See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

En ensayos, un esteroide no alivia la meningitis

Aún así, según los expertos, los resultados de Asia y África podrían no aplicar para los pacientes de occidente

MIÉRCOLES 12 de diciembre (HealthDay News/Dr. Tango) -- Los ensayos nuevos que usaron un esteroide poderoso para tratar la meningitis bacteriana mortal no han mostrado beneficio, o muy poco con el medicamento, lo cual ha desilusionado a los investigadores.

"Fue una sorpresa", aseguró el Dr. Matthew Scarborough, conferencista clínico sobre enfermedades infecciosas del Colegio de medicina de la Universidad de Malawi y autor líder de uno de los estudios. "Luego de la publicación de un ensayo europeo que mostró beneficios, nuestros resultados no mostraron ninguno", señaló.

Los resultados de los dos ensayos, que se realizaron en Vietnam y en Malawi, un país del sur de África, aparecen publicados en la edición del 13 de diciembre de la New England Journal of Medicine.

A pesar de los resultados, según Scarborough, las directrices para el tratamiento de la meningitis bacteriana en los EE.UU.muy probablemente continuarán recomendando el uso de esteroides, en parte por los resultados positivos del ensayo europeo de 2003.

Anotó que hubo diferencias significativas entre los pacientes tratados en ese ensayo y los 465 participantes del ensayo de Malawi.

"El noventa por ciento de los pacientes de Malawi tenían además infección por VIH", advirtió Scarborough. "También presentaron una etapa más avanzada de la enfermedad. Además, hubo una incidencia elevada de complicaciones neurológicas. No sabemos cuál de esos factores explica los resultados".

La meningitis es una infección del fluido espinal (en las meninges) que rodea la espina dorsal y el cerebro. La enfermedad puede ser causada por un virus (generalmente menos grave) o, con menor frecuencia, por una bacteria. La meningitis bacteriana se considera mucho más peligrosa, hasta letal.

En el estudio de Malawi, los investigadores le dieron a los participantes que se sospechaba que tenían meningitis bacteriana dexametasona, un corticosteroide, junto con un antibiótico, cefriaxona o cefriaxona sola.

En general, no hubo diferencia en la incidencia de muerte, discapacidad ni complicaciones graves entre los que recibieron el esteroide y los que no.

Un ensayo de 435 pacientes que tenían meningitis bacteriana sospechada y recibieron tratamiento en Vietnam mostraron resultados similares e índices similares de muerte y discapacidad al mes y a los seis meses, tanto en los grupos que recibieron esteroides como en los que no. Sin embargo, se halló un nivel significativamente más bajo de discapacidad y muerte en los pacientes en los que el diagnóstico sospechado de meningitis bacteriana se pudo confirmar.

El ensayo de Vietnam fue dirigido por el Dr. Jeremy Farrar del Hospital para enfermedades tropicales de la Ciudad Ho Chi Minh, Vietnam.

Los estudios sugieren que podrían ser necesarios distintos métodos de tratamiento en diferentes lugares, según Scarborough.

"Por el momento, no me parece que haya ninguna razón para cambiar las directrices en Europa y EE.UU.", señaló Scarborough. "En Europea y los EE.UU., los pacientes seguirán recibiendo esteroides como terapia adyuvante. No existe evidencia de que en África o Asia existe un beneficio para niños o adultos. Las directrices necesitan ser separadas".

"Los resultados de los estudios sobre los que se acaba de informan no son del todo inesperados", aseguró el Dr. Dean A. Blumberg, profesor asociado de enfermedades pediátricas infecciosas de la Universidad de California en Davis.

"Este campo no ha sido del todo claro", señaló Blumberg. "Hemos estado observando distintas poblaciones de pacientes de diferentes edades, algunos de los cuales tienen proporciones considerables de individuos infectados con VIH. Algunos tienen patógenos distintos".

Aunque los dos ensayos estuvieron "excepcionalmente bien hechos", Blumberg observó que la cantidad relativamente reducida de participantes dificulta aún más interpretar los resultados.

"Los esteroides podrían estar permitiéndole a alguien vivir cuando de otro modo hubiera muerto", dijo. "No me parece que eso vaya a afectar las directrices aquí. En áreas menos desarrolladas, podría conducir a un cambio en las recomendaciones aquí".

Más información

Para más información sobre la meningitis bacteriana, visite la U.S. National Library of Medicine.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTES: Matthew Scarborough, M.D., senior lecturer in infectious diseases, John Radcliffe Hospital, Oxford, England, and College of Medicine/Malawi-Liverpool-Wellcome Programme of Clincal Tropical Research, Blantyre, Malawi; Dean A. Blumberg, M.D., associate professor of pediatric infectious diseases, University of California, Davis; Dec. 13, 2007, New England Journal of Medicine
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined