La gripe aviar podría ser más común de lo pensado entre las personas

Algunos expertos sugieren que la enfermedad podría no ser particularmente letal

LUNES 9 de enero (HealthDay News/HispaniCare) -- Muchas más personas han sido infectadas con la gripe aviar de lo que se ha reportado, pero sólo han mostrado síntomas ligeros, encuentra un nuevo estudio sueco.

Eso abre la posibilidad de que la enfermedad podría no ser tan peligrosa como se pensaba, sugieren algunos expertos en enfermedades infecciosas.

Según el informe, hay una conexión entre el contacto directo con las aves muertas o enfermas y las infecciones de gripe en los humanos, y la transmisión de aves a humanos es probablemente más común de lo que se cree.

El hallazgo sobre el contacto con las aves enfermas parece confirmar los nuevos desarrollos en Turquía, donde pruebas preliminares el domingo mostraron que dos jóvenes hermanos y un adulto en la ciudad capital de Ankara tienen la mortal cepa H5N1 del virus aviar.

Los casos, aún no confirmados por las autoridades de la Organización Mundial de la Salud (OMS), aumentarían el número de casos detectados en Turquía a 15 desde el miércoles, lo que aumenta la preocupación de que el virus se esté diseminando por todo el país. Dos de los tres hermanos adolescentes que murieron de gripe aviar en la ciudad de Van la semana pasada habían estado jugando con las cabezas de pollos muertos, según los informes publicados. Esas muertes marcaron la primera vez que el virus ha matado a humanos fuera de Asia del Este, afirmaron las autoridades de la OMS a la Associated Press.

El estudio sueco aparece en la edición del 9 de enero de Archives of Internal Medicine.

"Nuestros resultados coinciden con que el H5N1 sea mucho más común entre los humanos de lo que se había reconocido anteriormente", afirmó la autora del estudio, la Dra. Anna Thorson, de la División de Salud Internacional del Instituto Karolinska de Estocolmo. "Además, sugieren que los síntomas del H5N1 en los humanos son con mayor frecuencia relativamente ligeros y que el contacto cercano y directo con aves enfermas o muertas es necesario para la transmisión a los humanos".

En su estudio, el equipo de Thorson recolectó datos sobre 45,478 personas en el área de FilaBavi de Vietnam, que ha sido golpeada fuertemente por el virus de la gripe H5N1, entre el 1 de abril y el 30 de junio de 2004. Los investigadores preguntaron a las personas sobre su exposición a las aves y sobre enfermedades parecidas a la gripe durante los meses anteriores. Los individuos con una historia de enfermedad y/o exposición fueron entrevistados en persona.

"Encontramos una relación de respuesta de dosis entre una enfermedad parecida a la gripe y el grado de contacto con aves muertas o enfermas", aseguró Thorson. "En términos llanos, eso significa que mientras más cercano sea el contacto con aves enfermas o muertas, mayor será el riesgo de una enfermedad parecida a la gripe".

El grupo de Thorson encontró que simplemente tener aves enfermas o muertas en la casa no aumentaba significativamente el riesgo de una enfermedad parecida a la gripe; tales personas mostraron un riesgo apenas 14 por ciento superior de enfermedad parecida a la gripe en comparación con alguien que no tuviera aves. Sin embargo, estar en contacto directo con aves enfermas o muertas aumentó ese riesgo en 73 por ciento, aseveró Thorson.

Los investigadores encontraron que entre 650 y 750 de los casos humanos de enfermedad parecida a la gripe podrían ser atribuidos a contacto directo con aves enfermas o muertas. "Si se toman en consideración el tipo de síntomas reportados de los casos humanos y la epidemia continua reportada de H5N1 entre las aves en el distrito, la transmisión de la gripe aviar altamente patogénica a los humanos es la causa más probable de los 650 a 750 casos", declaró Thorson.

Thorson explicó que sin pruebas de sangre no es posible saber con certeza si la enfermedad parecida a la gripe es en realidad la gripe aviar. "Sin embargo, si la transmisión de aves a humanos es más común de lo que que se había anticipado anteriormente, como sugiere nuestro estudio, podría implicar un aumento en el riesgo de recombinación a través de los individuos infectados, quienes sirven como recipientes de mezcla para la influenza aviar altamente patogénica y la influenza humana", anotó Thorson.

Un experto no está seguro de qué signifique el hallazgo en términos de evaluar el peligro real de gripe aviar.

"Ciertamente hay una preocupación considerable de que las infecciones relativamente asintomáticas del H5 u otros virus aviares podrían estar ocurriendo en situaciones en las que haya un alto nivel de exposición a aves enfermas", comentó el Dr. John Treanor, profesor de medicina, microbiología e inmunología de la Universidad de Rochester. "Después de todo, sólo una minúscula fracción de todas las personas expuestas pasan a desarrollar una influenza H5 reconocida. Parecería que las tasas de ataque deberían ser mucho más altas".

"Una posibilidad podría ser que el virus sea en realidad muy poco infeccioso y que sólo unos cuantos desafortunados que estuvieron expuestos a niveles altamente altos se infectan", especuló Treanor. "La otra posibilidad es que por cada caso reconocido, haya muchos otros que no lo sean".

Otro experto ve el hallazgo como prueba de que el miedo de un brote de gripe aviar entre las personas ha sido exagerado.

"Es exactamente lo que he sospechado todo el tiempo", afirmó el Dr. Len Horovitz, especialista pulmonar del Hospital Lenox Hill en la ciudad de Nueva York. "Básicamente, esta enfermedad existe como un resfriado o gripe muy ligero en miles, tal vez cientos de miles, de personas en China y nunca se ha reportado porque no están suficientemente enfermos como para acudir al médico".

Horovitz considera que dado que esta gripe ha estado presente desde 1997, si se fuera a convertir en una pandemia mortal, ya lo hubiera hecho. "Es igual que cualquier otra gripe", señaló. "Mata a algunas personas vulnerables y provoca a las demás personas una enfermedad ligera que no se reporta".

Según la OMS y los gobiernos locales, seis países han tenido 146 casos confirmados de la mortal cepa H5N1 de la gripe aviar, con 76 muertes.

Más información

Los U.S. Centers for Disease Control and Prevention pueden darle más información sobre la gripe aviar.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Anna Thorson, M.D., Ph.D., Division of International Health, Department of Public Health Sciences, Karolinska Institute, Stockholm, Sweden; John Treanor, M.D., professor, medicine, microbiology and immunology, University of Rochester, N.Y.; Len Horovitz, M.D., pulmonary specialist, Lenox Hill Hospital, New York City; Jan. 9, 2006, Archives of Internal Medicine
Consumer News in Spanish