See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Un estudio detecta un luchador natural contra infecciones

El cuerpo produce su propio peróxido de hidrógeno, pero éste debe mantenerse en equilibrio

JUEVES 3 de enero (HealthDay News/Dr. Tango) -- El cuerpo humano produce su propio peróxido de hidrógeno, el mismo desinfectante que se encuentra en muchos botiquines de primeros auxilios y en los armarios del baño, para ayudar a combatir las infecciones y mantener las células sanas.

Sin embargo, cuando los niveles de peróxido de hidrógeno en el cuerpo son demasiado elevados, esto puede poner en peligro a las estructuras celulares.

Ahora, investigadores de la Facultad de medicina de la Universidad de Wake Forest en Winston-Salem, Carolina del Norte, han publicado un descripción completa acerca de la forma en la que dos proteínas trabajan en equipo para mantener el peróxido de hidrógeno a un nivel normal.

En el informe que aparece en la edición del 3 de enero de Nature, los investigadores describen la actividad de una molécula llamada peroxiredoxina (Prx), que ayuda a mantener los niveles de peróxido de hidrógeno por debajo de la cantidad que causaría un daño a las estructuras celulares. De acuerdo con los investigadores, la Prx convierte el peróxido de hidrógeno en agua, pero cuando los niveles del compuesto son muy altos, la Prx empieza a llamar a otras proteínas para que la ayuden con la tarea.

"Básicamente actúa como un sensor y advierte a las células que los niveles son demasiado altos y que éstas necesitan responder", explicó en una declaración preparada el autor principal Thomas J. Jonsson, becario posdoctoral de la Wake Forest. "Una vez desaparece la amenaza, la Prx necesita volver a su estado normal".

La pregunta que el equipo quería responder era como la Prx volvía a su estado normal. La investigación previa indicaba que una proteína llamada sulfiredoxina (Srx) participaba en ese proceso. El equipo utilizó cristalografía asistida por rayos X para comprender cómo la Srx trabajaba con la Prx. La tecnología permitió al equipo captar el proceso en tres dimensiones.

Lo que el equipo de investigación encontró fue un proceso al que calificaron como un "abrazo": La Prx se desdobla, gira y se adhiere a la parte posterior de la Srx. Ese abrazo crea una reacción química que repara la Prx.

De acuerdo con los investigadores, comprender las formas en las que las proteínas trabajan para mantener a las células sanas podría ofrecernos un conocimiento acerca de cómo se produce el daño cuando los procesos no funcionan correctamente.

Más información

Para saber más acerca de la estructura celular, visite el U.S. National Cancer Institute.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTE: Wake Forest University Baptist Medical Center, news release, Jan. 2, 2008
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined