Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

Medicamentos para la influenza: muy útiles mas no perfectos

Tamiflu y Relenza pueden minimizar los daños, pero sólo para algunos pacientes

Sábado, 14 de diciembre (HealthDayNews) -- Cuando ataca la influenza se puede esperar al menos una semana de desdicha: fiebre, temblores, frío, dolor en el cuerpo y jaquecas.

Pero dos medicamentos relativamente nuevos, aprobados por la Administración de Drogas y Alimentos de EE.UU. (FDA, por sus siglas en inglés) en los pasados tres años, prometen minimizar esto.

Las dos drogas, que requieren receta, no son para todo el mundo, y no trabajan si la influenza ha progresado demasiado. También son caras y no son un sustituto de la vacuna contra la influenza. Pero en algunos pacientes, vale la pena intentarlo, concordaron los doctores.

Relenza (zanamivir) arribó primero, aprobada en el verano de 1999. Más tarde en ese año la FDA también aprobó Tamiflu (fosfato de oseltamivir). Se conoce a ambas como inhibidores de neuraminidasa. Si están bloqueadas, esta enzima rompe los enlaces que mantienen nuevas partículas del virus infectado fuera de las partículas infectadas, lo que permite que el nuevo virus se establezca para infectar otras células y se esparza la infección.

Relenza está aprobada para tratar la influenza una vez ocurre, y Tamiflu se puede utilizar para tratar o prevenir la influenza; por ejemplo, si un miembro de la casa ya tiene el virus y se quiere evitar que otros la adquieran.

Cuando se utiliza para tratar la influenza, hay una estrecha ventana de oportunidad, un hecho que muchos pacientes no parecen saber. Los fabricantes de ambos tratamientos dijeron que los medicamentos se deben tomar dentro de dos días del comienzo de los síntomas.

Los pacientes tienden a esperar demasiado tiempo para presentarse y pedir los medicamentos, dijo el doctor Thomas Weida, un médico de familia en Hershey, Filadelfia y un profesor asociado de medicina familiar en Hershey Medical Center, Colegio de Medicina de Penn State.

"Usualmente se presentan en el día 3 ó 4", añadió Weida.

Incluso si se toman dentro del periodo de tiempo recomendado, los pacientes pueden esperar que los medicamentos reduzcan su sufrimiento en sólo un día y medio, indicó el doctor Michael Herbst, doctor de práctica familiar en el Centro de Salud Familiar Les Kelley en Santa Monica, California, y un doctor en el Centro de Santa Mónica-UCLA. "Esto no es realmente impresionante para mí", expresó.

Pero concede que pudiera ser importante para que algunas personas reduzcan el periodo de tiempo de enfermedad, con el fin de regresar a sus reponsabilidades familiares y laborales. Y, por supuesto, las drogas pueden ayudar a que algunas personas se sientan mejor más rápidamente.

El alivio no es barato. Una secuencia de tratamiento asciende a $50 ó más, indicó Herbst.

Y los medicamentos, como la mayoría de las drogas, no fueron hechos para todo el mundo.

Roche Laboratories, que fabrica Tamiflu, advierte que la seguridad y la eficacia de los medicamentos no han sido determinadas en personas quienes cardiopatía crónica, enfermedades pulmonares o insuficiencia renal. Entre sus efectos secundarios reportados están náusea, vómito, diarrea, dolor estomacal, mareos, dolor de cabeza y bronquitis.

Y Relenza de acuerdo con una advertencia realizada por su fabricante, GlaxoSmithKline, ha causado sibilancia o problemas respiratorios serios en algunos quienes la han utilizado. Muchas de las personas con estos efectos secundarios ya tenían asma o enfermedades pulmonares, pero no todas las padecían. Como resultado, la droga no se recomienda por lo general para usarse en aquellos con problemas respiratorios.

Entre los efectos secundarios reportados con el uso de Relenza son dolor de cabeza, diarrea, náusea, vómitos, irritación nasal, bronquitis, inflamación sinusal, mareo e infecciones de oído, nariz y garganta.

Los nuevos medicamentos antivirales atacan tanto la influenza A como la B, señaló Weida. Los anteriores antivirales incluyen amantadina (Symmetrel) y rimantadina (Flumadine) sólo eliminan la influenza A.

Pero Weida sostuvo que si sabe que la influenza A es prevaleciente, a veces receta los antivirales antiguos, que son generalmente menos caros.

Incluso con una alternativa de antivirales, Weida alienta a los pacientes que sufren de influenza a tomar medidas conservadoras, incluyendo sopa de pollo. "Por alguna razón la sopa de pollo ayuda al sistema inmunológico", indicó. "Teóricamente, ayuda a promover la actividad antiviral".

También sugiere tomar muchos líquidos, descansar suficiente y lavarse las manos con frecuencia para minimizar la difusión de la influenza. Y si adquieres influenza, y eres el cocinero de la familia, delega esa tarea a alguien más hasta que no puedas contagiar a otros.

Qué hacer

La Administración de Drogas y Alimentos de EE.UU. tiene información detallada sobre Tamiflu y Relenza.

Fuentes: Thomas Weida, M.D., médico de familia, y profesor asociado de medicina familiar, Hershey Medical Center, Colegio de Medicina de Penn State; Michael Herbst, M.D., doctor de práctica familiar, Centro de Salud Familiar Les Kelley, Santa Mónica, Calif.; y médico de personal en el Centro Médico de Santa Mónica- UCLA; fabricantes de medicamentos; Administración de Drogas y Alimentos de EE.UU.
Consumer News in Spanish