Según un informe, los EE.UU. no están listos para manejar un brote masivo de gripe

Hasta 1.9 millones de estadounidenses podrían morir en una pandemia, según un documento

DOMINGO 9 de octubre (HealthDay News/HispaniCare) -- Los Estados Unidos no está preparados para una pandemia global de gripe, de acuerdo con un borrador de un informe federal, el cual predice que el peor de los casos podría llevar a la muerte de 1.9 millones de estadounidenses y a la hospitalización de 8.5 millones de personas, con costos que sobrepasarían los $450 mil millones.

El informe, obtenido por The New York Times, afirma que el gran brote de gripe que comenzó en Asia podría atacar probablemente a los Estados Unidos dentro "de unos cuantos meses o semanas" debido a la facilidad de viajar en estos días, informó el periódico el sábado.

Si ocurriera una pandemia, un brote global de una cepa mortal de gripe, los hospitales de los EE.UU. resultarían abrumados, las clínicas de vacunación serían atacadas por motines, e incluso la distribución de energía y alimentos podría verse interrumpida, de acuerdo con el plan, informó el Times.

El informe, que tiene 381 páginas, recomienda cuarentenas y restricciones de viaje pero admite que tales medidas "probablemente no retrasen la introducción de una enfermedad pandémica en los EE.UU. por más de uno o dos meses", según el periódico.

El informe también recomienda la producción doméstica de 600 millones de dosis de vacuna contra la gripe en seis meses, más de 10 veces la capacidad actual, apuntó el periódico.

El plan también sugiere ciertas medidas que los gobiernos estatales y locales deben tomar ahora para prepararse para la pandemia, la cual los expertos sanitarios advierten debió de llegar hace mucho. Entre estas medidas se encuentra la creación de documentos legales que permitirían las cuarentenas, afirmó el Times.

Una vocera de Michael O. Leavitt, Secretario de los U.S. Health and Human Services, apuntó al periódico que el plan que recibió el Times era un borrador y no un documento final. "Reconocemos que el plan de los H.H.S. será una base para un plan de todo el gobierno y ese proceso ya comenzó", señaló Christina Pearson.

Pearson añadió que Leavitt ya se ha reunido con otros secretarios del gabinete para comenzar a coordinar la respuesta federal a una pandemia, dijo el periódico.

Las autoridades sanitarias del mundo y de los EE.UU. han estado advirtiendo durante meses que la cepa de gripe avícola que se extiende por Asia podría desencadenar la próxima pandemia.

Sin embargo, algunos científicos afirman que, si bien la cepa actual de gripe avícola representa riesgos sanitarios potenciales, no es probable que desencadene una pandemia en el futuro inmediato.

El Dr. Anthony S. Fauci, director del National Institute of Allergy and Infectious Diseases, declaró al Times el domingo que no era probable que hubiera una pandemia de gripe avícola en la próxima temporada de gripe.

"No puedo cuantificar qué tan improbable", aclaró Fauci. Pero "hay que prepararse para el peor de los casos. No hacerlo sería irresponsable", añadió.

El Dr. Jeffrey Taubenberger, jefe del departamento de patología molecular del Instituto de Patología de las Fuerzas Armadas en Washington, D.C., declaró al periódico que "No diría que [una epidemia de gripe avícola] es inminente o inevitable. Pienso que en el futuro habrá una pandemia". Pero, continuó, que la pandemia sea de gripe avícola u otro tipo de gripe es imposible de predecir en este momento.

Con la creciente preocupación por la amenaza de la gripe avícola, el Presidente George Bush se reunió el viernes con ejecutivos de importantes fabricantes de vacunas para discutir una expansión de la capacidad del país para hacer suficiente vacuna para contrarrestar una posible pandemia.

La responsabilidad fue uno de los asuntos que debieron tratar, según el vocero de la Casa Blanca Scott McClellan. Anotó que si una vacuna causa efectos secundarios en personas saludables, los fabricantes de vacuna podrían enfrentarse a demandas masivas, reportó la Associated Press.

Esa es una de las razones por la cual muchos laboratorios farmacéuticos han dejado de fabricar vacunas durante las últimas dos décadas. Una segunda razón es que las vacunas no son tan rentables. Eso es especialmente cierto para las vacunas contra la gripe, que tienen que ser reformuladas cada año para lidiar con las cepas de gripe en circulación.

La Senadora Hillary Rodham Clinton (D-N.Y.) y el Senador Pat Roberts (R.-Kan.) introdujeron el jueves legislación que animaría la producción de vacunas en los Estados Unidos al garantizar financieramente un mercado para los productores de vacuna.

También, el viernes, representantes de casi 70 países expresaron su disposición de cooperar para limitar la amenaza de una pandemia de gripe avícola, señaló el Leavitt, Secretario de los HHS.

Leavitt dio información a los reporteros en una conferencia del Departamento de Estado, la cual estuvo cerrada a la prensa, antes de viajar a Asia del Sureste, donde evaluará por sí mismo la capacidad de varios países para vigilar los virus de la gripe avícola y prevenir su diseminación, reportó la AP.

Más información

Los CDC pueden darle más información sobre la gripe avícola.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
Consumer News in Spanish