Antiguo virus podría ayudar a pacientes de VIH a vivir más tiempo

Germen en apariencia inofensivo relacionado con hepatitis aumenta el sistema inmunitario

Miércoles, 3 de marzo (HealthDayNews) Los investigadores piensan que han confirmado la noción poco probable de que una infección viral en apariencia inofensiva ayuda a las personas con VIH a vivir más.

El funcionamiento del virus está lejos de estar claro, y los científicos no pueden garantizar que sea benigno. Pero los hallazgos del estudio parecen sugerir que éste, de alguna manera, fortalece el sistema inmunitario de estos pacientes.

"Esto coloca el clavo final al féretro de las personas que dudaban de este efecto porque era demasiado contradictorio", sostuvo Roger Pomerantz, director del Centro para la Biodefensa y la Virología Humana en la Universidad Thomas Jefferson en Filadelfia. Pomerantz escribió un comentario acerca del nuevo estudio que aparece en la edición del 4 de marzo de la New England Journal of Medicine.

Aunque aparentemente es un germen antiguo, GBV-C también conocido como "virus G" fue descubierto a mediados de los 1990. primero, los científicos pensaron que el virus era responsable de una de las enfermedades hepáticas potencialmente mortales conocida como hepatitis. Más tarde, se percataron de que no parecía causar síntoma alguno, incluso cuando el sistema inmunitario no podía eliminarlo. Pero parecía seguir relacionado con la hepatitis.

Como la hepatitis B, el virus se esparce a través de la exposición a la sangre y el contacto sexual. Investigación entre donantes de sangre saludables sugiere que infecta de 1.5 a 2 por ciento de la población, y aproximadamente 13 por ciento la había tenido en el pasado, indicó el coautor doctor Jack Stapleton, director del programa de VIH de la Universidad de Iowa.

"La mayoría de las personas saludables quienes tuvieron esta infección, la eliminaron y desarrollaron anticuerpos, muy similar a muchas otras infecciones virales como sarampión y hepatitis A", sostuvo Stapleton. Los anticuerpos son los soldados especializados del sistema inmunitario en espera, adiestrados para atacar ciertas clases de gérmenes.

En los pasados años, los científicos han vinculado la presencia del virus G a periodos de vida más prolongados en aquellos infectados con VIH. En el nuevo estudio, el más extenso de su clase, examinaron los científicos examinaron los expedientes médicos de 271 hombres quienes se tornaron VIH positivo mientras formaban parte en un gran proyecto de investigación estadounidense antes del advenimiento de las poderosas drogas contra SIDA hace casi una década.

Ochenta y cinco por ciento de los hombres demostraron señales de infección del virus G. Y los hombres que no, eran 2.78 veces más propensos a morir luego de los cinco o seis años que aquellos a quienes el virus infectaba persistentemente.

"Si tienes virus G, es poco probable que progreses [a la etapa final de SIDA]", comentó Pomerantz. "Esto no significa que no llegarás a esta etapa. Significa que serás menos probable de hacerlo".

Aquellos infectados con el virus G, pero que lo eliminaron, fueron más probables a morir, explicó Stapleton. Esto podría ser porque el VIH extrajo el virus de las células inmunitarias enfocadas.

De forma que ¿cómo trabaja el virus G? El germen podría de alguna manera preparar el sistema inmunitario para atacar eficazmente el virus de SIDA, sostuvo Pomerantz. O quizás algo más, todavía no descubierto, entra en función, añadió.

Sin embargo, Pomerantz no cree que aquellos infectados con VIH deben apresurarse e intentar infectarse con el virus G. "Esto es una conclusión apresurada y buscar problemas, especialmente cuando no tenemos idea de cómo trabaja", aseveró.

El próximo paso: Determinar qué está pasando con el virus G y, de ser posible, duplicarlo, manifestó Stapleton. "Si podemos descubrir una forma de mantener la infección [del virus G], entonces potencialmente podríamos tener una vacuna o tratamiento que modifique la enfermedad".

Más información

El virus G parece estar relacionado con varios tipos de hepatitis; para aprender más acerca de la hepatitis A, visita los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE.UU. Para detalles acerca de indicaciones federales con respecto a tratamientos del SIDA, accede a AIDSinfo

Derechos de autor, HealthDay 2004

Fuentes: Jack Stapleton, M.D., director, Programa de VIH de la Universidad de Iowa, ciudad de Iowa; Roger Pomerantz, M.D., F.A.C.P., jefe, Centro para la Biodefensa y Virología Humana, Universidad Thomas Jefferson, Filadelfia; 4 de marzo de 2004, England Journal of Medicine

Consumer News in Spanish