Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

Lentes de uso prolongado reducen riesgo de infección

Investigación demuestra que nuevos materiales repelen las bacterias mejor que antes

Miércoles, 25 de septiembre, (HealthDayNews) -- Lentes de contacto de uso prolongado, que no contaban con el favor de los doctores para finales de los 80 debido a problemas con peligrosas infecciones oculares, deben ahora ser vistas por bajo nueva luz, aseveró una reciente investigación.

Las preocupaciones acerca de las infecciones han desaparecido, indicó un experto en lentes de contacto quien reportó su investigación sobre los nuevos lentes de contacto ayer en la asamblea de Investigación para la Prevención de la Ceguera realizada en Washington, D.C. Esto se debe a que los nuevos lentes están hechos de materiales que repelen la bacteria mucho mejor que los de materiales más viejos, explicó.

En los pasados nueve meses, la Administración Federal de Drogas y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) ha aprobado tres de estos lentes para hasta 30 noches de uso prolongado, dijo el doctor. H Dwight Cavanagh, del Centro Médico de la University of Texas Southwestern en Dallas. Su equipo investigativo examinó los nuevos tres lentes, evaluando si causaban que mayor cantidad de bacteria se adhiera a la superficie de las células cornéales una medida de riesgo de infección algo que sí ocurrió en lentes convencionales de uso diario o prolongado. En total, se estudiaron más de 800 lentes de contacto.

Los lentes evaluados incluyen Bausch & Lomb Pure Vision, Ciba Vision Night & Day y los lentes Menicon Z. (Pure Vision no está actualmente disponible, el manufacturero suspendió la producción debido a una resolución del tribunal en una demanda de usurpación de patente) Pure Vision y Night & Day son lentes blandos, mientras que los Menicon Z son lentes rígidos.

Bien fuera que las personas usaran los lentes por seis noches como por 30, no hubo riesgo alguno ni un leve incremento en el riesgo que vinculara las células de la córnea con el organismo Pseudonomas aeruginosa; la bacteria vinculada con la mayoría de las infecciones cornéales, y las peores, relacionadas con los lentes. Los lentes rígidos se desempeñaron mejor que los lentes blandos, reportó Cavanagh.

"La duración de uso no pareció ser un problema", dijo. De hecho, los nuevos lentes producen menos riesgo de infección que los lentes de uso diario o prolongado utilizados hoy día.

Con los nuevos lentes, sostuvo, el riesgo de una infección ocular disminuye "en un factor de 10, e incluso hasta 40".

Sus estudios, financiados por El Instituto Nacional de Ojos y los fabricantes de los nuevos lentes, se publicaron en una reciente edición de "Ophtalmology"; otro estudio está pautado para que aparezca en la edición de noviembre de dicha revista médica.

Los nuevos materiales son tan seguros, aseveró Cavanagh, que incluso usuarios de lentes de contacto quienes no planeen dormir con sus lentes deben considerar cambiar a los materiales más nuevos para minimizar el riesgo de infección.

Aproximadamente 35 millones de estadounidense usan lentes de contacto, de acuerdo con estimados realizados por el Concilio de Lentes de Contacto. Cerca de 85 por ciento elige lentes blandos, y 15 por ciento prefiere lentes rígidos.

Un experto en infecciones cornéales llamó a los estudios impresionantes .

"Hay esperanza", manifestó Richard J. OCallaghan, un profesor de microbiología, inmunología y parasitología en el Centro de Ciencias de la Salud de Louisiana State University en Nueva Orleáns. "La investigación está hablando sobre un cambio importante en la frecuencia de la infección [con el uso de los nuevos lentes de uso prolongado]".

El eliminar que las bacterias tengan acceso a la córnea y se peguen al lente, expuso, debe reducir grandemente la infección.

No todos se pueden ajustar apropiadamente con los nuevos lentes. Algunos modelos no están hechos todavía para corregir el astigmatismo, una incapacidad ocular de enfocar adecuadamente debido a la formación irregular de la córnea. Y todavía no están disponibles como desechables, aunque Cavanagh espera que lo estén en el futuro.

Los nuevos lentes de uso prolongado "ofrecen opciones", indicó Cavanagh, y para algunos una alternativa es LASIK.

Aunque el riesgo de infección con los nuevos lentes de uso prolongado es menos, no son libres de mantenimiento. "Tendrás que limpiarlos", indicó Cavanagh. Además, algunas personas podrían tener un problema de alergias con el material.

Si los lentes de contacto de uso prolongado se popularizarán nuevamente no se sabe. Tomará tiempo para cambiar tanto el pensamiento del público con el de los especialistas del cuidado ocular, reconoció Cavanagh.

"Los doctores y el público han estado escuchando durante los pasados 15 años, 'No hagas esto' ", cuando se trata de lentes de uso prolongado, sostuvo Cavanagh. "Tenemos muchas cosas para no hacer".

Qué hacer

Para más información sobre lentes de contacto, visita el Concilio de Lentes de Contacto, que también tiene más documentación sobre preguntas frecuentes acerca de lentes de contacto.

Fuentes: H. Dwight Cavanagh, M.D., Ph.D., profesor y vicepresidente, The Dr. W.Maxwell Thomas Chair in Ophtalmology, decano asociado, servicios clínicos y director médico, Zale Lipshy University Hospital, Centro Médico de University of Texas Southwestern, Dallas; Richard J. OCallaghan, Ph.D., profesor, departamento de microbiología, inmunología y parasitología, Centro de Ciencias de la Salud de Louisiana State University, y jefe, Sección de Bacteriología Médica, Nueva Orleáns, 24 de septiembre de 2002, presentación, asamblea de Investigación para la Prevención de la Ceguera, Washington, D.C.
Consumer News in Spanish