Una vacuna débil está haciendo que la temporada de la gripe sea incluso más dura, según los CDC

man sneezing

VIERNES, 2 de febrero de 2018 (HealthDay News) -- Esta temporada de la gripe sigue siendo una de las peores en años. Y no ayuda que la vacuna parezca tener una efectividad por debajo del 20 por ciento contra la cepa dominante de la temporada, según un nuevo informe canadiense.

Mientras tanto, miles de estadounidenses están abarrotando las salas de emergencias de los hospitales o sufriéndola en casa, y las nuevas estadísticas de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. muestran que los casos están en niveles de epidemia.

Hasta el 27 de enero, 48 estados (menos que los 49 de la semana pasada) siguen experimentando una actividad generalizada de la gripe, indicaron los CDC, y la cepa H3N2 más virulenta explica la mayoría de los casos de gripe reportados.

No es sorprendente que las tasas de hospitalización asociada a la gripe sigan en aumento: desde 41.9 por cada 100,000 personas la semana que terminó el 20 de enero a 51.4 por cada 100,000 personas la semana que terminó el 27 de enero.

"En cuanto a esta semana, la cantidad total de hospitalizaciones es ahora la mayor que hemos observado, incluso más alta que en 2014-15, nuestra temporada anterior más alta", dijo la Dra. Anne Schuchat, directora en funciones de los CDC.

"También seguimos oyendo noticias de hospitales abarrotados y escaseces puntuales de antivirales y de pruebas rápidas de la influenza", indicó. "Desafortunadamente, nuestros últimos datos de seguimiento indican que la actividad de la gripe sigue siendo alta y generalizada en la mayor parte del país, y está aumentado en general".

"Esta semana, reportamos 16 muertes pediátricas más relacionadas con la gripe en esta temporada, lo que significa que ahora hay incluso más familias que han quedado devastadas por la gripe", añadió.

Según los CDC, 53 niños han fallecido por la gripe en lo que va de temporada.

Prevenir la gripe mediante la vacuna es el mejor medio de evitar estas tragedias, por supuesto, pero las estadísticas publicadas el jueves en Canadá sugieren que la vacuna de esta temporada tiene una efectividad de apenas el 17 por ciento contra la cepa H3N2.

Los estimados de la efectividad de la vacuna de la gripe en EE. UU. todavía no se han publicado, pero Schuchat no se mostró sorprendida por la cifra que se publicó en Canadá, dado que ha sido difícil hacer una vacuna potente contra la cepa H3N2 de la gripe.

"Una sola cifra no lo explica todo, pero sabemos que la efectividad de la vacuna H3N2 es más baja, cada año", dijo a los periodistas. "Anticipamos que la efectividad contra las cepas H3N2 sea baja. Eso es lo que vieron en Australia al final de la temporada, pero todavía no tenemos esa cifra definitiva".

Pero hay un rayo de esperanza. Schuchat dijo que parece que la actividad de la gripe se está aliviando en cierta medida en los estados del oeste, y Oregón mostró una reducción de los casos la semana pasada.

El Dr. Daniel Jernigan dirige la división de la influenza de los CDC. En la conferencia de prensa, se mostró de acuerdo en que "si esta tendencia actual en la tasa de hospitalizaciones se mantiene a lo largo de la temporada, es posible que la cantidad de hospitalizaciones por la gripe excedan las 710,000 observadas en 2014-15".

Los pacientes de la gripe con una edad avanzada siguen siendo los más propensos a requerir atención hospitalaria, mostró el informe, ya que las tasas siguen siendo muy altas para las personas entre 50 y 64 años de edad.

Pero las autoridades de los CDC enfatizaron que, aunque la efectividad de la vacuna es relativamente baja en comparación con temporadas anteriores, sigue siendo importante vacunarse contra la gripe, y no es demasiado tarde para hacerlo.

Eso se debe a que cualquier protección es mejor que ninguna, y los estudios han mostrado que vacunarse puede al menos reducir la gravedad de la gripe si se contrae.

Esto es particularmente cierto para los niños, dijo Jernigan.

"Para esta temporada, solo en el 20 por ciento de estos casos de muertes pediátricas se habían vacunado, y la mitad de esos niños estaban por lo demás sanos", indicó. Y estas muertes se asociaron con las cepas H3N2, H1N1 e influenza B. "Todos los tipos distintos de influenza están causando estas muertes", advirtió Jernigan.

Schuchat también enfatizó que "de ningún modo estamos fuera de peligro. La mayoría de las temporadas duran hasta 20 semanas, y probablemente nos quedan varias semanas de una actividad gripal en aumento".

A pesar de la gravedad de la temporada, la Asociación Americana del Pulmón (American Lung Association) afirma que hay cosas que uno puede hacer para evitar el ataque del virus.

"La gripe es más que 'un resfriado malo'. Es una enfermedad respiratoria grave que se propaga con facilidad de una persona a otra, usualmente cuando la persona con la gripe tose o estornuda", advirtió el Dr. Norman Edelman, asesor científico principal de la Asociación Americana del Pulmón.

"Los síntomas de la gripe incluyen fiebre, tos, debilidad y dolores", dijo Edelman en un comunicado de prensa de la asociación pulmonar. "Si tiene asma u otras enfermedades pulmonares, está en un riesgo más alto de desarrollar complicaciones por la gripe".

Hay varias formas de protegerse a uno mismo y a los demás. Entre éstas se encuentran:

  • Vacúnese contra la gripe. Aunque la vacuna de este año no tiene una correspondencia perfecta con los virus en circulación, sigue siendo la mejor forma de protegerse contra la infección. Y algo de protección es mejor que nada. La temporada de gripe quizá no acabe hasta mayo. La vacuna contra la gripe permanece efectiva unos seis meses.
  • Busque atención médica. Las personas que desarrollan síntomas gripales deben ir al médico de inmediato. Los antivirales, como Tamiflu y Relenza, pueden ayudar a aliviar los síntomas del virus, pero esos fármacos son más efectivos si se toman en un plazo de 48 horas tras enfermar.
  • No propague el sufrimiento. Si enferma de gripe, tome medidas para evitar contagiar la infección a los demás. Las personas enfermas se deben cubrir la boca y la nariz con un pañuelo al toser o estornudar. Hay que lavarse las manos con frecuencia. Las personas deben evitar tocarse los ojos, la nariz o la boca, sobre todo si no tienen las manos limpias. Asegúrese de desinfectar las superficies y objetos posiblemente contaminados. Todo el que tenga gripe debe quedarse en casa y no ir al trabajo o la escuela más o menos por una semana. Una vez aparecen los síntomas de gripe, las personas son contagiosas durante cinco a siete días.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre la gripe.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

logo
FUENTES: Feb. 2, 2018, media briefing with Anne Schuchat, M.D., acting director, U.S. Centers for Disease Control and Prevention, and Daniel Jernigan, M.D., director, influenza division, U.S. National Center for Immunization and Respiratory Diseases, CDC; Feb. 2, 2018, U.S. Centers for Disease Control and Prevention's "FluView"; American Lung Association, news release, Jan. 19, 2018
Consumer News in Spanish