Muertes por gripe aviar en una familia no son precursoras de una pandemia

Expertos subrayan que los casos en Indonesia no significan que el virus puede propagarse entre seres humanos fácilmente

MIÉRCOLES 24 de mayo (HealthDay News/HispaniCare) -- Un grupo de muertes por la gripe aviar en una familia de Indonesia ha preocupado a las autoridades internacionales del salud de que el virulento virus podría habérselas arreglado para mutar y así poder propagarse fácilmente entre los seres humanos. Sin embargo, los expertos en enfermedades infecciosas subrayan que este reciente desarrollo no debe ser causa de pánico entre el público.

Hasta el miércoles, la Organización Mundial de la Salud (OMS) aseveró que no iba a cambiar su nivel de alerta de pandemia. Actualmente está en un nivel en que "no hay ninguna transmisión entre seres humanos o una transmisión muy limitada".

La agencia también está investigando si la cepa de Indonesia se propagó entre siete familiares que viven en la isla del norte de Sumatra, seis de los cuales han muerto. Una de las víctimas, un hombre de 32 años, murió después de infectarse mientras atendía a su hijo enfermo de 10 años, quien eventualmente murió de la enfermedad. Parece que el chico se contagió de su tía. Si se confirma, sería el primer caso registrado de una transmisión de tres personas con el H5N1, afirmaron los expertos.

Sin embargo, hasta ahora, las autoridades de la OMS afirman que no hay pruebas de que el virus haya mutado. Una octava familiar fue enterrada antes de que se pudieran realizar pruebas, pero también se considera que estaba infectada con la cepa H5N1 de la gripe aviar.

En Sumatra se encuentran destacados epidemiólogos, entre ellos dos expertos de la sede mundial de la OMS en Ginebra y de los Centers for Disease Control and Prevention de Atlanta, dando seguimiento al brote, identificando personas que hayan tenido contacto con la víctima más reciente y revisando cualquier señal de enfermedad.

Mientras tanto, expertos en este país afirmaron el miércoles que hay poca causa de inquietud en este momento.

"No hay pruebas de que la propagación actual en este grupo familiar en Indonesia represente una mutación importante del virus H5N1", afirmó el Dr. Marc Siegel, autor de Bird Flu: Everything You Need to Know About the Next Pandemic (La gripe aviar: todo lo que tiene que saber sobre la próxima pandemia), y profesor clínico asociado de medicina en la Facultad de Medicina de la Universidad de Nueva York en esa ciudad. "Prefiero el método que usan en CSI a una especulación descontrolada".

Los expertos concuerdan en general de que tendría que haber un cambio genético importante en la cepa H5N1 de la gripe aviar antes de que pueda transmitirse fácilmente de un ser humano a otro. Tales cambios no parecen haber ocurrido en este caso.

Y todavía existe la posibilidad de que un ave infectada haya desencadenado el brote y simplemente aún no haya sido identificada.

"La primera persona que creen que resultó infectada hace más de dos semanas está enterrada y probablemente cualquier ave enferma está muerta y enterrada también", añadió la Dra. Susan McLellan, profesora asociada de medicina de la Facultad de Medicina de la Universidad de Tulane en Nueva Orleáns. "Sabemos que hay gripe aviar en Indonesia. No creo que sea un gran misterio. Creo que ella fue probablemente otra persona que contrajo la gripe de un ave".

Pero dado que las autoridades no pueden encontrar la fuente de la infección, genera la posibilidad de que el virus se propagara de un ser humano a otro, en lugar de un ave a un ser humano. Esto, a su vez, genera el temor de que al virus le resulte más fácil saltar entre seres humanos, lo que posiblemente llevaría a una pandemia.

Hasta ahora, la gripe aviar ha matado a 124 personas en 10 países, la mayoría en Vietnam e Indonesia. Esto es de 218 casos humanos documentados en esos mismos 10 países. Más de 200 millones de aves de corral han sido sacrificadas en todo el mundo para ayudar a detener la propagación de la enfermedad.

Las muertes humanas han sido mayormente en Asia y entre personas que han tenido un contacto cercano y prolongado con aves infectadas, como trabajadores de granjas avícolas.

Sin embargo, ha habido casos aislados de transmisión entre seres humanos, todos entre familiares, según el New York Times.

"La gran pregunta es de dónde sacaron el virus", planteó Siegel. "Si se lo transmitieron mutuamente, cosa que no se ha comprobado, pienso que es absolutamente probable que sea un gran inóculo [cantidad del virus]. Si se toma una gran cantidad y se echa en los pulmones de alguien, se enfermará".

Según Siegel, la tos y el estornudo no parecen ser suficientes para propagar el virus entre seres humanos porque el virus tiene que llegar a los pulmones. Si un miembro de la familia atendiera a un enfermo, el contacto podría ser suficientemente cercano para representar un peligro. Y la primera mujer que contrajo el virus también fue anfitriona de un asado de cerdo para varios invitados mientras estaba enferma.

"Claramente, estaba tosiendo... y las personas se quedaban en su minúscula vivienda, así que hubo un contacto realmente cercano", relató McLellan.

Un chico que fue expuesto a la enferma original propagó entonces la enfermedad a su padre, un preocupante caso de transmisión secundaria. Sin embargo, una vez más, la transmisión ocurrió en un contacto extremadamente cercano, apuntó McLellan.

Y los expertos no han descartado la posibilidad de que las personas se infectaran por los alimentos que la mujer original preparó, o que la mujer de alguna manera podía propagar el virus con una mayor eficiencia. Esas son consideraciones reales, afirmó McLellan.

"Ciertamente no es algo que se pueda ignorar ya que si, de hecho, hay algunas personas que encuentran una manera de propagarlo mejor que otros o si hay un medio no reconocido como los productos alimentarios contaminados, necesitamos saberlo", señaló.

Las autoridades también necesitan establecer si el virus se está aclimatando mejor a anfitriones humanos incluso sin un importante cambio genético, añadió Siegel.

Sin embargo, tal vez nunca se conozcan todos los detalles.

"Se necesita más información sobre qué está sucediendo y es probable que las autoridades tengan dificultad para dar una explicación u otra", agregó el Dr. Gordon Dickinson, jefe de enfermedades infecciosas de la Facultad de Medicina de la Universidad de Miami. "Tal vez sólo nos quedemos sabiendo que es un posible grupo relacionado a la transmisión de un ser humano a otro".

Más información

Para más información sobre la gripe aviar, visite los U.S. Centers for Disease Control and Prevention.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Gordon Dickinson, M.D., chief, infectious diseases, University of Miami Miller School of Medicine; Marc Siegel, M.D., author, Bird Flu: Everything You Need to Know About the Next Pandemic, and clinical associate professor, medicine, New York University School of Medicine, New York City; Susan McLellan, M.D., associate professor, medicine, infectious diseases section, Tulane University School of Medicine, New Orleans; New York Times; Bloomberg
Consumer News in Spanish