta médica, ausencia escolar o laboral.

El equipo halló una reducción significativa en las enfermedades parecidas a la influenza tanto en los adultos como en los niños en los hogares donde había un niño vacunado en comparación con los hogares que no recibieron vacuna. Los investigadores también observaron un número de consultas médicas significativamente menor, un menor uso de medicamentos recetados y de venta libre y una reducción en las ausencias escolares entre los niños de la escuela primaria y secundaria en los hogares vacunados.

"Los niños son los principales transmisores de la gripe en la comunidad", explicó el autor principal del estudio, el Dr. James King, profesor de pediatría en la Facultad de medicina de la Universidad de Maryland en Baltimore. "Creo que la vacuna contra la influenza debería recomendarse para todos los niños. Esta vacuna no sólo protege a los niños inmunizados sino también a otros miembros de la familia".

Agregó que el programa escolar fue muy efectivo y que las escuelas podrían ser "adyuvantes viables" para la distribución de la vacuna.

Más información

Para más información sobre la vacuna contra la gripe, visite los U.S. Centers for Disease Control and Prevention.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Arnold S. Monto, M.D., professor, epidemiology, University of Michigan School of Public Health, Ann Arbor, Mich.; James King, M.D., professor, pediatrics, University of Maryland School of Medicine, Baltimore; Dec. 14, 2006 New England Journal of Medicine
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined