See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

La gripe podría aumentar las probabilidades de ACV y de ruptura de las arterias del cuello

priest tending to patient

MIÉRCOLES, 30 de enero de 2019 (HealthDay News) -- La gripe puede enfermarlo mortalmente, pero también podría provocar un accidente cerebrovascular (ACV) o una ruptura en las arterias del cuello, sugieren dos nuevos estudios.

Los hallazgos llevaron a los investigadores a hacer un recordatorio urgente: vacunarse contra la gripe no solo lo protege contra la infección, sino que también podría reducir su riesgo de estas complicaciones graves.

Los investigadores del primer estudio encontraron que la gripe puede aumentar las probabilidades de sufrir un ACV en casi un 40 por ciento, y ese riesgo añadido persiste durante todo un año.

"El riesgo más alto es en los 15 días de la influenza, y comienza a reducirse con el paso del tiempo", señaló la investigadora principal, Amelia Boehme, profesora asistente de epidemiología en el Colegio Vagelos de Médicos y Cirujanos de la Universidad de Columbia, en la ciudad de Nueva York.

En el estudio, Boehme y sus colaboradores identificaron a casi 31,000 pacientes de una base de datos del estado de Nueva York, con una edad promedio de 72 años, que sufrieron un ACV en 2014. Como grupo, tendían a tener casos más graves de gripe, dado que todos fueron atendidos en una sala de emergencias o admitidos al hospital.

El equipo de Boehme preveía encontrar diferencias en el riesgo de ACV entre los hombres y las mujeres, entre los habitantes urbanos y los rurales, y entre los negros y los blancos. En su lugar, los investigadores encontraron que su riesgo de ACV tras luchar contra la gripe era similar.

Otros estudios han encontrado que el riesgo de ACV aumenta tras cualquier infección importante. Quizá en las personas que ya están en riesgo de ACV, la gripe lo desencadena, planteó Boehme. Pero este estudio no probó que la gripe hiciera que el riesgo de ACV aumentara.

Aun así, se debe monitorizar a los pacientes estrechamente después de padecer la gripe, apuntó el Dr. Salman Azhar, director de ACV en el Hospital Lenox Hill de la ciudad de Nueva York.

"Lo interesante de esto es que la gripe no solo aumenta el riesgo de ACV, sino que ese riesgo es en realidad un riesgo prolongado, que continúa durante varios meses", indicó. "Las personas deben vacunarse".

Azhar sospecha que la inflamación que conlleva una infección como la gripe deja al cuerpo vulnerable a los ACV y los ataques cardiacos.

"La gripe hace que el sistema inmunitario se active en exceso y hay mucha inflamación, y persiste", dijo. "No es trata de un riesgo limitado, el riesgo persiste varios meses".

En el segundo estudio, otro grupo de investigadores de la Universidad de Columbia encontró que en el mes tras una gripe, los pacientes tenían una mayor probabilidad de ruptura en las arterias del cuello.

"Estudios anteriores han mostrado que la ruptura no traumática de la arteria cervical es una importante causa de ACV en pacientes de 15 a 45 años de edad", señaló la investigadora principal, Madeleine Hunter, estudiante de medicina. "Pero la forma en que las disecciones de las arterias del cuello ocurren sin un traumatismo importante sigue sin estar clara".

Usando los mismos datos que el primer estudio, el equipo de Hunter revisó casi 3,900 casos de rupturas de la arteria cervical entre hombres y mujeres, con una edad promedio de 52 años.

También identificaron más de 1,700 casos de gripe, y encontraron 113 casos en que los pacientes tenían la gripe en los tres años anteriores a sufrir una ruptura de una arteria del cuello. Lo más probable es que la gripe hubiera ocurrido en un plazo de 30 días antes de la ruptura.

"El hecho de que nuestro estudio encontrara una asociación entre la gripe y la ruptura de las arterias cervicales, y de que esa asociación se redujera con el tiempo, sugiere que la influenza podría ser un desencadenante", planteó Hunter.

El Dr. Marc Siegel, profesor asociado de medicina en la Facultad de Medicina de la Universidad de Nueva York, en la ciudad de Nueva York, revisó los hallazgos.

"La gripe provoca una respuesta híper inmunitaria y puede aumentar la coagulación y el desgaste de las arterias", comentó. Pero el problema con la gripe no es solo la gripe en sí, apuntó Siegel. Más bien, abre las puertas a otras enfermedades potencialmente letales.

Uno de los aspectos de la vacuna contra la gripe que no se valora del todo es que, si uno contrae la gripe, probablemente sea un caso más leve, enfatizó Siegel. "Esperaría que complicaciones como estas, que son extremas, serían menos comunes con las vacunas contra la gripe".

Los hallazgos se presentarán del 6 al 8 de febrero en la reunión anual de la Asociación Americana del Accidente Cerebrovascular (American Stroke Association), en Honolulu. Las investigaciones presentadas en las reuniones usualmente se consideran preliminares hasta que se publican en una revista revisada por profesionales.

Más información

Para más información sobre la gripe y la enfermedad cardiaca y el ACV, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo
FUENTES: Amelia Boehme, Ph.D., M.S.P.H., assistant professor, epidemiology, Vagelos College of Physicians and Surgeons, Columbia University, New York City; Madeleine Hunter, B.A., medical student, Vagelos College of Physicians and Surgeons; Salman Azhar, M.D., director, stroke, Lenox Hill Hospital, New York City; Marc Siegel, M.D., clinical professor, medicine, New York University School of Medicine, New York City; Feb. 6-8, 2019, presentations, American Stroke Association meeting, Honolulu
Consumer News in Spanish