Los supervivientes de la pandemia de gripe de 1918 siguen siendo inmunes 90 años más tarde

Investigadores señalan que el hallazgo podría llevar a nuevas estrategias para combatir pandemias futuras

DOMINGO, 17 de agosto (HealthDay News/Dr. Tango) -- Las personas que vivieron la pandemia de gripe de 1918 que mató a 50 millones de personas de todo el mundo siguen produciendo anticuerpos para el virus 90 años más tarde, según informan investigadores.

"La mayoría de la gente tiene la idea de que las personas mayores tienen una inmunidad muy débil o que la han perdido", señaló el Dr. James E. Crowe Jr., investigador principal, y profesor de pediatría, microbiología e inmunología de la Universidad de Vanderbilt.

"Este estudio muestra que la gente extremadamente anciana han retenido la memoria de ser infectada con la gripe de 1918, aún 90 años después", dijo Crowe.

Esta es la primera evidencia en mostrar que la gente desarrolló una inmunidad significativa al virus de la gripe de 1918, apuntó Crowe. "Es importante saber que se puede desarrollar inmunidad a un virus pandémico como ese. Eso tiene implicaciones para nuevos virus pandémicos", añadió.

El informe aparece en la edición del 17 de agosto de la revista Nature.

Para el estudio, el equipo de Crowe estudió los anticuerpos en la sangre de 32 personas que tenían desde 90 hasta más de 100 años de edad, nacidos durante o antes de 1915. Encontraron que las 32 personas tenían anticuerpos de la cepa del virus de la gripe de 1918. De hecho, varias de estas personas seguían produciendo los anticuerpos del virus.

En experimentos con ratones, los investigadores encontraron que estos anticuerpos continúan protegiendo a los ratones de infección con la cepa del virus de 1918.

El estudio también demuestra que la gente tiene una "sorprendente capacidad" para mantener la inmunidad a cosas a las que se expusieron hace tiempo, apuntó Crowe.

Crowe señaló que se desconoce si esta inmunidad es particular al virus de la gripe de 1918. Considera que se necesita más trabajo para comprender toda la extensión de esta respuesta inmunitaria. "Las personas mayores podrían ser una muy buena fuente de donantes para encontrar anticuerpos contra los virus", aseguró.

Crowe dijo que "este estudio muestra que los humanos pueden desarrollar respuestas inmunitarias muy potentes contra la influenza peligrosa que causa pandemias". "Nos da esperanzas de que podemos desarrollar vacunas y tratamientos de anticuerpos para cualquier otro virus pandémico que aparezca", afirmó.

El Dr. Marc Siegel, profesor asociado de la Facultad de medicina de la Universidad de Nueva York en esa ciudad, opina que la gente que desarrolló esta potente respuesta inmune podría haber sido infectada con una cepa menos mortal de la gripe antes de 1918.

"La implicación de este estudio es que el virus de 1918 era tan poderoso que la inmunidad que había que tener para sobrevivir era tan prominente que duraba el resto de la vida", aseguró Siegel.

Sin embargo, Siegel señaló que algunas personas podrían haber experimentado un virus de la gripe menos letal que preparó su sistema inmunitario para manejar la cepa de 1918.

"Entonces, ciertos grupos de edad que habían estado expuestos a un virus relacionado tuvieron las respuestas más potentes", dijo Siegel. "O murieron o desarrollaron una respuesta inmune profunda", apuntó.

Siegel supone que si hay otra pandemia de gripe, algunas personas desarrollarán una inmunidad de por vida igual que en 1918.

Más información

Para más información sobre la gripe aviar, visite los U.S. Centers for Disease Control and Prevention.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTES: James E. Crowe Jr., M.D., professor, pediatrics, microbiology and immunology, Vanderbilt University, Nashville, Tenn.; Marc Siegel, M.D., associate professor, medicine, New York University School of Medicine, New York City, author, Bird Flu: Everything You Need to Know About the Next Pandemic; Aug. 17, 2008, Nature
Consumer News in Spanish