See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

¿Comenzó la pandemia de gripe de 1918-19 antes de lo pensado?

Investigadores sugieren que apareció en la ciudad de Nueva York meses antes de hacer sus enormes estragos

LUNES 25 de julio (HealthDay News/HispaniCare) -- La sabiduría popular asegura que la epidemia de "gripe española" de 1918-1919 (la más mortal del siglo 20) apareció primero en Kansas y luego se diseminó por el país y el resto del mundo.

Ahora, los investigadores ofrecen una teoría alternativa: Dicen que la evidencia sugiere que la gripe ya fustigaba a la ciudad de Nueva York meses antes de emerger en el oeste medio.

Pero no reescriba los textos de historia todavía. Un experto en influenza aseguró que los nuevos hallazgos son pura especulación. Y no está claro si alguien podrá alguna vez probar que la nueva teoría es correcta.

No obstante, el informe en la edición en línea de esta semana de Proceedings of the National Academy of Sciences levanta cuestionamientos sobre la epidemia de gripe española, la que continúa fascinando hoy en día gracias al trabajo de historiadores médicos y realizadores de documentales, así como el de expertos sanitarios que advierten que al mundo hace ya mucho que le toca otra pandemia mortal.

Si bien en el momento no se comprendía la extensión completa del poder letal de la gripe española, sus efectos se conocen mejor ahora: Más de 600,000 personas murieron tan sólo en los Estados Unidos y las muertes a nivel mundial podrían haber superado los 40 millones, más personas de las muertas durante la Primera Guerra Mundial.

La investigación actual sugiere que las señales más tempranas de la epidemia aparecieron en la primavera de 1918 en una instalación militar llamada Ft. Riley en el suroeste de Kansas, antes de la devastación grave de los meses de otoño e invierno.

¿Pero qué pasa si hubiera evidencia de que el mismo virus causaba enfermedad antes de ese momento? Investigadores del Departamento de Salud de la Ciudad de Nueva York decidieron explorar esa pregunta mediante el examen de los registros locales de mortandad.

Por motivos que no están completamente claros, las epidemias importantes de gripe frecuentemente atacan primero a los niños pequeños y luego al resto de la población, según el científico investigador y coautor del estudio Donald Olson. Una posible explicación, apuntó, es que las personas mayores han desarrollado inmunidad a algunas cepas de la gripe y tienen un poco de protección contra los tipos nuevos peligrosos.

Entonces, Olson y sus colegas revisaron para determinar si los residentes más jóvenes de la ciudad de Nueva York murieron de la gripe en cifras inusualmente altas antes de la primavera de 1918. Y así fue, según encontraron los investigadores, y las muertes llegaron a su pico entre diciembre de 1917 y abril de 1918.

"No fue una ola ni ligera ni primaveral", apuntó Olson. "Sucedió en el invierno y más de 2,700 habitantes de Nueva York murieron de esto, aunque fue principalmente ignorado".

Sin embargo, existe un gran problema con la nueva teoría. Los investigadores no saben si las muertes que descubrieron fueron causadas por el mismo virus de la gripe que desencadenó la mortal pandemia. Las pruebas genéticas podrían resolver el asunto, pero es prácticamente imposible encontrar trozos supervivientes de un virus de gripe de 87 años de edad. Entre otras cosas, los científicos han recurrido a cuerpos enterrados en la tundra congelada de Alaska en busca de gérmenes de la influenza procedentes de la epidemia.

Aún así, dijo Olson, el patrón similar de infección (atacar a los jóvenes primero) sugiere que no había diferencia entre el virus que atacó en la ciudad de Nueva York en febrero de 1918 y el que poco después atacó a todo el planeta.

Por lo menos un especialista se mostró escéptico respecto a la nueva teoría.

"El principal problema es que no pueden probarlo", afirmó el Dr. Pascal James Imperato, director del programa de maestría de salud pública del Centro Médico Downstate de la Universidad de Nueva York, en Brooklyn. "Es muy circunstancial. Uno podría fácilmente argüir que la epidemia anterior se debía a un virus totalmente diferente".

¿Qué significa todo esto hoy en día? "No veo que tenga ninguna relevancia", aseguró Imperato.

Pero Olson piensa que los hallazgos del estudio brindan más evidencia de que las epidemias de la gripe no aparecen súbitamente. "Hay una preocupación entre muchas personas de que si sucede una pandemia, sobrevendrá como una explosión y que no habrá nada que podamos hacer", dijo.

De hecho, añadió, las epidemias se toman su tiempo, lo que da a las autoridades sanitarias bastante oportunidad para hacer algo, pero sólo si perciben las señales de advertencia de que el problema está por venir.

Más información

Obtenga más detalles sobre la gripe española de la Universidad de Stanford.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Pascal James Imperato, M.D., M.P.H. & T.M., director, master of public health program, State University of New York, Downstate Medical Center, Brooklyn, N.Y.; Donald Olson, research scientist, New York City Department of Health; July 25-29, 2005, Proceedings of the National Academy of Sciences online
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined