Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

Las universidades toman medidas para limitar el avance de la gripe porcina

El número de infecciones ya está aumentando rápidamente y podría anticipar lo que se avecina para la población general

MARTES, 8 de septiembre (HealthDay News/Dr. Tango) -- Erica Goldfine, estudiante de último año de la American University de Washington, D. C., regresó a clases este semestre y encontró un nuevo elemento en su manual universitario, justo después de las políticas sobre las trampas: Procedimientos de preparación para emergencias en cuanto a la gripe porcina H1N1.

No fue del todo una sorpresa: Goldfine había estado recibiendo correos electrónicos todo el verano sobre el tema.

Se le ha dicho a ella y otros estudiantes (la universidad tiene más de 9,000) que se queden en casa si se sienten enfermos en lo más mínimo. Se espera lo mismo de los profesores.

Para compensar en caso de un brote potencial, la administración está ofreciendo todas las clases por Internet para que los estudiantes puedan "asistir" a una distancia segura si comienzan a toser o a estornudar.

Goldfine no está tan preocupada.

"No veo que se esté saliendo de control", aseguró. "Además, creo que mi hermano, mi cuñada y yo adquirimos la gripe porcina cuando estuvimos de visita en China recientemente. Fue una gripa bien dura, pero estamos todos bien gracias a Dios".

Pero como hay brote de consideración de gripe H1N1 en universidades por todos los EE. UU. y una muerte sobre la que se informó en la Universidad de Nebraska en Omaha, las universidades están implementando planes detallados de prevención y contención.

"Los estudiantes están muy juntos e interactúan de manera personal y física, y no siguen necesariamente las medidas higiénicas importantes para cualquier tipo de enfermedad", señaló la Dra. Melinda Moore, investigadora principal de salud de Rand Corp, y madre de dos estudiantes universitarios. "¿No te dijo tu madre que te lavaras las manos de todos modos para evitar el contagio de enfermedades? Una pandemia hace que sea más importante hacerlo porque el contagio es más rápido y el virus intentará infectar a todos", agregó.

"Mis hijos acaban de volver a la universidad", aseguró Moore, que pasó veinte años como epidemióloga de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. "Tengo curiosidad por ver qué mensajes están recibiendo. Quiero asegurarme de que estén recibiendo mensajes".

La semana pasada, los CDC informaron que con cientos los estudiantes enfermos por gripe porcina en al menos 17 universidades estadounidenses, éste es el mayor índice de infección por influenza para esta época del año desde la última pandemia de gripe, la gripe de Hong Kong, en 1968.

El índice de infecciones podría ser una señal de lo que está por venir para la población general a medida que se consolida la gripe estacional.

Para llamar la atención de los universitarios, los CDC planean promover las vacunas en sitios populares de redes sociales, como YouTube, Facebook y Twitter.

La American College Health Association ha instituido un sistema de vigilancia para monitorizar enfermedades parecidas a la influenza en 165 universidades estadounidenses que tienen un total de dos millones de estudiantes. En el sistema se registraron 1,640 casos en la última semana de agosto.

La Universidad de Wisconsin en Madison, que tiene 42,000 estudiantes y 18,000 profesores y empleados universitarios, es una de las instituciones que participan en el proyecto.

El plan incluye correos electrónicos a toda la población universitaria enviados por el rector, el vicerrector o el decano, y un folleto What You Can Do About the Flu, (lo que puede hacer si contrae la gripe) distribuido a los estudiantes que viven en la universidad y enviado por correo electrónico a todos los estudiantes.

Sin embargo, esto no ha mantenido a raya completamente el virus en la universidad.

"Estamos comenzando a ver un aumento en los casos. Es más o menos lo que habíamos pronosticado y similar a lo que vemos en todo el país", señaló la Dra. Sarah Van Orman, directora ejecutiva de servicios de salud universitaria de la Universidad de Wisconsin en Madison. "Realmente estamos recalcando el aislamiento de la gente enferma para todos los que están enfermos y todas las cosas que corroboran eso, para asegurarnos de que la gente tiene excusas académicas y de que haya suministros adecuados para practicar una buena higiene".

Los esfuerzos se están enfocando en la gente que tiene afecciones subyacentes o los que tienen síntomas graves, aunque hasta ahora todos los casos han sido leves, aseguró Van Orman, y agregó que actualmente no hay planes para cancelar las clases.

Para evitar contraer la gripe, los expertos urgen medidas de sentido común, como alejarse de personas enfermas, alejarse de otras personas si uno está enfermo y lavarse bien las manos.

Eso significa asegurarse de tener las manos limpias antes de tocarse la cara, (sobre todo la nariz o la boca, por donde entra el virus) o a otras personas. "El virus no se adquiere por las manos. Se adquiere por metérselas en la boca, los ojos o la nariz. Nunca se toque la cara antes de lavarse las manos ni toque a nadie", recomendó el Dr. Len Horovitz, especialista pulmonar del Hospital Lenox Hill de la ciudad de Nueva York.

Los expertos también recomiendan que los estudiantes limpien las superficies que toquen con frecuencia en sus habitaciones, como las perillas de las puertas, los teclados y los controles remotos. La Universidad de Wisconsin en Madison ha distribuido un folleto llamado Cleaning Recommendations for Households.

Y, por supuesto, todo el mundo debe tratar de ponerse la vacuna para el H1N1 en cuanto esté disponible.

Aunque el H1N1 se está expandiendo y parece estar infectando a niños y adultos jóvenes rápidamente, la enfermedad aún tiende a ser leve y la recuperación es rápida.

"También reconocemos que una pandemia se ha declarado y que ya ha habido muchos casos", señaló Moore. "En las escuelas debemos hacer lo mejor que podemos para prevenir o al menos retrasar que cada persona se enferme. Si dificultamos las cosas para el virus, al menos podemos ganar algo de tiempo para que la vacuna esté disponible para más gente".

Más información

Para más información sobre la preparación para una pandemia, visite la American College Heart Association.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTES: Erica Goldfine, senior, American University, Washington, D.C.; Melinda Moore, M.D., senior health researcher, Rand Corp., Arlington, Va.; Len Horovitz, pulmonary specialist, Lenox Hill Hospital, New York City; Sarah Van Orman, M.D., executive director, university health services, University of Wisconsin-Madison
Consumer News in Spanish