See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Las pruebas de detección de la hepatitis C pueden ayudar a prevenir la enfermedad hepática

lab worker

JUEVES, 3 de enero de 2019 (HealthDay News) -- La infección con el virus de la hepatitis C puede provocar una enfermedad hepática, e incluso cáncer de hígado. Pero cuando se encuentra, el virus se puede curar, de forma que las pruebas de detección son vitales para las personas en riesgo, enfatizan los expertos en salud.

Existen vacunas preventivas para la hepatitis A y B, pero no para la hepatitis C.

"Podemos eliminar el virus y evitar que las personas desarrollen enfermedad hepática", aseguró el Dr. James Spicher, médico internista en Penn State Health. "Pero solo podemos hacerlo si lo encontramos. Por eso las pruebas de detección son tan importantes. De otra forma, es una enfermedad silente".

La hepatitis C provoca una inflamación crónica en el hígado. Con el tiempo, puede conducir a cicatrices, cirrosis, enfermedad hepática o cáncer de hígado. Es una de las principales causas de insuficiencia hepática y de la necesidad de trasplantes de hígado.

Unos antivirales recién desarrollados pueden ahora curar a 9 de cada 10 personas con hepatitis C. Esos medicamentos son más efectivos y tienen menos efectos secundarios que los tratamientos utilizados en el pasado.

Como la hepatitis C puede tardar décadas en provocar un daño hepático notable, las directrices de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. U. recomiendan realizar pruebas de detección a las personas de 53 a 73 años de edad.

Muchas personas que tienen hepatitis C la contrajeron mediante una transfusión de sangre o un procedimiento médico antes de que los laboratorios comenzaran a hacer pruebas del virus a principios de los años 90.

La hepatitis C provoca unos síntomas gripales leves que duran un par de semanas y luego desaparecen. Pero el virus puede ocultarse sin detección en el hígado durante años.

Los CDC recomiendan que todo el que haya nacido entre 1945 y 1965 se haga una prueba sanguínea de la hepatitis C una vez durante una revisión de rutina.

"Son las personas con el mayor riesgo", señaló Spicher en un comunicado de prensa de la Penn State.

Los casos de hepatitis C también están en aumento debido a la crisis de opioides y a los usuarios de heroína que comparten agujas. El virus con frecuencia se detecta cuando los usuarios acuden a tratamiento y reciben pruebas de detección de rutina, añadió Spicher.

Más información

Para más información sobre la hepatitis C, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo
FUENTE: Penn State Health, news release, Dec. 19, 2018
Consumer News in Spanish