Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

El alto precio del "piercing"

Comunes las infecciones en la oreja

Martes, 24 de febrero (HealthDayNews) -- Perforarte la parte alta de la oreja en un centro comercial podría sonar como una buena idea, pero en un centro comercial en Oregon siete adolescentes pagaron el precio con orejas malamente infectadas.

El principal responsable parece ser el mal uso de la pistola para "piercing", que dispara un clavo que traspasa el tejido de la oreja.

Este artefacto fue diseñado para perforar el lóbulo de la oreja y no se debe utilizar en la parte superior de la oreja, explicó Elayne Angel, una reconocida body piercer y eslabón médico para la Association of Piercing Professionals (APP).

"La AAP apoya el uso de equipo desechable esterilizado, que no es lo que son las pistolas de orejas", manifestó. "Las pistolas no están esterilizadas, y no son apropiadas ni para el lóbulo ni para el cartílago de la oreja".

Perforarse la parte superior de la oreja no es nada como perforarse el lóbulo de la oreja. La gran diferencia es que la parte superior de la oreja está hecha de cartílago, que es un material suave óseo, contrario al lóbulo, que es tejido blando. Debido a que el cartílago cura de forma diferente que el tejido blando, perforarse la parte alta de la oreja es más riesgoso, afirmó Angel.

En un artículo publicado en la edición del 25 de febrero de la Journal of the American Medical Association, investigadores reportaron siete casos de Pseudomonas aeruginosa, una infección bacterial causada por perforación de la parte superior de la oreja, en un kiosco en un centro comercial de Oregon.

"Las personas que van a un centro comercial para perforarse las orejas están saliendo no sólo con sus orejas perforadas, también con la infección Pseudomonas aeruginosa", aseveró el investigador principal William E. Keene, un epidemiólogo en el Departamento de Servicios Humanos de Oregon.

De las 118 personas quienes se perforaron las orejas de agosto a septiembre de 2000, hubo siete casos confirmados de infección. Y varios de los pacientes terminaron con una oreja deformada, sostuvo Keene.

Este episodio confirmó que la perforación en el cartílago es que en el lóbulo de la oreja, manifestó Keene. "La perforación de la oreja en su propia forma es un procedimiento invasivo, y controlar la infección es importante", expuso.

Las pistolas de piercing son prohibidas para perforaciones que no sean en el lóbulo de la oreja en Oregon y en varios estados, indicó Keene. Además, la mayoría de los empleados en los kioscos tuvieron poco o ningún adiestramiento, añadió.

Keene sostuvo que algunas empleados rocían la pistola y el clavo estéril con un desinfectante comercial. Los investigadores encontraron crecimiento bacterial en el desinfectante, apuntó.

Otra dificultad fue que los doctores diagnosticaron erróneamente el problema en algunos de los pacientes. Trataron la infección como una infección cutánea regular, y suministraron a los pacientes el antibiótico erróneo, según el estudio.

Keene considera que el problema no está confinado a esta epidemia o para las 40 ó 50 personas en Oregon quienes se infectan cada año. Basados en el número de infecciones en Oregon, especula que varios miles de personas cada año en los Estados Unidos se infectan de perforaciones en la oreja.

También advirtió que en algunas personas, la infección puede afectar a todo el cuerpo, conduciendo a una infección potencialmente fatal en la corriente sanguínea llamada sepsis.

"Si deseas perforarte la parte alta de la oreja, debes buscar un lugar donde tengan conocimiento acerca de control de infecciones", aconsejó Keene. "Pero estás a merced de los operadores cuando vas a uno de estos lugares".

Debes prestar atención especial a las instrucciones de cuidado posterior que suministran los piercers y síguelas, aconsejó Keene. "Con infecciones en el cartílago, la herida podría no curar en meses, y durante ese periodo estás en riesgo de infección. Si la infección se desarrolla, busca atención médica, y no presumas que es un problema menor y que desaparecerá por sí mismo", enfatizó.

Si deseas perforarte la oreja o cualquier otra parte del cuerpo, Angel recomienda buscar en el portal de la APP para encontrar un piercer. "Los piercers de la AAP tiene un muy alto estándar de higiene y seguridad", manifestó. También considera que todas las perforaciones deben ser reguladas por los estados.

Myrna Armstrong, profesora de Escuela de Enfermería de los Centros de Ciencias de la Salud de Texas Tech University, sostiene que expertos de la salud han estado al tanto del vínculo entre las perforaciones y las infecciones por años. Armstrong ha estado trabajando con perforaciones corporales desde 1995.

Las pistolas, añadió, no se pueden esterilizar o descontaminar adecuadamente. "Este artículo confirma que existe realmente un problema".

Si estás determinado a perforarte la oreja, evita centros comerciales y kioscos, expresó Armstrong. Encuentra body piercers experimentados quienes conocen técnicas de esterilización, añadió.

Más información

Los Institutos Nacionales de la Salud tienen más información sobre el body piercing. Para aprender más acerca de Pseudomonas aeruginosa, visita la Universidad de Wisconsin.

Fuentes: William E. Keene, Ph.D., M.P.H., epidemiólogo, departamento de salud estatal, Departamento de Servicios Humanos de Oregon, Pórtland; Elayne Angel, portavoz, Association of Piercing Professionals , y propietaria, Rings of Desire, Nueva Orleáns; Myrna Armstrong, Ed.D., profesora, Escuela de Enfermería de los Centros de Ciencias de la Salud de Texas Tech University, Lubbock, 25 de febrero de 2004, Journal of the American Medical Association
Consumer News in Spanish